Atención personalizada de PowerPoint.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Hace unos días fui a hacer unas compras de material de papelería al comercio de siempre, y al entrar, el dueño, que es un buen conocido, estaba hablando por teléfono muy cabreado, le hice gestos para saber si me podía acercar y me dijo que sí; al escuchar la conversación ya deduje que problema tenía y cuando colgó me dio más detalles.


La persona que estaba al otro lado del teléfono también es un buen conocido, además soy cliente suyo; es mucho más joven que yo y en muchas ocasiones hablamos de trato al cliente, de inteligencia emocional y sobre todo, de cómo encontrar el equilibrio entre trabajo y familia; busca mí consejo por qué sabe de mi experiencia como buen vendedor profesional, y de padre y marido comprometido.

El problema es que el primero negoció con el segundo unas condiciones para una hipoteca, condiciones que concretaron unos días antes de ir a firmar a la Notaría ¿qué ocurrió? Que cuando el notario leyó las condiciones, estas no coincidían, en unas décimas, con las que pactaron (ya conoces la variabilidad del precio del dinero de un día para otro) y el primero, por discreción, firmo la documentación pensando que luego lo podría arreglar con el segundo ¡Error! Acabas de aceptar las condiciones y ante Notario.

Cuando el primero termino de explicarme su versión, concluyo diciendo: ¡¡Fulano me ha engañado!! Puedes imaginar mi respuesta: ¡Pues no ¿para qué firmas?! El esperaba encontrar en mí, el apoyo del amigo que te da la razón para que así te sientas mejor; no obstante, en ese momento, me faltaba la otra versión y hasta entonces no podría opinar.

Aprovechando que tenía que hacer una gestión en la sucursal, le planteé al segundo un supuesto y como no es tonto, rápidamente se imaginó de donde lo tomaba (las cosas de los pueblos, que nos conocemos casi todos) y me explico su versión.

Efectivamente las condiciones habían cambiado y él dio por hecho (dar por hecho es otro error que “muchas veces” cometemos los vendedores por no pretender herir la inteligencia del cliente), que el primero era consciente de que el precio del dinero puede variar de un día para otro. 

Le “recriminé” que no le hubiese insistido en ese punto y me dio la razón, y me contó lo siguiente: “Gustavo, el otro día estuve en curso de ventas y de trato personalizado al cliente, en él nos dijeron que el origen de la mayoría de las cosas que sabemos no está ni en los libros ni en los cursos, que está en las experiencias que acumulamos, y en el mismo curso insistieron, y desde muy arriba, (por la problemática originada por la preferentes) en que debemos dar atención personalizada a todos los clientes, a ti te la estoy dando pero, por favor, mira un momento hacia atrás y dime que ves”; estaban todos sus compañeros ocupados ofreciendo trato personalizado y había algunos clientes, esperando con cara de desesperación para ser atendidos, le dije: “Para eso necesitáis más personal” y me contesto: “Lo pedimos y nos dijeron que por los ajustes (hablo de un gran banco, de esos que presume de gestión y muchos beneficios) posiblemente no se contrate ni para cubrir las vacaciones, en ese momento surgió la pregunta de algún compañero: ¿Y lo de la atención personalizada? La respuesta fue: Bueno, pues si no se puede, los mandáis a que hagan la gestión al cajero”. 

Como dijo el sabio: “Ahora vas y lo cascas, bueno twiteas”. Al próximo curso de atención personalizada, deberán convocar también a los cajeros automáticos.


Saludos y se feliz.
Anuncios

Ser positivo no da de comer, pero…

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Los que me leéis con frecuencia fácilmente podéis deducir que soy un hombre positivo; no soy Bloguero profesional y escribo sobre lo que se de mi trabajo, lo que veo y lo que siento; un Blog te da la oportunidad de, más o menos, hacer un “estudio sociológico” del estado de ánimo general y sinceramente no es muy bueno.

De alguna manera la gente está cansada de que le hablen de ser positivos cuando lo están pasando muy mal, están hartos de que le hablen de que mañana puede ser mejor, están hartos de que les digan que para resolver su problema de empleo tienen que emprender o autoemplearse, y están cansados de personas como yo, que insisten en que estar vivo es una oportunidad.

Hace unos días, hablando con un chaval de 25 años con unas condiciones únicas para haber sido un deportista profesional fantástico, me reconoció que por un momento de negatividad perdió una oportunidad que podría haber significado arreglar su futuro económico.

Ser positivo no da de comer, lo sé, pero en el ambiente que hoy en día “sufrimos”, opino que es la mejor elección para cada uno y para las personas de nuestro entorno. No me refiero a que te vayas de fiesta a celebrar los problemas que tenemos que superar cada día y no me refiero a que utilices la fiesta para olvidar los problemas que tenemos que superar cada día, me refiero a que pienses que quizás es la mejor alternativa para no desperdiciar una de esas pocas oportunidades que se pueden presentar.

Si tomo como guía la teoría de la selección natural, diría que la mejor manera de autoeliminarse de cualquier proceso es ser negativo.

Acéptame las modificaciones:

Darwin, El Origen de las especies: Existen organismos que se reproducen (Desempleados) y la progenie hereda características de sus progenitores (Desesperanza), existen variaciones de características si el medio ambiente (Empleo) no admite a todos los miembros de una población en crecimiento (Desempleados). Entonces aquellos miembros de la población con características menos adaptadas (Negativos) (según lo determine su medio ambiente) morirán con mayor probabilidad. Entonces aquellos miembros con características mejor adaptadas (Positivos) sobrevivirán más probablemente.

Saludos y fuerza para sacar tu positivismo, se feliz.

Fui “aprendiz de autónomo” y no tengo un buen recuerdo.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!
   ¿Por qué se empeñan en hacernos sentir culpables de todo? La crisis la hemos provocado nosotros por nuestro consumismo desenfrenado y ahora somos culpables de no resolverla porque somos unos cobardes incapaces de emprender o de autoemplearnos.

   Eran otros tiempos, mejores que los de ahora y durante tres años tuve que manejar el negocio familiar, bueno, pequeño negocio familiar; se trataba de un Tráiler (Camión para transporte de gran tonelaje, camionero vamos).

   Empecé con una ilusión enorme, aprendí a manejarme con todo lo necesario para ahorrarme el costo adicional de la gestoría ¿Qué pasaría con las gestorías si todos hiciésemos igual? Aprendí todo lo necesario para ahorrarme aquello que mis medios me pudiesen permitir en cuanto al mantenimiento de la máquina ¿Qué pasaría con los talleres y lavaderos si todos hiciésemos igual? Aprendí a hacer una conducción profesional que significaba un ahorro importante a largo plazo pero no me dejaban hacerlo: conducir incumpliendo los límites de velocidad para llegar a tiempo, incumplir las horas de descanso para hacer más portes y poder compensar las bajas tarifas que estábamos obligados a cobrar… y además para poder hacer todo lo anterior tenía que utilizar el tiempo que debería ser para compartir con mi familia, que no era otro que el que disponía desde el sábado por la mañana, hasta el domingo después de comer que me volvía a ir ¡¡Qué vidorra, eh!! Y por supuesto de vacaciones, nada de nada.  

   Los intermediarios, los cargadores, las cargas fiscales directas e indirectas; para que me cargasen el camión de manera que no afectase a mi seguridad tenía que “dar” una propina a los trabajadores que ya cobraban por hacerlo, esto consentido por sus encargados y sin opción a réplica, corrías el riesgo de quedar marcado  y claro, como no, la competencia desleal que intermediarios y cargadores consentían para conseguir hacer, avariciosamente, mucho más rentable su negocio y que impedían poder cobrar unas tarifas adecuadas.
  
   Llego el día en que por mi salud mental deje de hacer números, era frustrante ver como trabajabas para todo el mundo menos para ti.

   No obstante reconozco que algo hay que hacer y estoy abierto a volver a ser autónomo, de hecho pienso que puede ser una forma de compartir riesgos entre todos: políticos, empresas, emprendedores y trabajadores pero si volvemos al abuso y a la avaricia no arreglaremos nada, como siempre pondremos “un parche en una rueda que ya tiene muchos y al final terminará por reventar”.  

Saludos y se feliz.  

No lo dejes para mañana, igual no puedes.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

images (1)

Hay una cosa que me llama mucho la atención y que nunca he entendido: el miedo generalizado que le tenemos a la muerte ¡Si es algo que va a pasar, sí o sí!

Cuando eres joven… (¡Un momento! Yo aún soy muy joven) mejor dicho, cuando vives sin la responsabilidad de tener que cuidar y educar a otras personas que además son el producto de tus “actos”, no te planteas el hecho de que la muerta está ahí, al menos yo no lo hice; pero al poco tiempo de nacer mi hija si fue algo que me empezó a preocupar y que me llevo a pensar en las repercusiones que tendría si la muerte me llegase: la dejaría “desamparada”, no la vería crecer… y eran pensamientos que me estaban llevando hasta el punto de que cuando conducía (me paso la vida en la carretera con el coche y la bici) estaba tan pendiente de los demás vehículos, que me olvidaba de mi y acumulaba tal agotamiento emocional que me impedía disfrutar plenamente de mi vida y del tiempo con mi hija.

Nos han pintado la muerte como algo que nos acecha y que está deseando llevarnos y no lo entiendo, porque a ver ¿que qué le he hecho yo a la muerte para que me tenga ese interés? Y como siempre, cada vez que tengo algo pendiente con alguien no paro hasta que lo hablo y lo resuelvo, así es que un día “cite a la muerte a una reunión” de amiguetes, para mantener una charla que se desarrolló así:

 Yo: “A ver muerte” ¿Tu qué interés tienes para quitarme de en medio?

Muerte: ¡¡¿Yo?!! A ver Gustavo ¡Es que no os enteráis! Que llevo haciendo mi trabajo desde que surgió la vida ¿Por qué no le echas la culpa a la vida? Ella es la que te ha traído aquí, que yo lo que hago es “recoger los desechos” que ella provoca; pero bueno ni ella ni yo, esto es lo que hay, cada uno hace su trabajo cuando le toca ¿Y tú haces el tuyo cuando te toca?

Yo: ¿Qué quieres decir? 

Muerte: Si hombre, es muy fácil. Cuando la vida pone una criatura en tus manos ¿A qué te dedicas, la preparas para entender que yo tengo que hacer mi trabajo algún día y que ella “solo”  ha de aprender a vivir o te dedicas a dejar pasar el tiempo y a ver qué pasa?
 
Yo: ¡Hombre! Acaba de llegar, aún no he tenido tiempo…
 
Muerte: ¡¡¿Cómo?!! Recuerda: cada mañana al salir de casa, al llegar, al acostarse… y en cualquier momento, dile que la quieres, dale un beso y un abrazo cuando lo necesite y sobre todo: escúchala, por qué igual mañana no puedes y tu, deja pensar en mí yo no soy tu enemiga, solo hago mi trabajo y este lo voy a hacer sí o sí; así es que, tu preocúpate de tener una buena vida, sobre todo llena de cariño para que cuando yo llegue me puedas recibir con una gran sonrisa, esa que sale de una conciencia tranquila.
 
 ¡Bueno! Esta fue “mi charla” y tú ¿has tenido la tuya?
 
Saludos y se feliz.

¿Se puede ser Inteligente emocional, tener autoestima y seguridad en ti mismo?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Fotolia_47518280_Subscription_Monthly_XXL--478x270

¿Se puede ser inteligente emocional, tener autoestima y seguridad en ti mismo? Pues sí, ya lo creo que se puede y el uso combinado de estas tres virtudes, es el mejor camino para conseguir una vida repleta de coraje y superación sin dejar ayudar a los demás.

Una persona que tiene desarrollada y bien trabajada su inteligencia emocional, detecta a aquella persona que por su sensibilidad y empatía sufre por el dolor ajeno; a la que se muestra indiferente ante este dolor o lo aparenta por falta de empatía, o por su incapacidad para mitigarlo y también, a quien lo provoca y en cada uno de los casos sabe manejarse para ser capaz de:

1º) Ayudar al primero a que comprenda que la mejor manera de ayudar a los demás es ayudarse primero a si mismo/a.

2º) Invitar al segundo a que se atreva a disfrutar del placer y las enseñanzas que proporciona la empatía constructiva.

3º) Ser capaz, si es necesario, de enfrentarse al tercero, porque un inteligente emocional puede ser un rival muy duro para estos porque ni les intimida y ni les teme.

La inteligencia emocional no es una asignatura escolar al uso, aunque debiera serlo y raramente se tiene en cuenta en nuestros hogares; así es que, en la mayoría de los casos en que se tiene bien desarrollada esta gran virtud, se ha conseguido tras superar con valentía el sufrimiento que provoca la empatía, ya que una personalidad empática mal gestionada puede llevarnos a la zona más oscura de nuestra mente.

Un inteligente emocional investiga sobre lo que le hace sufrir y se enfrenta a ello buscándole la mejor solución posible, aceptando los errores como parte del proceso de superación; sabe que con la calma y la observación se resuelven mejor los problemas y a su vez, sabe disfrutar del la rapidez que la paciencia y la constancia les proporciona al resolverlos; todo esto le lleva a un nivel de autoestima y seguridad en si mismo/a fuera de lo habitual, algunas veces tanta, que muchas personas creen que son inaccesibles y los evitan y esto es un gran un error, ya que se pueden perder la oportunidad de aprender a vivir como un/a Inteligente Emocional.

Ten en cuenta que si trabajas bien tu Inteligencia Emocional aprenderás a detectar con un alto indice de acierto quien es un inteligente emocional y quien un prepotente y para empezar, ten en cuenta esto: un/a Inteligente Emocional acepta los vaivenes de la vida, prioriza, relativiza y ve en cada nuevo día una nueva oportunidad y sobre todo, lo comparten, por qué saben y aceptan que mañana puede que no tengan esa oportunidad.

Saludos y se feliz.

La musicalidad de un Blog.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

08757-descarga

¿Te gusta la música? A mi si, toda, desde la clásica al rock más duro.

Todo ese arte, todos esos autores y desde el origen de la vida, música para el cortejo, la meditación, compartir, saltar… en definitiva ¿qué sería de la vida sin la música?

La música es Donar emociones que te invitan a Recordar momentos que te hacen Mimar de manera cil tus sentimientos, ayudándote a Soltar tensiones para conseguir Laborar tu vida con la paciencia necesaria para saborearla y todo, con el resultado de jugar con Siete notas simples.

¿Te gusta escribir y hacerlo en un Blog? Escribir en un Blog es Donar emociones que te invitan a Recordar momentos que te hacen Mimar de manera cil tus sentimientos, ayudándote a Soltar tensiones para conseguir Laborar tu vida con la paciencia necesaria para saborearla y todo, con el resultado de jugar con veintiSiete letras simples.

¿Qué sería de la vida sin la escritura? ¿Qué sería de la vida sin compartir?

Si no te gusta el Rock no le des al play, pero son miles de personas de todas las clases sociales compartiendo emociones.

Saludos y se feliz.

Educar y educarse en inteligencia emocional para ser feliz.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Lo reconozco, nací siendo sensible y empático, algo que te puede parecer estupendo, pero que realmente puede ser fatal para uno mismo si no se educa correctamente, estoy convencido de que la mayoría nacemos con esta condición, la diferencia está en como nos enseñan a aceptarlo, a mostrarlo y sobre todo, a usarlo. 

Una personalidad así, a la que no se le eduque adecuadamente su inteligencia emocional, puede terminar en: malos resultados académicos, obesidad, anorexia, bulimia, depresión, drogodependencia, exclusión social…Yo fui obeso, de esto os hablaré otro día.   


Por supuesto, también hay personas que nacen con una predisposición totalmente distinta, y creo que con una buena educación sobre su inteligencia emocional se evitaría dolor, para ellos y para su entorno.

Era muy niño cuando empecé a notar que las emociones de los demás me afectaban, evidentemente si ahora no se educa la inteligencia emocional, imagínate a principio de los 70 del siglo pasado. 

No era consciente de que significaba aquello, pero me angustiaba todo lo que no fuese un trato cordial y educado; como ejemplo, había algo que me superaba y que me avergonzaba enormemente: ver como trataban a los camareros mientras trabajaban sin parar bandeja en mano, para llevar y retirar botellas, vasos, platos… les llamaban a gritos, dando palmadas, golpeando las mesas, exigiendo su comanda y nunca por su nombre, aquello me ponía enfermo.


¿Sabes que hice la primera vez que tuve que pedirle algo a un camarero? ¡Exacto! Preguntarle su nombre, algo que hago siempre y que por lo atípico, en alguna ocasión, me ha costado explicar por qué, pero que como consecuencia, en la mayoría de los casos, me ha permitido recibir un tratamiento VIP, aunque fuese para pedir un vaso de agua.



De donde viene el error de asociar el término Vendedor a persona que quiere engañar.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!  
                

Dice el refrán: “Quien bien compra, bien vende”. La venta no es ni más ni menos que un acuerdo entre dos personas en el que uno intenta sacar el mayor beneficio posible al vender y el otro al comprar ¿Dónde está el delito? 

La venta no es más que un juego en el que lo ideal sería que ambos obtuviesen el mismo beneficio, pero esto solo ocurre cuando el vendedor y el comprador tienen necesidades o habilidades similares, y sobre todo, aceptan el win-win

¿Cuántas veces es el comprador el que aprovechándose de la mala situación del vendedor saca un mejor partido de su compra? Lo estamos viendo hoy más que nunca ¿Cuántos se están enriqueciendo por la situación actual de muchas empresas y de particulares? ¿Podemos decir que la acción del comprador es también la de engañar?


Antes de desarrollar mi Post me gustaría preguntarte ¿Qué vendes o qué compras? Por qué estoy seguro de que vendes o compras algo, piénsalo, todo lo que haces es un acto de venta o compra, unas veces vendes una idea, un producto, un servicio o a ti mismo; ofrecer algo de forma altruista puede parecer un regalo, sin embargo no lo es, de una forma u otra se te devolverá  y puede que salgas ganando ya que ese valor es emocional.       

Yo diferenciaría el contacto “Vendedor/Cliente” en dos tipos:

1ª) Contacto continuo: Es un contacto que se mantiene en el tiempo llegando a durar decenas de años pudiendo generar, en algunas ocasiones, vínculos de amistad, unos ejemplos pueden ser: el Visitador Médico y Farmacéutico, el Panadero… o el Matrimonio y la relación con los hijos. 

2º) Contacto Ocasional: Es un contacto esporádico en el que, en líneas generales,  no se llega a crear relación y el cliente solo recordará al vendedor cuando tenga que cubrir su necesidad, este tipo de contacto lo subdividiría en otros dos:

– Contacto ocasional continuo: Comprar ropa, material informático, agencias de viaje…

– Contacto ocasional único: Comprar un piso, un coche…

En todos los tipos anteriores, el vendedor profesional sabe que si la venta inmediata es importante, lo es aún más las que generen los comentarios de los clientes satisfechos, por lo que nunca, insisto ¡Nunca! Engañará de forma consciente a su cliente. 

Volvamos al tema del título del Post. Efectivamente hace unos años se creó una mala imagen hacía El Vendedor, de hecho, muchos me recomendaban que no usase ese término para definirme profesionalmente y no me refiero a mi actividad actual, Visitador Médico y de Farmacias, que también; fue en mi periodo de vendedor de turismos y vehículos industriales, no lo entendía y como no lo entendía le busque una explicación y la que encontré exculpa al vendedor, el problema es que muchos compradores se sienten derrotados cuando descubren que si hubiesen negociado con otro vendedor habrían sacado mejores condiciones y en ese momento buscan exculpar “su torpeza” diciendo: “este vendedor me ha engañado” ¿Y si ocurre los contrario? ¿Y si lo que descubres es que has conseguido el mejor precio? ¿Entonces, qué dirás? ¿Dirás que has engañado al vendedor? o presumirás de ello diciendo que eres el comprador más listo que existe. 


Wikipedia: Un vendedor es aquella persona que tiene encomendada la venta de los productos o servicios de una compañía. Según el sector o la cultura de la compañía, puede recibir diferentes nombres: agente comercial, representante, ejecutivo de cuenta, ejecutivo de ventas, etc. La persona que vende productos en un comercio recibe el nombre de dependiente y no es objeto de este artículo.

Saludos y se feliz.

¿”Ideas nuevas”? Un poquito de humildad por favor.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Hace unos días recibí el comentario de alguien muy joven en el que más o menos me decía: que los “viejos” teníamos la culpa de la crisis y que deberíamos quitarnos de en medio para que sean ellos, “los jóvenes”, los que con sus ideas nuevas retomen la riendas del mundo; le recordé, ya que debido a sus juventud lo desconocía, que la crisis no empezó en el 2008, que en este año fue cuando estallo, después de años de ocultarla y que a esta situación, desde mi opinión, se llego por la consecuencia de las “actividades” empresariales realizadas por muchos de los que en los años 90 cogieron las riendas del mundo ¿Recordáis a los JASP y los Yupis? Solo pensaban en ganar dinero a cualquier precio y para qué: lujo, fiestas, popularidad, reconocimiento…

¡¡”No hay ideas nuevas”!! Hay un traspaso de conocimiento que hace que la humanidad encuentre formas de tener una vida más cómoda… ¡¡Un momento!! ¿La humanidad? La humanidad no es el periodo que va desde el momento que crees que lo sabes todo hasta tu desaparición, si además crees que sin ti esto no funciona y que seguirte es el objetivo, estas equivocado ¡¡No!! Tú y todos somos insignificantes estaciones de paso para el conocimiento humano, este debería ser el objetivo y no tu ego.
La humanidad ha evolucionado adaptándose al medio y valorando que era lo que podía utilizar para mejorar su calidad de vida, casi siempre observando y estudiando cómo se comportaba  la naturaleza ¡Sí! La naturaleza, eso que algunos maltratan por creerse el principio y el fin de todo.

¡Por favor! un poquito de humildad, vamos a sentar las bases de una sociedad mejor, solo lo podremos hacer desde el sentido común. Enseñar a los niños la tabla de multiplicar antes que a alimentarse correctamente no es de sentido común, enseñar a los niños a manejar un ordenador antes que a utilizar una papelera no es de sentido común, enseñar a los niños a ganar antes que a competir no es de sentido común…

Saludos y se feliz.

“Cada puerta es un telón y en cada casa hay una función”

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

   Hay algo que siempre me ha llamado la atención: la cultura de ocultar nuestras “desgracias” como si fuésemos los únicos en sufrirlas. Puedes pensar que esto solo ocurre en los pueblos, en las clases más bajas o a las personas más mayores, pero no ¡Ni mucho menos! Es algo que supera las clases sociales, las grandes urbes, la edad y la época, por muy moderna que esta sea. No digo que vayas contando tus desgracias con un megáfono cual vendedor de melones pero ¿Por qué no tratar lo que nos ocurre con normalidad? Todos tenemos problemas.


   Por ejemplo:

   – ¿No sería mejor para nuestra salud mental compartir que nos hemos quedado en el desempleo?

   – ¿No sería mejor para nuestra salud mental compartir que sufrimos una enfermedad grave?

   – ¿No sería mejor para nuestra salud mental compartir que atravesamos una crisis de pareja?
   – ¿No sería mejor para nuestra salud mental compartir que atravesamos por una crisis emocional?

   – ¿No sería mejor para nuestra salud mental compartir que necesitamos ayuda con nuestros hijos adolescentes?

   – ¿No sería mejor para nuestra salud mental compartir…

   Si, lo sé, sé que hay personas que se alegran de las desgracias de los demás y sabes lo que más les duele, que no intentes ocultarlas, cuando las tratas abiertamente sabiendo que “Cada puerta es un telón y en cada casa hay una función” les desmontas todo su planteamiento y si además añades la energía suficiente para demostrar que confías en resolverlo, consigues tres cosas: darle una lección, mejorar tu salud mental y subir tu autoestima.

   Dedicado a todas aquellas personas y familias que puedan necesitar un abrazo o una palabra de aliento para superar el reto en el que están y no olvides que mañana lo puede necesitar cualquiera.

Este Post ha sido inspirado por Guilleromo Rodríguez ¡¡Gracias Inspirulino!!

http://guillermorodriguezb.wordpress.com/2013/05/24/salud-ilusion-y-exitos/

Saludos y se feliz.