Vivimos situaciones de ¡¡VERTIGO!!

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

“Me estoy volviendo un poco loco”, es broma; sigo muy cuerdo pero me leo casi todo lo que tengo oportunidad de encontrar sobre búsqueda de trabajo, emprendimiento, economía, como funcionan aquellos que ya están embarcados en proyectos; les pregunto y me preocupo por su estado de ánimo, por cierto, no es muy bueno y todos me dicen que tenga mucho cuidado si quiero autoemplearme pero al levantarme cada mañana, me siento infrautilizado y pronto he de poner en marcha los mecanismos de compensación emocional, estos te conducen a buscar más información que te de seguridad para la toma de decisiones; buscas formación y pides información, precio, tiempo de finalización y te das cuenta que hay un negocio emergente debido esta situación de inseguridad; 3000€ un curso de alguna garantía, 5000€ un máster y mientras leo las condiciones, miro a mis hijas y pienso que ellas necesitan más que yo, esos 3000€ o 5000€ para su formación y además seguramente ellas los aprovechen mejor que yo y termino diciéndome: ¡¡Macho para ya, cálmate y reflexiona!!

   A ver:

– ¿Cuáles son mis principales compromisos?: Mis hijas, de momento, los cursos descartados.

– ¿Cuál es mi margen de supervivencia?: “No llevo mucho en el desempleo”, calma, pero “se me parte el alma” pensando en los que llevan mucho más tiempo ¡¡Ánimo!!

– ¿Cómo soy?: Buen padre, buen marido, buena persona, honrado, constante, experto, animado, positivo, equilibrado……

– ¿Qué ofrezco?: Un profesional inquieto en constante búsqueda de soluciones, que sabe divertirse son su trabajo consiguiendo sus objetivos por pura diversión, que es la mejor manera de ofrecer rentabilidad.

– ¿Entonces, por qué esta situación, por qué no tengo trabajo?: “Fácil”, no lo hay y no es culpa nuestra, la mayoría de los desempleados de España hicimos lo que nuestros líderes nos decían que debíamos hacer y lo intentábamos hacer de la mejor manera posible, insisto, no es culpa nuestra.

– ¿Qué debo hacer?: Seguir leyendo sobre búsqueda de trabajo, emprendimiento, marca personal, economía, formación… y mañana vuelta a empezar y espero que no falte nadie, hoy no ha terminado y mañana podemos tener otra oportunidad.


Saludos y sed felices.

"Jurassik Park"

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!


Ayer leí en una artículo en Expansión titulado: Jurassik Parkc y mientras lo leía pensaba en los emprendedores que conozco y en especial los que se iniciaron recientemente, justo cuando terminé de leerlo empezaba Informa Semanal y este programa confirmó mi teoría, claro está, basada en mi humilde experiencia.


Con la situación de crisis actual y el cataclismo de hace 65 millones años, el autor hace una metáfora sobre el declive de las grandes empresas y los dinosaurios, con el resurgimiento de los emprendedores y los mamíferos. 

Dice que los dinosaurios empezaron su declive unos miles de años antes del impacto del meteorito y que este hecho simplemente aceleró su final; algo parecido a lo que le venía ocurriendo a las grandes empresas y que la crisis, cual meteorito, está acelerando su final.

Escribe sobre que la desaparición de los dinosaurios permitió el resurgimiento de los mamíferos, hecho que ocurrió por la progresiva y completa eliminación de la competencia que estos sufrían y por su mejor adaptación al nuevo medio: su tamaño les permitía vivir bajo tierra, necesitar menos oxigeno y según algunas hipótesis, se alimentaban de los restos de dinosaurios muertos, que como puedes deducir, cada vez había más. Hablar de periodos de tiempo con estos temas pueden ser miles o millones de años, la naturaleza se toma su tiempo para realizar las adaptaciones necesarias ¿Y nosotros? Desde mi modesta opinión, hay grandes diferencias.

¿Que las grandes empresas van a desaparecer? ¡¡¿Estamos locos o qué?!! Hay que ayudar a todo aquel que esté preparado para emprender y la mejor manera de ayudarle, es que las grandes empresas creen empleo para que estos emprendedores tengan clientes y que el estado, con su gestión, les ayude a empezar. 

Puestos a comparar, la mayoría de “pequeños mamíferos” que “purulamos” por aquí “sólo” queremos sacar a nuestras familias “palante” y tener para algún capricho, no creáis que es poca cosa.

Os decía que termine de leer el artículo y empezó Informe Semanal con este reportaje. Para mí los principales protagonistas son José Antonio e Inés. El primero es un profesional en paro, no dice la edad pero parece un mayor de 45 padre de dos adolescentes, y la segunda, es una chica muy Joven que ha salido del paro emprendiendo, ha montado una consultora que le da para sus gastos ¿Montar una consultara para tus gastos porque puedes vivir con tus padres es emprender? ¡¡Ojo!! No crítico a la chica ¡¡Ole por ella!!

Conozco a muchos emprendedores y los dividido entres grupos:

1º) Los que empezaron en los mejores momentos y de los cuales, sobreviven los que mejor gestionaron sus beneficios: pagando sus deudas, estando al día con proveedores y sobre todo, pagando su casa, estos hoy consiguen vivir pero no se fían de la situación.

2º) Los que empezaron poco antes de declararse la crisis, de entre los cuales sobreviven los que contaron con la ayuda de la familia, no necesitaron mucho crédito y además, no tienen muchas cargas familiares.

3º) Los que han empezado con la crisis, a estos las familias apenas les pueden ayudar, porque muchos de los que deberíamos hacerlo estamos desempleados y los activos, sufren continuas bajadas de salarios, estamos fritos a impuestos directos e indirectos y nadie da crédito, así es que bastante tenemos para llegar a final de mes.

Desde mi modesta opinión para emprender con garantías en la situación que estamos, se necesita que se cumplan los plazos naturales y estos necesitan tiempo.

Estamos ante “una nueva era” y se tienen que crear nuevas especies” ¿Se marcaron plazos los mamíferos? ¿Se saltaron alguno? 

Necesitamos consolidar el emprendedor del futuro y eliminado a sus Padres del proceso no lo vamos a conseguir, ninguna cría puede enfrentarse al mundo con garantías, si no consolida sus valores y hoy en día no estamos preparados para transmitir esos valores ¿Creéis que José Antonio está preparado para transmitirle la valentía necesaria a sus hijas? ¿Creéis que José Antonio está en el mejor momento de emprender? Solo pensar en cómo sacar a su familia “palante” le absorbe cualquier idea, José Antonio está en el mejor momento de ser contratado, la situación por la que está pasando le está enseñando mucho y con la calma de un trabajo, enseñaría y ayudaría a sus hijas, a optar por la opción del autoempleo.

Hace un par de meses un amigo de 37 años me daba la triste noticia de que sufre una enfermedad irreversible. Trabajó para una gran multinacional y estaba muy bien valorado pero tras un desengaño, decidió emprender; es de los que empezó con la crisis, tuvo la ayuda de su familia y es soltero, me cuenta que está perdiendo en torno a un 50% de facturación anual. Es un luchador y se niega a abandonar su proyecto por su enfermedad pero también siente que necesita ayuda. Ha empezado a buscarla y ha diseñado un tipo de acuerdo para poder contratar a una persona de su misma formación, ha puesto anuncios y está desbordado con las solicitudes, las condiciones son: que compartirá los beneficios con quien contrate y este se pagará sus autónomos, los beneficios actualmente rondan los 1000€, o sea que quien contrate, si no siguen bajando los beneficios, podrá ganar ¿Cuánto, 300€? Bueno pues aún y así hay quien se conforma con sacar para el autónomo, el perfil: hombre joven, con formación universitaria que vive con sus Padres. Dice mi amigo que para quien sea capaz, es el mejor momento de explotar a los trabajadores ¿Esto es emprender? 

Seamos realistas, no fuimos culpables de la crisis y no los somos del paro ¡¡Por favor!! Qué alguien ponga un poco de cordura.

Saludos y se feliz.

¡¡”Enabiendo salu to lo demáh jhaspucia”!!

¡¡Hola gente!!
   Está claro que nuestra actitud nos abre o nos cierra puertas. La mía siempre es positiva, en alguna ocasión he comentado que volví a nacer con 22 años gracias a la determinación de un cirujano y desde entonces he ido aprendiendo a manejarme para no desperdiciar ni un segundo del los 25 que llevo acumulados de regalo.

   He creado una familia, he viajado, he ayudado a otros, he trabajado y espero volver a hacerlo pronto y veo en cada día una oportunidad que no puedo desperdiciar, el “simple hecho” escuchar a otros ya hace que merezca la pena el día.

   Esta actitud te da muchas más caricias que golpes, aunque son estos los que más te marcan, es cierto que con el paso de los años cada vez duelen menos y son las caricias las que más te acompañan.

   He recibido muchos golpes y los me quedan que encajar pero quiero quedarme con las caricias, como por ejemplo: las de un Padre que sin esperártelo te da las gracias por haberle ayudado a entender que es lo prioritario, la sonrisa de una desconocida que al ver su estado de ánimo en una sala de espera te ofreces para charlar,  el abrazo de una madre con un hijo anoréxico y el anciano arrepentido de su vida que tras una charla de sabios consejos te dice: “acuérdate de lo hemoh hablao y ya sabeh ¡¡enhabiendo salu to lo demah jhaspucia!!”

Saludos y sed felices, pasad un buen finde y el lunes todos por aquí. 

¿Quién maneja los hilos?: ¿Los más formados, los mejores lideres o los manipuladores?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Imagino que más de uno se habrá hecho estas preguntas y seguro que han llegado a crear sus respuestas, yo tengo las mías y son estas.

Lo primero que hice fue intentar definir quién es quién.

Los más formados:Los más formados suelen ser personas nobles a las que lo que más les motiva es el conocimiento puro, actividad que les dura mientras viven y que como objetivo, tienen compartirla con el mundo para hacerlo mejor, su vida es el estudio y confían en encontrar lideres nobles, que se encarguen de expandir sus conocimientos.

   Los mejores Líderes: Para mí un líder es aquel que sabiendo de su condición y nobleza, la pone al servicio de su grupo, sin mayor interés que el progreso del mismo; siendo él, el primero que con el ejemplo, hará lo necesario para seguir manteniendo la unidad del grupo y así entre todos, superar las crisis que puedan venir. Sabe del poder de sus actos y conoce de la confianza que en él deposita el grupo, condición que no usa en su beneficio, sabe que el beneficio del grupo le reportará el suyo y para él, la mentira no es el camino.


Los manipuladores: No son ni lo uno ni lo otro, pero lo han envidiado siempre, no han podido competir con los primeros y tampoco con los segundos pero aprovechándose de su nobleza, han encontrado la forma de manipular a unos y otros, para ganarse su confianza y encontrar el momento oportuno en el que usar sus “virtudes” para su beneficio.  Han aprendido a imitarlos, han estudiado como manejar la vulnerabilidad del grupo y para ellos, la mentira es el único camino, son incapaces de ver que su duración es corta porque otros como ellos están preparados para  “sustituirlos”.   


¿Quién tiene el poder y a donde nos conduce? Yo ya tengo mi respuesta ¿Crees que podemos hacer algo, de qué se trataría?
Saludos y se feliz.

El Estrés: Los Hijos 4ª Parte (La Adolescencia)

¡¡Hola gente!!  
.
   Cuando leo post sobre recomendaciones de como elaborar un CV, hacer una entrevista, emprender, etc. siempre me queda la sensación de no quedarme satisfecho, me gustaría leer algo completamente adaptado a mí y entiendo que es imposible, quien escribe deja que cada uno sea capaz de sacar sus conclusiones y que se ponga manos a la obra para hacer los cambios oportunos, si los necesita.

   No es necesario que explique que es la adolescencia, se puede leer mucho sobre ella y hay muchos consejos sobre cómo manejarla, sin embargo no conozco a ningún Padre o Madre que no “sufra” sus efectos, por su exceso o su defecto, en muchos casos les conduce hasta el agotamiento emocional.  

   Hace mucho tiempo que me dedico a la venta y he aprendido que la primera necesidad de mi cliente no la cubro con mis productos, la cubro abriéndome para escuchar sus emociones y compartiendo las mías; esto me ha dado la oportunidad de aprender mucho sobre muchos temas y el de la adolescencia es algo que he tratado muchas veces.

   Que no se asuste nadie, solo hace falta amor, coraje y valentía.

   Amor: No son nuestros enemigos, son nuestros hijos ¿Se puede amar algo más que a un hijo? No os agotéis, no perdáis los nervios más allá de lo tolerable, si, de acuerdo, serán años duros pero bien gestionado “el premio”  compensa.

   Coraje: Creen saber más que nosotros de todo, solo somos unos viejos pasados de moda que no tenemos ni idea de sexo, drogas, alcohol, velocidad, música…… es decir, no tenemos ni idea de todo aquello que están descubriendo, debemos tener coraje para no abandonar e insistir en el mensaje de que quienes verdaderamente saben de eso y les pueden ayudar en todas sus dudas somos nosotros y no sus amigos, debemos demostrárselo y para eso tendremos que salir de nuestra zona de confort y aguantar sus “arreones” para insistir en el mensaje de que a quién deben pedir ayuda es a nosotros, sus Padres, las personas que siempre van a estar ahí.

   Valentía: Posiblemente sea la parte más delicada del periodo, debemos superar el miedo a que les pase algo y no buscar conflictos con prohibiciones, estos conflictos les ayudan a justificarse para confirmar que somos sus “enemigos”. Tengamos en cuenta que aunque pueda parecer que no escuchan si lo hacen, aún me siguen sorprendiendo con cosas que dije y de las que no me acordaba. No tengo la ciencia infusa y por supuesto cometí errores, pero hay algo de lo que puedo presumir y es que me gusta compartir para aprender.

   Un día hablando con una chica más joven, tomando un café, le hable de los cambios que suponen la adolescencia y ella me dijo que si algo echaba de menos durante ese periodo eran los consejos de su Padre, le dije que yo lo intentaba pero que algunas veces era agotador y me pidió que insistiese, porque así nunca me lo podría echar en cara, cosa que ella si hacía con su Padre y no les permitía mantener una buena relación.

   De vuelta a casa tome una determinación. Le explicaría todo lo que necesita saber sobre: drogas, sexo, alcohol, tabaco, nutrición, estudios, etc. y le dije que bajo su responsabilidad estaría escucharme o no y que si algún día cometía un error que pudiese marcar su vida que no tuviese miedo y que me lo dijese  pero que nunca me reprochase que no se lo avise y le prometí que nunca le reprocharía no haberme hecho caso.

   Le pregunte si sabía por dónde debe cruzar la calle y me respondió que por el paso de cebra o por el semáforo, volví a preguntarle que podría ocurrir si no lo hace así y me respondió que la podrían atropellar y además sin tener derechos a nada, y volví a hacerle otra pregunta ¿Quién te lo enseño? Y me respondió: tu.
Saludos y sed felices.

El Estrés: Los hijos. 3º Parte (La niñez o la época del ¿Por qué?)

¡¡Hola gente!!
   Hay un periodo que, aproximadamente, va de los seis meses al año en el que todos los “problemas”, tras el nacimiento, se normalizan. Las madres empiezan a recuperar el ánimo, muchos miedos desaparecen, las visitas imprevistas también, te adaptas a las “normas impuestas” por la criatura y al año, más o menos, es cuando, al menos en mi caso, empieza aquello que en la Comunión del hijo de mi amigo dijo el Cura: “los Padres empezáis a educar a los hijos muy tarde”.

   Ese consejo ha estado y estará siempre en mi recuerdo ¿A qué se refería, qué quería decir? En alguno de mis post hablo de mi “afición” por buscar información continuamente sobre el origen de nuestras emociones y una cosa me llevaba a la otra y así sucesivamente, hasta que en una de las revistas a las que estaba suscrito (hace 21 años) leí que nuestra personalidad depende de varios factores pero que los más importantes son el cómo somos y en que nos convertimos durante la niñez, en este periodo de en que nos convertimos, que según el autor va desde que nacemos hasta los 8 o 10 años, es donde decían que debían intervenir los Padres con la educación; no nos olvidemos, los maestros deben ser nuestro apoyo en lo emocional y nosotros el suyo en lo académico.

  Todas las publicaciones decían que el secreto estaba en hablar, hablar y hablar, pero claro ¿De qué hablas con una niña de 14 meses? Seguí informándome y comprendí que no era el que, si no el cómo, se trataba de crear una hábito de dialogo entre ambos, buscar temas y dejar que pregunten, por ejemplo: Como hay que comer, por qué hay que dormir, por qué hay que asearse, por qué hay que cuidar el consumo de agua, luz y teléfono, que es una factura y por qué hay que pagarla, que es el dinero y cómo se gana……………..

   Puede parecer que no escuchan y que se aburren, puede que te dejen a medio hablar por irse a jugar, no importa, el objetivo no es que aprenda que es una factura, eso llega en la pre madurez,  es crear el hábito de dialogo entre ambos, no os agotéis, seguid con calma, tenéis unos años preciosos en los que preparar la irrupción de la adolescencia, manejar este periodo dependerá de cómo manejemos la niñez, os garantizo que la adolescencia es un gran reto ¡¡Preparaos!! Y sobre todo que no falten besos y abrazos.

   Hay una frase que desgraciadamente oigo con frecuencia y me irrita: “Mi hijo me ha salido muy malo”. Siempre hago la misma pregunta: ¿Que has hecho para evitarlo? Algunas veces me ha llevado a situaciones tensas. Que no quede en nuestra conciencia no haberlo intentado.  

Saludos y sed felices. 

“Yo el fin de semana desconecto” ¡Os envidio! ¡¡BUEN FINDE!!

¡¡Hola gente!!
   Nunca he conseguido desconectar al 100% durante un fin de semana, si, algunos momentos de esos en los que mi mente está a tope con otra actividad pero en cuanto la intensidad del momento permitía relajar mi concentración, siempre aparecían destellos de la planificación, el análisis, temas pendientes, etc. y realmente nunca he creído que se pueda llegar a desconectar ¿Hay alguna técnica que nos permita desconectar durante el fin de semana?

   Yo no la encontré, así es que lo acepte y elimine el sentimiento de culpa por no conseguirlo, ojala y desconectéis totalmente, eso sí ¡¡Por favor!! el lunes todos de nuevo por aquí.

Saludos y sed felices.

El Estrés: Los hijos (2ª Parte: El Nacimiento)

¡¡Hola gente!!
   Tras la introducción de la 1ª parte, voy a dividir mis siguientes entradas sobre los hijos en función de sus fases, al menos las que yo he experimentado, que son: nacimiento, niñez, adolescencia y pre madurez.

      El nacimiento de mi hija mayor supuso el mayor reto que hasta ahora he conseguido superar, a nuestra juventud, 25 años mi mujer y 26 yo, se le sumó la “presión” que supone tener un hijo, la depresión post parto y el “egoísmo” de las abuelas.

   Comprendí que debía ayudar a mi mujer a superar sus miedos e inseguridades, estado de ánimo que compartíamos pero que sufríamos de forma distinta, más exagerada y natural en una madre primeriza. Lo primero que tenía que hacer era “educar” a las abuelas, no me tildéis de machista, es así, los abuelos no se metían en nada, así es que, con un nudo en el estomago y repetidas veces tuve que dejar claro que ellas tenían derecho a disfrutar de su nieta pero no a educarla, ni a competir entre ellas por ser a la que más quisiese y que si no lo entendían complicarían la educación de mi hija y nuestra relación de pareja, el mensaje se entendió a medias y no con mucho agrado pero insistí e insistí y al final casi lo conseguí y estoy seguro de que esto pasa en muchas familias.

   El periodo del nacimiento, sin ser muy consciente, lo cerré a los seis meses y durante este, mi hija se enteraba de muy pocas cosas, aunque no le faltaron: besos, carantoñas, “apretujones” y demás muestras de cariño, no era eso lo que ella reclamaba, “sólo” necesitaba comer y dormir. Rápidamente aprendimos que a ella nuestros horarios no le importaban, comía y dormía cuando lo necesitaba, había veces que según las recomendaciones protocolizadas del pediatra debía comer pero dormía plácidamente y cuando debía dormir quería comer, al principio nos “irritaba” no poder mantener un horario adecuado a nuestras necesidades, sobre todo de sueño y comprendimos que negociar con un bebé esos horarios es imposible, así es que había que aceptarlo e intentar minimizar el impacto para poder cuidar nuestra salud mental y de pareja. 

   Cuando nació mi hija menor creíamos que lo aprendido con la mayor nos haría las cosas más fáciles ¡Ja! Fue otra aventura totalmente distinta. A las abuelas y demás familiares hubo que educarlos para que comprendiesen que estaban muy bien todas las muestras de cariño hacia la nueva componente de la familia, pero que era a mi hija mayor a la que en esos momentos y al menos durante un año, había que prestarle más atención, también costó lo suyo.

   Durante los seis primeros meses recibimos cantidad de consejos, pero si alguno de los que leéis mi post estáis en esa fase y aceptáis un consejo, agradecerlos y “exigir” espacio para que os adaptéis, con vuestras parejas, a la nueva situación y, sobre todo, para disfrutar de vuestro tiempo sin intromisiones.

Saludos y sed felices.

El Estrés: Los hijos (1º Parte)

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!


   ¡Mis hijos! Esta expresión es la que habitualmente utilizamos cuando iniciamos una frase con la que describir cómo son o qué hacen nuestros hijos, en mi caso sería ¡Mis hijas!


   Dentro de poco hará 21 años que nació mi hija, recuerdo aquel día como si fuese ayer, me pase horas mirándola y asimilando aquello, era como un juguete nuevo, me imaginaba durmiéndola, paseándola, bañándola, dándole el potito; en fin, imaginando cómo jugaría con ella, es mi hija y eso es lo que hacen los Padres.

   No tenía ni idea de lo que se me venía encima y es que aunque me lo hubiesen explicado de mil maneras distintas, no hubiese servido de mucho; recibí consejos de todo tipo: cómo darles de comer, como vestirla, como dormirla, etc. pero fue en la misa de la Comunión del hijo de un amigo cuando durante el Sermón del Cura recibí el mejor consejo de todos, dijo: “Los Padres cometéis el error de empezar a educar a vuestros hijos muy tarde” Se refería a que por los problemas que plantean en la adolescencia, es cuando más atención les prestamos pero que sin un entrenamiento previo de comunicación durante su niñez, estos problemas se resolverían con mayor dificultad.

   ¿Seguro que son nuestros? Mi formación de Padre acumula 21 cursos completos y de ellos 17 de refuerzo, tengo otra hija de 17 y por lo que veo, este “master” durara mientras viva y es el más completo de todos.

   La primera lección que recibí fue que si alguien pertenece a alguien somos nosotros a ellos; dormimos, comemosy salimos si nos dan permiso, manejan la economía, cuando son niños te permiten hacer el tonto, cuando son adolescentes es que eres tonto y cuando parece que ha pasado la adolescencia viene el : ¡Es que te crees que soy tonta! Esto sobre todo, cuando te atreves a dar algún consejo.

   ¡¡Lo sé!! Es agotador y es lo que hay.  Dan muchísimo trabajo, saltan, juegan, chillan, lloran, ríen, nunca reconocen sus travesuras o le echan la culpa a otros, nos engañan, tienen a las madres continuamente en híper alerta, consiguen que los matrimonios se distancien… añade lo que quieras. 

   Hay una expresión que me resulta curiosa ¡Pero niño, estate quieto! Yo me preocuparía mucho si un niño se estuviese quieto.

Saludos y sed felices.    

El estado de ánimo es contagioso, el desempleo no.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Esta mañana me ha pasado algo muy curioso y casi seguro que a muchos de los que, desgraciadamente, lleváis más tiempo que yo en el desempleo, también os ha pasado.

Para no perder contactos, he hecho una visita a la oficina de la asociación de Visitadores Médicos de mi provincia y aprovechando el acompañamiento de un familiar al Hospital, de dado una vuelta por sus instalaciones para visitar a esos Especialistas que no quiero que se olviden de mí y claro, me he encontrado con algún colega.
 
Habitualmente las conversaciones entre Visitadores Médicos son siempre sobre trabajo y en tono negativo: que si los objetivos, que si la administración, que si la competencia, que si los clientes, que si la empresa, que si el Jefe, etc., lo comprendo, hay que ser muy fuerte para saber manejarse bajo presión, Resilencia, así se le llama.
Cuando estaba en activo y durante esas conversaciones, siempre intentaba hacer ver el privilegio y la fortuna que suponía, poder disfrutar de un trabajo como el nuestro y participaba de las conversaciones buscando un tono más positivo, es más, tenía la impresión que alguno me buscaba para encontrar esas palabras.  
Hoy he coincidido uno de esos con los que solía actuar así y al verme, su cara fue de alegría pero no sabía nada de mi situación de desempleo, y al preguntarme cómo me iba (evidentemente buscaba crear la misma conversación de siempre) le he respondido con mi realidad y su cara ha cambiado, es como si le hubiese dicho que tengo gripe aviar y temiese contagiarse, y sin ser capaz de encontrar una palabra de ánimo hacía mí, se ha excusado con que tenía mucho que hacer.
Mi primera sensación ha sido de… y con perdón ¡¡seré gilipollas, con el tiempo que le he dedicado a este tío!! Pero en unos segundos he visto cual es el problema, el no tiene Resilencia y su problema es mayor que el mío.   
 
Saludos y se feliz.