Las “vacaciones” de un desempleado.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!


Cumplo tres meses en el desempleo y desgraciadamente sin ofertas de empleo a la vista. Estos meses he generado mucha actividad para buscar empleo y se me han pasado muy rápido: crear una estrategia y marcarme nuevos objetivos según la situación en la que este, aprender sobre marca personal, leer sobre cómo afrontar una entrevista y crear un Blog en el que compartir mis experiencias, y lo más estresante: mantenerlo activo escribiendo con humildad, pero intentando aportar cosas a quien lo lea. 

Todo esto me está ayudado enormemente a ocupar mi tiempo y son actividades que te recomiendo, por supuesto sin que te falte realizar otras actividades que te ayuden a desconectar de la difícil tarea de buscar empleo y sinceramente, para mí la mejor opción es hacer deporte.  


El viernes recibí la “mala noticia” de no haber sido el elegido para ocupar una oferta de empleo muy interesante, había un pequeño detalle en el conocimiento de la zona de trabajo que no me ayudo, pero haciendo un buen uso de la inteligencia emocional me hizo valorar positivamente el que hay empresas a las que les resulta atractivo mi perfil profesional y por qué no, alegrarme de que otra persona pueda haber encontrado la oportunidad que buscaba, y a lo mejor, desde hace mucho más tiempo que yo. 

Sin embargo, ayer me ocurrió algo que me “preocupó”. Son las fiestas de mi pueblo y como cada año, quedamos un gran número de familiares para pasar un buen rato, pero no lo disfruté, pensar en la oportunidad perdida me hizo estar toda la noche fuera de ambiente, cosa que, con toda la razón, “me reprocharon” recordándome que no soy esa persona que se “atasca” ante una mala experiencia, lo pensé un poco y caí en la cuenta de que quizás estaba agotado por tanta tensión acumulada.

Durante la mañana de hoy he estado pensando en que podía hacer para no permitir llegar a ese extremo de cansancio, y he llegado a la conclusión de que trabajar buscando trabajo agota muchísimo emocionalmente y como decía al principio, me encuentro ante una nueva situación: la búsqueda de empleo, que necesita ser aceptada por mis emociones y quizás necesite reflexionar con unas vacaciones para desempleados.

Vacaciones para un desempleado:

1º)  Mirar las páginas de empleo una vez por semana.

2º) No leer durante un tiempo sobre marca personal y entrevistas. 

3º) No participar en debates sobre trabajo. 

4º) Pasar más tiempo con la familia y menos con el ordenador.

5º) Escribir en el Blog cuando verdaderamente me apetezca.

6º) Leer un par de buenos libros.

¿Se te ocurre alguna actividad más?

Saludos y se feliz.
Anuncios

¿Nos estamos saturando de información sobre marca personal?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!
   Está claro que las posibilidades de ofrecernos como buenos profesionales han aumentado enormemente con las RRSS y más concretamente con LinkedIn; estoy convencido de que estar activo en ellas nos ofrece la oportunidad de diferenciarnos y de ayudarnos a encontrar donde verdaderamente puede estar nuestro futuro, tanto si eres desempleado o no; además, nos ofrecen la enorme oportunidad de no parar de aprender y a más tiempo “libre”, mayor oportunidad de  poder leer consejos, opiniones y experiencias.    

   El desempleo es un periodo de enorme inseguridad y por lo que hablo con amigos activos, ellos viven con el temor de que su situación puede cambiar en cualquier momento y las personas que estamos en ambos estados, buscamos el modo de estar atentos y preparados para posibles ofertas y esta preparación nos lleva irremediablemente a la marca personal, no hay otra.

   Aunque estoy aprendiendo a filtrar cada vez más sobre quienes son verdaderos expertos en aconsejarnos como crear nuestra marca personal, el tiempo de que desgraciadamente dispongo, me permite poder leer algunos otros y como decía, la inseguridad del desempleo y de la situación que vivimos, ayuda a que algunas veces tengas verdaderas dudas sobre lo que leíste en la publicación anterior o escuchaste en el último video, por qué el que acabas de leer o escuchar dice todo lo contrario  del anterior.

   Por ejemplo: desde hace tiempo vengo leyendo que es una falta de educación no aceptar la solicitud de contacto de alguien en LinkedIn, aunque no esté relacionado con tu sector profesional y sin embargo, ayer leo que debemos tener mucho cuidado con los contactos que hacemos, porque no da buena imagen acumular; es más, en algunos de los que he leído que afirmaban que si debíamos aceptarlos, decían que rechazando podíamos hacerlo con algún reclutador ¿En qué quedamos? ¡¡Ojo!! Entiendo que quizás estos mensajes se refieren a aquellos que “disparan a todo lo que se mueve”, entonces, creo que se deberían matizar un poco más los mensajes, sobre todos aquellos que podáis ser referentes en estos temas, pensad que en el desempleo se vive con mucha inseguridad y miedo a perder oportunidades por pequeños detalles.

   A la conclusión que he llegado es que debo crear mi marca personal sin miedo, siguiendo los consejos de los verdaderos entendidos y más teniendo en cuenta que “el hoy por ti y mañana por mí” es una regla básica de sociabilidad, con lo que pido perdón a aquellos que se puedan sentir ofendidos por que aplique esta regla básica.

   Partiendo desde el más noble de los objetivos: dar a conocer nuestra profesionalidad y por qué no, nuestra personalidad; opino que debemos actuar sin temor a que pensarán, puedo “dominar” aquello que está bajo mi control pero es imposible controlar la percepción que todo el mundo tiene sobre mi marca personal, seguro que la mayoría actuamos desde la mejor de las intenciones y solo nos queda confiar en que alguien pueda ver en nosotros “el socio” que necesita para su proyecto.

   “Soy como soy e intento ser cada vez mejor; al que le guste genial y al que no, pues también”  

  Aprovecho para agradecer a todos los que “desinteresadamente” nos ofrecéis vuestros conocimientos profesionales sobre marca personal de manera gratuita y por mi parte, más concretamente a: Miguel A. Riesgo, Víctor Candel y Sabina Serrano.

Saludos y sed felices.

¡¡Socorro!! L@s niñ@s necesitan ayuda.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!
   Estamos en un periodo de tensión en muchos hogares por la recogida de las notas, tensión que puede marcar el estado de ánimo de sus familias y sobre todo la de sus hij@s, desde mi modesta opinión estamos muy obsesionados con el valor del dato y muy poco atentos al aprendizaje y disfrute del método para conseguir que el dato sea el mejor posible.

   En todas las actividades de nuestra vida cometemos el error de buscar soluciones cortoplacistas y en esto de las notas del colegio no es diferente.

   La pregunta que nos hacemos entre los padres durante este periodo es la misma: ¿Qué tal han salido? Y las repuestas suelen ser: aprobado, suspenso, “pa matarlo”, repite, por los pelos, excelente… pero nunca hablamos del método que cada uno de nuestros hijos tiene, de cuáles son nuestros compromisos con ellos para que mejoren su rendimiento o el disfrute de sus éxitos, cuales son las capacidades de cada uno de nuestros hijos, de que objetivos les marcamos y con qué plazos…

   Es una pena, niñ@s con excelentes notas pero nul@s en sociabilidad, insegur@s e insatisfech@s; niñ@s que podrían ser excelentes pero que no salen de la mediocridad por el aburrimiento que les supone el colegio; niñ@s perdidos que quieren y que no pueden por qué no saben cómo y lo peor: padres exigentes que, sobre esto, solo se preocupan de sus hijos cuando reciben el dato y no me refiero a querer llevarlo a los mejores colegios, academias, actividades extraescolares… me refiero a conocer sus preocupaciones, miedos, inseguridades y sobre todo, cómo creen que deben ser para agradar, ser reconocidos y queridos.

   L@s niñ@s son EL PROYECTO ¿Queréis que hablemos de emprendimiento? Empecemos por l@s niñ@s.  
                                     

Saludos y se feliz.

Solo se trata de pensar un poco.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

   He llegado a la conclusión que pensar es un “brutal ejercicio” que muchos han optado por descartar y no paro de ver en “nuestros” comportamientos confirmaciones de mi teoría; para estos, es mucho más fácil atender sus impulsos que pararse un momento a pensar por qué los tiene y cuáles pueden ser sus consecuencias.


   Hay algo que no puedo disculpar, salvo una enfermedad Psiquiátrica grave todos sabemos lo que está bien y lo que está mal ¿Por qué no nos paramos un momento a pensar que quizás sea mejor para cada uno pensar en las consecuencias que nuestros actos y decisiones tienen sobre los demás?

   Voy a utilizar algunos ejemplos para explicarme:

   Ejemplo nº 1: El o la que paseando con su hij@ va comiéndose un helado y no piensa en utilizar las papeleras públicas para tirar la basura y la tira al suelo, no se extrañará de que su hij@ lo haga en casa ¿O sí? Lo contrario construirá personas ricas en valores.


   Ejemplo nº 2: El o la que conduciendo su coche en compañía de su hij@ no piensa en respetar el código de circulación y actúa con violencia ante los demás, no se extrañará de cuando su hij@ tenga carnet haga lo mismo ¿O sí? Lo contrario podrá evitar muertes y lesiones absurdas.

   Ejemplo nº 3: El o la que por el esfuerzo que supone educar con argumentos, no piensa en buscarlos e intenta convencer a su hij@ con gritos, golpes o indiferencia, no se extrañará de que cuando crezcan actúen con ellos y con los demás de la misma manera ¿O sí? Lo contrario creara personas empáticas.

   Ejemplo nº 4: El o la que por su ego intenta conseguir el éxito de cualquier modo sin importarle las repercusiones sobre los demás, no se extrañará de que en un futuro puedan formar parte del grupo de los demás ¿O sí? Lo contrario creara sociedades más justas.

   Podría poner algún ejemplo más pero desde mi modesta opinión estamos recogiendo las consecuencias de una época en la que los ejemplos anteriores estaban muy presentes.

   Pensar en cómo puedes ayudar a tus personas más cercanas, pensando en su futuro, no es solo un acto de altruismo que beneficia a unos pocos, beneficia a todas aquellas personas con las que se crucen en el camino de su vida.

Saludos y se feliz.

Sobre eso de hacer el ridículo.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!
  ¿Cuántas cosas nos podemos perder por creer que hacemos el ridículo? Y realmente ¿Qué es eso de hacer el ridículo? Creo que mucha gente debería aprender a juzgar cuando alguien está haciendo realmente el ridículo.

   Practicar deporte tiene multitud de beneficios para nuestro organismo y por supuesto para nuestra mente, además siempre va acompañado de un gran esfuerzo y esto lo sabemos quienes lo practicamos. En su vertiente “competitiva” el deporte expone a los demás cuáles son tus deficiencias y para algunos mostrarlas es un acto ridículo, por lo que no se atreven a mostrarse y se pierden grandes momentos de su vida.  

   No sé si te gusta el tenis, si es que si, imagínate que no, e imagínate que estando en un concesionario de la marca que patrocina a Rafa Nadal, este está haciendo una promoción y tienes la suerte de que te toque pelotear con el ¿Te negarías por miedo a hacer el ridículo? Yo no, por muchas cámaras que estuviesen grabando o gente que me estuviese viendo.

   Pertenezco a un Club Ciclista desde hace unos 20 años, no hace muchos se creó una sección de Bicicleta de Montaña (disciplina que practico desde hace más de 30) y ha supuesto, para muchas personas de todas las edades y sexo, un punto de motivación para empezar a montar en bici y superar su sentido del ridículo para darse cuenta de cuanto se puede conseguir y disfrutar cuando lo superas, sin embargo, hoy algunos se han superado mucho más y estos atrevidos, son el punto y seguido para aquellos que por miedo al ridículo se han perdido la jornada de hoy.

   Hoy mi club ha organizado la primera carrera de BTT de su historia y afortunadamente ha salido muy bien, sobre todo por qué no ha habido accidentes. Ayer mientras adelantábamos trabajo, muchos hablábamos de participar en la carrera; aunque he participado en muchas pruebas de BTT no tenía pensado participar en esta, sin embargo, ayer me animé y al final lo he hecho, con la consiguiente satisfacción; otros compañeros decidieron que no participarían y alegaban multitud de excusas, la principal era que participarían exciclistas profesionales pero todos sabemos que era el miedo a hacer el ridículo ante mucha gente que te conoce pero que no sabe ni de qué va, ni de como se hace la prueba ¿Hace falta que diga cuál es la principal afición del ser humano? ¡¡Exacto!! Criticar. 

   Al llegar al punto de encuentro me he encontrado con dos valientes compañeros, uno que ayer no lo tenía claro y que al final se ha “calentado” y otro que ayer no pudo estar por motivos de trabajo, trabajo que solo le permite coger la bici, con suerte, una vez por semana; era su primera participación en una prueba, no conocía la mecánica de la misma y se ha despistado en la salida, con la consiguiente pérdida de tiempo ¿Ridículo o aprendizaje? Era un circuito de 4Km muy duro, de hecho lo he doblado en la tercera vuelta, sinceramente no esperaba que hiciese siquiera dos ¿Ridículo o coraje? Ha terminado muy lejos de casi todo el mundo ¿Ridículo u orgullo? Solo sé que tras finalizar la prueba, muchos de esos otros compañeros que no quisieron participar tenían los “dientes largos” por no haberlo hecho ¿Ridículo o ejemplo? ¿Tú qué opinas?

Saludos y se feliz.

Mostrar sensibilidad no es un signo de debilidad.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!
 
Mucha gente sensible no se atreve a mostrar sus emociones por temor al dolor que los juicios de algunos les puede provocar; además, también han comprobado como otros ven en su sensibilidad una oportunidad para “calmar” sus frustraciones y para confirmarlo, solo tienes que tener en cuenta lo que pasa en los colegios e institutos entre los más “populares y líderes ” y los más “introvertidos y sensibles”, o pardillos como ahora los llaman.
“Si eres sensible, y da igual tu posición, no te reprimáis, muéstrate tal y como eres, porque eres maravilloso/a”.
 
Si eres marido, esposa o pareja, no te reprimas, que no te de vergüenza decir te quiero, reconocer lo bien que hace tu compañer@ las cosas, o hacer una crítica constructiva de lo que se puede hacer mejor, “tírale los tejos”, cógele la mano por la calle, abrázale cada vez que tu instinto te diga que lo hagas… y si no sabe valorarte: 
“Hazle saber que toda la potencia de tu sensibilidad te dará el valor para prescindir de una persona que no sabe lo que tiene”.
 
Si eres Padre o Madre, que ni se te pase por la cabeza pensar que besar, abrazar a tu hijo/a, reconocerle su esfuerzo y darle su espacio, pueda suponer que cuando necesiten disciplina no te van a escuchar, es todo lo contrario: 
“No hay mayor poder para aplicar disciplina que el ejemplo y el equilibrio del amor verdadero”.
 
Si eres un mando y eres sensible y te muestras así ¡enhorabuena! Avanzarás mucho hacía tus objetivos y serás reconocido/a como un gran líder, y si te reprimes por creer que no te respetarán:
Haz saber con los hechos a aquellos que no sepan donde está el límite, que se pueden encontrar con toda la potencia de tu sensibilidad en su contra, porque aquellos que no saben valorar a los/as líderes como tú, no se merecen estar a tu lado”.
 
Si eres de los que crees que te puedes aprovechar de las personas sensibles ¡ten cuidado! Puede que algún día te encuentres con alguien así de maravillos@ que te de una sorpresa inesperada cuando toda la potencia de su sensibilidad se vuelva en tu contra y entonces no habrá vuelta atrás.
Cuando tengas el privilegio de estar con una persona que se preocupa de ti, de los demás o del entorno, aprende de él o ella y disfruta de su compañía sin intereses ocultos, puede hacer de tu vida algo mucho mejor. 

“La sensibilidad es la fuente de energía para la empatía y la inteligencia emocional, aprende a usarla y recuerda que la potencia sin control no sirve de nada” 
The power of love.
Saludos y se feliz. 

Participar en LinkedIn me ha ayudado a saber que quiero conseguir.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Desde hace tiempo ando dándole vueltas a como orientar mi carrera profesional: pensé en abrir una tienda de bicis, iniciar otro de venta por internet, otro de atención a personas mayores, volver al transporte por carretera pero realmente ¿En que destaco?

¿Qué es lo que mejor se me da? Lo he tenido delante de las narices y no lo veía: se me dan bien las personas, las tímidas, las extrovertidas, las “particulares”, las tristes, las agresivas…  soy un “experto” en personas, he tenido la oportunidad de compartir mesa con personas de todas las clases sociales, económicas y académicas y nunca me he sentido “fuera de onda” me he adaptado sin problemas, siempre he sido yo mismo y sin pretenderlo he sido uno de los “animadores” de la tertulia.

Recuerdo que en una comida que se organizo tras un taller de trabajo, me senté en una mesa en la que no conocía a nadie, evidentemente lo primero que hice fue presentarme y para “romper el hielo” (Algo que solemos usar casi todos) hice el comentario típico sobre el tiempo, qué tal les fue el viaje, en que lo hicieron… esta entrada nos llevo a temas como los hijos, el trabajo, nuestras experiencias, el matrimonio… temas muy humanos y que nos preocupan a todos; cuando nos despedimos uno de ellos me agradeció la compañía y la espontaneidad con la que me mostré durante la comida, aquello me resulto raro ¿Y cómo me voy a mostrar?

Justo en la mesa de al lado había un grupo de personas conocidas y en la despedida una de ellas me dijo: “Gustavo ¿Sabes qué cargo tiene el hombre del que te has despedido?” ¡No! Le respondí y continué: “Se que es colega tuyo pero no hemos hablado de ningún tema de gestión o político”. Lo resumiré diciendo que era alguien con mucho peso político en su campo.

Aquello fue otra enseñanza más ¿Si llego a saber quién era, me hubiese sentado en la mesa o lo hubiese evitado, habría tenido la misma soltura o quizás hubiese evitado hablar de algunos temas dando por hecho que les resultarían intrascendentes, me habría sentido intimidado? Al final te das cuenta que a todos nos importar las mimas cosas y que cuando nacemos el Ginecólogo no sale del paritorio diciendo: ¡¡Enhorabuena!! “Ha ido todo muy bien y acaban Uds. de traer al mundo al próximo CEO de la multinacional XXXXXX”; si no que dice: ¡¡Enhorabuena!! Ha ido todo muy bien, acaban de tener un niño o niña sano o sana ¡¡Suerte!! Conclusión: que antes que nada somos personas y esto se me da genial.   
¿Dónde lo puedo utilizar? También lo tengo claro: SOY VISITADOR MÉDICO Y DE FARMACIAS. Las noticias no son buenas, muchos dicen que es una profesión en vías de extinción: Genéricos, Gestión, Bioequivalentes, mi edad… ¡¡Me da igual!! Será con otro formato pero no puede desaparecer y alguien tiene que ver todo lo que puedo ofrecer, así es que a insistir.
  
¿Y tu, sabes que quieres conseguir?

Saludos y se feliz.

Te recomiendo la fórmula del -50% ¡¡FUNCIONA!!

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!
Al hablar con la gente o en familia, leer, ver y escuchar una noticia, la declaración de un político, la historia maravillosa de un emprendedor de éxito, el actor que dice que el papel de su última película es el mejor que ha tenido… todo esto, nos provoca reacciones en nuestro estado de ánimo; unas veces de tristeza, otras de alegría y la que menos me gusta: neutral.

Hablas con la gente y te cuenta lo maravillosa que es su vida, el dinero que ganan, lo que disfrutan de sus bienes, sus viajes (pero siempre omitiendo los momentos de dificultad) y la comparas con la tuya, y te dices ¡¡Yo soy gi…….s, seré torpe!!

Como la de muchos, mi vida era una montaña rusa de emociones provocada por una mala educación emocional que me cargaba de inseguridad y complejos de inferioridad, provocándome un estado de ánimo con el que era imposible vivir; siempre con un “nudo en el estomago”, así es que necesitaba encontrar algo que me ayudase a “disfrutar” de mi paso por la vida, y en ese momento de reflexión ya había consumido más del 30% de mi tiempo según las estadísticas, porque no te olvides, esto se puede acabar en cualquier momento.


¿En qué consiste la fórmula del -50%?:

1º) Cuando en casa empieces una discusión, busca el origen y antes de enfrascarte en ella, minimiza su importancia al 50%, seguro que la cosa no es tan importante como para llevarla a un extremo del que te puedas arrepentir. Hay que negociar

2º) Cuando en una conversación con alguien, tu sentido común te diga que hay “gato encerrado”, minimiza el efecto que en tu ánimo tiene haciendo una resta mental de la veracidad de su historia del 50%, esto te puede ayudar a tener una visión más real de lo que te cuenta.
3º) Cuando pongas la radio, la tele o leas la prensa, directamente aplica la formula y réstale el 50% de veracidad, seguro que te lleva a una interpretación más real de lo que te están intentando contar.
4º) Aplicar la formula del 50% en tu vida, también te puede ayudar a ser más realista con ella quizás te permite aceptar que lo que en este momento estás disfrutando, no es del  todo real y que debes estar preparado para posibles imprevistos.
Saludos y se feliz.

   

¿Quién nos enseña a pasar de la teoría a la práctica en el manejo de nuestras emociones?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Hay personas que nacen con el don de la empatía ¡Ojo, cuidado con este don! Porque puede hacer mucho daño si no se maneja con una buena inteligencia emocional; luego hay otra gran mayoría que tienen las condiciones necesarias para ser empáticos e inteligentes emocionales pero ¿Quién les enseña a como pasar de la teoría a la práctica en el control y manejo de sus emociones? Todo suma: el ambiente de casa, las relaciones, nuestra personalidad… pero ¿y las escuelas, qué papel tienen?

Este Post nace de una conversación mantenida ayer con mi hija mayor, estudiante de Magisterio y que el año próximo cursará 3º, habiendo terminado 2º con 8 de media y concretamente en la asignatura de Psicología, con un 9.

Llego a casa dando su opinión sobre determinados temas, en los que no estaba de acuerdo sobre el modo de actuar de algunas personas ante determinados hechos y además, por la seguridad que tiene en si misma puede llegar a ser muy “dura e insensible” en sus juicios, cuestión que no me gusta y que intento, poco a poco, ir educando, porque como casi siempre, la mayoría de las cuestiones no son ni blancas ni negras, más bien se encuentran en los tonos grises.

Siempre aprovecho cualquiera de mis experiencias, o un artículo que pueda haber leído, o un reportaje televisivo que pueda haber visto y para esta charla, aproveche sus conocimientos teóricos de psicología y más concretamente, sobre empatía e inteligencia emocional y le pregunte: ¿no os enseñan en la universidad a manejar la empatía y a usar la inteligencia emocional? Su respuesta fue: ¡No papá, no nos enseñan! Esto puede ser algo así como explicar a alguien cómo se dispara una pistola teóricamente y dejarlo solo para que practique en el campo de tiro.

Hablamos de esto y le aclaré que ser empático e inteligente emocional no te obliga a disculparlo todo, hay límites y hay personas que es mejor alejarlas de nuestras vidas, pero también le insistí en que utilizar la empatía y la inteligencia emocional, es algo de lo que se pueden beneficiar muchas personas de su alrededor, pero sobre todo ella, y le pedí que no se conformase con conocer la teoría para plasmarla en un examen para sacar un 9, le recomendé que lo practicase sin prisa y que antes de opinar, reflexione, porque quizás en muchos momentos de su vida puede que necesite que alguien lo utilice con ella.

Te invito a que veas este vídeo, es una genial clase de IE.


Saludos y se feliz.

Los domingos por la tarde.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Estar en el desempleo “no es del todo malo”, evidentemente dependerá de cuánto tiempo lleves, de cómo sea tu situación económica y familiar y por supuesto y si cabe lo más importante, tu estado emocional.

He utilizado estos meses en el desempleo para reflexionar y caído en la cuenta de cosas importantes:

1º) Está siendo un periodo de limpieza mental, ya que durante años y que nadie me malinterprete, “estaba contaminado”;  ni siquiera en vacaciones era capaz de liberarme de la presión que supone trabajar por objetivos en grandes empresas, “no tenía” libertad para poder pensar en mí con la profundidad que lo estoy haciendo en este periodo.
   
2º) Estoy viendo con claridad donde han estado mis principales errores y donde mis aciertos, cuáles son mis virtudes y mis defectos y cuanto puedo mejorar; he visto la influencia que han tenido mis jefes, compañeros, clientes y por supuesto, las empresas para lass que he trabajado.
 
3º) Para mí el secreto del éxito está en saber divertirte hagas lo que hagas y aunque siempre lo busco, este periodo me ha servido para descubrir cómo ser capaz de divertirme más y mejor cuando vuelva la situación de empleado o, si es necesario, cuando encuentre el camino del autoempleo.
 
4º) Echo de menos el trabajo y no solo por lo que significa en una economía familiar; echo de menos planificar y equilibrar trabajo, familia y deporte; echo de menos conducir, echo de menos compartir experiencias con los clientes y compañeros, echo de menos resolver y ayudar a resolver problemas, echo de menos… tantas cosas.
 
5º) He comprobado que soy más valiente de lo que creía. Nunca me había planteado crear un Blog y aún menos podía creer que fuese capaz de ayudar a “desconocidos”, gracias a él lo llevo todo mucho mejor, cada comentario y cada recomendación es como si hubiese hecho una venta ¡¡Gracias a todos!!  
 
6º) Pero si hay algo de lo que me he dado cuenta, es de lo que significa tener trabajo, eso que en muchas ocasiones criticamos, de los que nos quejamos y que no disfrutamos, prometo que cuando encuentre trabajo nunca odiare los domingos por la tarde.   

Saludos y se feliz.