El arte de convencer.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Hace un par de meses recibí la visita de un amigo, padre de tres hijos, que al entrar y no ver a mis hijas por allí, pregunto por ellas advirtiendo de que llevaba mucho tiempo sin verlas, a lo que le respondimos que, habitualmente, durante el curso salen poco y cuando están en casa, salvo los momentos de reunión familiar, están estudiando, algo que en ese momento estaban haciendo; se quedó pensativo un momento y nos preguntó ¿qué hacéis para que los hijos estudien?

Aquello me hizo reflexionar y buscar que podía ser eso tan especial que hemos hecho para que mis hijas sean buenas estudiantes, aunque no es esto lo que más valoro de ellas; pero no lo veía y además me preguntaba ¿es que los padres y madres deben hacer algo especial para que sus hijos sean como deben ser?

Unas semanas después, organizamos una reunión de “jornada completa” (un día en el que comer, beber y compartir se hace de 12:00 a 24:00 y un poquito más)  entre unas cuantas parejas, todos con hijos e hijas, o bien en la ESO, el Instituto o en la Universidad. En esta reunión surgió el tema y hablamos bastante de él, ya que algunos de ellos/as no van en sus estudios como a sus padres les gustaría.

Cuando se trata de estos temas muestro una pasión tal que creo que en algunas ocasiones supero las emociones de quien me escucha, de hecho una de las madres no pudo evitar llorar por sentirse derrotada e incapaz de conseguir lo que otros estamos consiguiendo.

Al día siguiente recordé la charla de la “jornada completa”, la ligué con la pregunta de amigo y tras una charla con mi mujer, caí en la cuenta de que es lo que estamos haciendo bien para conseguir el resultado humano y académico que nos permite presumir de hijas.

Solo” se trata de convencer insistiendo en que se deben alimentar bien; insistiendo en que se deben asear bien; insistiendoen que deben ser respetuosas; insistiendo en que deben…, y cada vez que insistamos en algo, debemos argumentar por qué queremos que se alimenten bien y explicar cómo deben hacerlo; debemos argumentar por qué queremos que se aseen bien y explicar cómo deben hacerlo; debemos argumentar por qué deben ser respetuosas y explicar cómo hacerlo…, y por supuesto, todo esto alimentado con el ejemplo, sino, se educarán en un ambiente de contradicciones que les ayudará a verse con derecho de contra-argumentar cada vez que no quieran hacer algo.  
¿Tiene esto alguna aplicación en el mundo empresarial? 

Pues sinceramente creo que sí, evidentemente se supone que si accedes a un puesto de trabajo cualificado debes estar preparado para realizarlo sin que nadie te diga como lo debes hacer, pero:

1º) ¿Cuántas cosas nuevas surgen sin que terminemos de entender por qué las debemos hacer y sobre todo como las debemos hacer? 

2º) ¿Qué trabajo cuesta argumentar “las veces que hagan falta” hasta que la novedad quede totalmente aceptada y comprendida? 

3º) ¿Por qué cada novedad se intenta implementar a una velocidad que solo unos pocos son capaces de adoptarla tal y como está pensada?

El arte de convencer es: insistir y explicar con paciencia, cariño, empatía y argumentos.
Saludos y se feliz.

Pescando con Blogger en LinkedIn (2ª Parte).

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Cuando me planteo como debo trabajar en las RRSS, más concretamente en mi blog y en LinkedIn, para exponer mi marca personal y así hacer ver mi valor a las empresas que crean que les puedo ser de utilidad, me imagino solo en medio de un océano (las RRSS y sobre todo LinkedIn), sentado en una barca (mi ordenador) y con la única compañía de una red de pescador (mi blog) intentando pescar algo (visionados de mi perfil, recomendaciones y comentarios que gestionar, ya sean positivos o negativos, de otros sobre mi blog, o los míos sobre los de otros) que me de energías para seguir remando hasta que encuentre la orilla, una orilla que no sé en qué dirección se encuentra y mucho menos a que distancia la tengo.

La desesperación y la desilusión son emociones que consumen mucha energía (imagínate en ese océano remando a la desesperada sin pararte a pescar para comer, mirar al horizonte, descansar, etc.) y que por lo tanto nos agota muy pronto, corriendo el riesgo de llevarnos al abandono (imagínate tirado/a en esa barca habiendo perdido todo la ilusión por sobrevivir). 

Un blog es tu criatura, si lo tratas con cariño y te esmeras en intentar hacerlo cada vez mejor, disfrutaras del placer escribir y de la oportunidad del aprendizaje que te brinda su confección. 

LinkedIn es otra cosa, LinkedIn es ese océano revuelto que yo me imagino y en el que el control de tus emociones te pueden salvar la vida. Ese control te permitirá dosificar tus esfuerzos, aprenderás a echar la red cada vez mejor (tu blog o tu participación) para que te alimentes y mantengas las fuerzas y las ganas de seguir remando en busca de la orilla, o para hacer señales muy visibles si ves un barco cerca, o evitar que choque contigo y te hunda.   

¿Cuáles son los peligros del océano LinkedIn? Están los controlables, esos que ves venir y para los que estás preparado/a y luego están los otros:

Estaba yo tranquilo en “mi barca” mirando “al agua” para ver si pasaba algún “pez”  que pescar y al mismo tiempo, miraba a “mi red” para comprobar que no tuviese ningún “roto” que me hiciese perder “alguna presa”; cuando, sin esperarlo, siento una “fuerte sacudida del agua” que me asusta, tarde un tiempo en reaccionar y poco a poco me fui relajando hasta conseguirlo totalmente, me asome por “la borda” e investigue de que se podía tratar, no vi nada y no había forma de saber que o quien lo había provocado; “el océano es muy profundo y nadie sabe lo que allí debajo puede haber”, así es que volví a mi rutina, ya que se trataba, y se trata, de mi súper-vivencia: “otear el horizonte para intentar descubrir donde estoy, mirar al agua para buscar peces y seguir cuidando mi red…” cuando, otra vez, vuelvo a notar “esa misma sacudida”, esta vez no me asuste y me revolví con rabia para golpear “el agua”, pero no había nada y pensé: “no me ataca directamente, solo golpea en el agua para mover mi barca intentando desestabilizarme y se va” ¿qué tipo de criatura hace eso? Está claro que se trata de una muy cobarde, así es que no tarde mucho en volver de nuevo a mi rutina: “otear el horizonte para intentar descubrir donde estoy, mirar al agua para buscar peces y seguir cuidando mi red…” 

Durante un tiempo estuve tranquilo, hasta parece que cada vez pasan “más peces”, sin embargo, otra vez “esa sacudida”, en esta ocasión ni me moleste, ya sé que se trata del espíritu de otra persona que un día se hundió por abandono y que pretende que todo el que lucha, como él o ella no hizo, también se hunda, para así justificar su derrota ante los vaivenes de la vida y más, en medio de un océano en el que intentas sobrevivir con inteligencia, paciencia y resiliencia.

Saludos, se feliz y lucha. 

Pescando con Blogger en LinkedIn (1ª parte).

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Cuando LinkedIn llego, supuso para muchos la motivación que necesitaban para volver a la tarea de buscar un empleo, hacer negocios, encontrar candidatos… y todo aquello que pudiese suponer un empujón a sus carreras, pero tengo la impresión de que la ilusión por la novedad se está perdiendo, tal y como le ocurre a un/a niño/a cuando se cansa del juguete que deseaba y que ya posee, por no saber jugar con él. 

En ese boom ilusionante de LinkedIn, se leía y se lee, sobre la importancia que tiene para nuestra marca personal crear un Blog y por supuesto, y mucho más importante, alimentarlo y mantenerlo vivo, pero también son muchos los que han creado uno con ilusión y tras un tiempo, más o menos largo, lo han abandonado: 

1º) ¿Quizás se marcaron un tiempo máximo para conseguir unos resultados que no han llegado y por eso han abandonado?

2º) ¿Es un gran error provocado por la cultura contemporánea de la consecución rápida de objetivos? 

No soy un experto sobre el potencial y el manejo de las RRSS, Blogger en particular y aún menos de LinkedIn, pero si puedo decir que soy un experto usuario, sobre todo de Blogger y LinkedIn, y desde mi modesta opinión el principal problema de estas herramientas, las que por supuesto tienen mucho que mejorar, no son ellas por si solas, es lo que de ellas esperamos unos y pretenden otros.

A mí también me ocurrió algo parecido, yo también perdí la ilusión y la esperanza de que las RRSS me pudiesen ayudar a encontrar un empleo u oferta de negocio interesante, y no porque no creyese que son unas magníficas herramientas en las que apoyarse para hacer negocios, encontrar candidatos y buscar empleo, y en este caso en especial, si las empresas en las que aspiras a ser contratado no las tienes a mano, tal y como me ocurre a mí. 

Pero no fueron las RRSS las que realmente me privaron de esa ilusión, fue LinkedIn y como digo, no por la herramienta en sí misma, aunque tenga mucho que mejorar, me ocurrió por el mal uso que muchos hacen de esta Red Social: spam; ofertas de empleo de “dudoso” futuro; peticiones de recomendaciones sin venir a cuento; si te validan sin pedirlo luego se mosquean si no se la devuelves (a lo twitter); a quien se le antoja, te marca como inapropiado y estás unos días “fuera de juego” salvo que te conozcan…en fin, igual estoy equivocado, pero creo que no se trata de esto; por eso, ahora no es ilusión lo que tengo, es puro pragmatismo.     

En cualquier actividad de nuestra vida, necesitamos tener claro porque hacemos lo que hacemos; que podemos esperar a cambio de nuestro esfuerzo y reflexionar sobre la calidad del mismo; cuánto tiempo debemos esperar para ver el resultado deseado; aprender de los errores que vamos a cometer y aceptar el retraso que estos nos van a provocar… y quizás, lo más importante: ser pacientes y observadores.

Si me lees con frecuencia, sabrás que para mí el control de las emociones es la base principal para una vida feliz y equilibrada, y trabajar en las RRSS para que te ayuden a conseguir tus objetivos (en mi caso la búsqueda de empleo), puede suponer un bombardeo continuo a tus emociones que te pueden llevar a la desesperación y al abandono. Te recomiendo que no lo hagas, mañana te cuento como me lo imagino.   

Saludos y se feliz.

Mama y Papa, Hombre y Mujer: Química y Personas.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!
 
Ayer y como todos los días desde que estoy en el desempleo (una de las cosas buenas del desempleo es esta), fui a recoger a mi hija menor a la salida del colegio, este año termina Bachiller y en breve se presentará a las pruebas de selectividad. Es una de esas personas maravillosas con un nivel de inteligencia, empatía y ganas de agradar muy por encima de la media, virtud que se debe detectar, moldear y reforzar desde pequeños/as, porque si no se hace y no se trabaja con ellos/as desde muy niños/as, el nivel de sufrimiento que acumulan, por lo que ven cada día en su entorno y que no entienden, puede ser insoportable para su condición, afectando mucho a su buena evolución.
 
Afortunadamente detecte a tiempo esta condición en mi hija porque, sin ser tan inteligente como ella, yo también tengo esa condición empática y de querer agradar, algo que tras muchos golpes de la vida poco a poco fui corrigiendo, aprendiendo a manejar y a enseñar como hacerlo y creo que gracias a esto y a mi insistencia, mi hija mantiene su inteligencia, sensibilidad y empatía, siendo una mujer segura de sí misma y consciente del mundo en el que vive, un mundo en el que la información de la que disponemos es imposible de asimilar tan rápido como nos llega, pero en el que todavía no se han producido los cambios que verdaderamente necesita.
 
¿Cuánto podemos hacer los padres y madres, las mujeres y los hombres por cambiar la vida de las personas?
 
Es normal que cada día, mientras vamos en el coche (ella va a un colegio del pueblo de al lado), me hable de las cosas que le ocurren en el colegio, afortunadamente ya ha pasado la edad adolescente de que le ocurran cosas que la puedan marcar traumáticamente, por lo que solemos hablar de temas más transcendentales sobre lo que aún le queda por aprender, y actualmente lo hacemos mucho, sobre la condición humana usando como ejemplo, el comportamiento que ve en algunos de sus compañeros y que no termina de entender.
 
Ayer salió indignada, yo creía que era otra de esas veces en las siempre cree haber hecho mal un examen del que luego, como poco, saca un 8, pero no, en este caso, para ella, la cosa era incluso peor.
 
Tuvieron, en clase de Religión (es un colegio concertado y católico), un debate sobre sexo pero no de como practicar sexo, hoy en día (al igual que hace muchos años, milenios diría yo) a los 18 años se tiene muy claro cómo se hace el sexo y han de ser muy inconscientes, o estar muy mal informados, para no conocer sus riesgos. El debate iba de lo que significa ser mujer.
 
Tengo el enorme privilegio de vivir con tres mujeres y estoy aprendiendo más de su coraje que de todos los cursos de automotivación a los que he tenido que asistir, y mira que yo ando bien puesto de coraje y automotivación.
 
Tendría unos 13 años cuando empecé a sentir curiosidad por aquellos anuncios en los que salían mujeres muy felices, pero de los que no tenía ni idea el que anunciaban y me preguntaba ¿si no hay un coche, ni ropa, ni un viaje, qué anuncian para ser tan felices? Lo pregunté, pero no encontré respuesta, desgraciadamente algo normal en aquella época era no encontrar respuestas a casi nada, todo era tabú y todo era pecado, pero ¿es igual hoy en día? Desgraciadamente creo que sí.
 
La indignación de mi hija era porque no entendía como hoy en día, en chicos y chicas de bachiller y de cierto nivel social y económico, aún se desconoce que significa ser mujer y cuál es su papel en la sociedad.
 
En líneas generales, de los chicos le cabreo el que aún no sean capaces de empatizar por todo por lo que una mujer debe pasar a lo largo de su vida para que ellos hayan llegado a este mundo sanos y salvos, y de las chicas les cabreo el que intenten ir demasiado rápido en la búsqueda de esa igualdad soñada, ella dice que ser mujer tiene unos riesgos que hay que conocer y asumir, y que por lo tanto se deben evitar porque, sencillamente, vivimos en un mundo en el que las hormonas se imponen a la razón y desde mi modesta opinión, es aquí es donde los educadores y, principalmente, los padres y madres debemos intervenir.
 
Los padres en particular y los hombres en general, como referentes masculinos, debemos enseñar a nuestros hijos y niños, a respetar y comprender a una mujer, pero ¿cómo podemos hacerlo si no ponemos interés en conocer al detalle el origen de aquello que nos hace sentir incómodos y que nos obliga a hablar de sentimientos y emociones?
 
En este caso, las madres en particular y las mujeres en general, deben aprender a explicar sus emociones para educar a niños y niñas, dejando de lado la necesidad de búsqueda continua de apoyo y comprensión ¿cómo pretendéis que os apoyemos y os comprendamos si no sabemos que tenemos que apoyar y comprender? 
 
Y muy importante, los hombres también tenemos hormonas que deben ser comprendidas y que nos resulta difícil controlar, algo que muchas mujeres desconocen y no se creen, en este caso, los hombres, tenemos la obligación de buscar la manera de explicar cuales son, como funcionan y que efectos tienen.
 
Estoy convencido que si fuésemos capaces de resolver este problema, crearíamos una inercia de habito de dialogo que nos ayudaría a resolver otros, pero claro ¿por dónde empezamos? 
Saludos y se feliz, por cierto, llevar esto a cabo ayuda mucho a encontrar la felicidad.

¡Cuidado! La venta profesional es una actividad de alto riesgo.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Hace un par de días leí un comentario de alguien que, desesperado/a por haber perdido un empleo que desarrollo durante años, con la fortuna de estar muy ligado a su formación académica y que no tenía nada que ver con la venta profesional, decía que no veía otra salida que encontrar algo en ventas.

Sinceramente, este tipo comentarios u objetivos que se marcan algunos/as, lejos de hacer que me sienta poco respetado o cabreado, me provocan pena, y lo siento.

Dicen algunos que la prostitución es la profesión más antigua de la humanidad, pero a mi manera de entender siempre ha sido la venta; de hecho, lo primero que tuvo que hacer una prostituta es aprender a venderse y mientras lo hacía, tuvo que aprender a soportar a todo tipo de clientes y situaciones y lo más importante, soportarse a sí misma para mantener el ánimo y no rendirse.

Cierto es que todos tenemos algo que vender y comprar, y son actividades tan normales en cada uno de nuestros días, que puede que a muchos/as les confunda y les haga creer que es la manera más fácil de encontrar empleo y de ganar dinero.

¡Pues sí! No os quito la razón, “vender es muy fácil”, solo necesitas productos y clientes, luego ya todo viene rodado, porque lo normal es que los clientes estén deseando recibirte para que les cuentes las bondades de tus productos y como eres tan especial, que como tú no hay nadie, pues esto está “chupao”.

Ayer me decía una persona joven y con una gran formación técnica, que le haría mucha ilusión trabajar vendiendo coches. Como le quiero tanto como a un hijo/a, le recomendé que lo olvidase; posiblemente, junto con la de seguros, sea la venta más difícil que existe, eso sí, si tienes la fortuna de formarte en estas “Universidades” a la edad que corresponde, esto es, entre los 16 a los 20 años, posiblemente, y si has sido aplicado/a observando a los/as más veteranos/as , habrás aprendido el requisito más importante para esta durísima y peligrosa profesión: equilibrio.  

He conocido a profesionales de la venta con resultados espectaculares, que han terminado padeciendo, algunos muy jóvenes, graves patologías provocadas por el estrés que han soportado en este duro trabajo, algunos, incluso encontraron una muerte prematura y muy dolorosa y otros, lo están pagando a esa edad en la que muchos, con todo el derecho, deberían disfrutar del merecido descanso tras años de duro trabajo.

He conocido a profesionales de la venta con resultados espectaculares que han terminado solos y alejados de los que deberían ser sus seres más queridos; situaciones provocadas por ser incapaces de filtrar las continuas frustraciones que este trabajo conlleva, y pagarlo con aquellas personas que menos culpa tienen.

He conocido a profesionales e la venta con resultados espectaculares, que han terminado…

Solo me queda pedirte una cosa: respeta mucho la profesión de vendedor/a.

Saludos y se feliz.

La principal virtud del empleado del futuro.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Ya son demasiados meses los que llevo en el desempleo y durante ellos, he invertido, e invierto, mucho tiempo en buscar empleo, valorar otras opciones y como muchos otros: he leído y leo sobre que perfiles profesionales son los más demandados, cómo preparar un CV atractivo, cual es la mejor estrategia para crearte una buena marca personal on line, autoempleo, Coaching… en fin, un sin parar; bueno, pues todavía tengo muchísimas dudas, tantas o más que en mi primer día en el desempleo.


Unos dicen que en el perfil del empleado del futuro deberán destacar unas cosas y otros hacen referencia a otras y al final, la mayoría describen algo así como a un personaje de ciencia ficción, en el que tras pasarse toda su vida estudiando para aprender algo que luego no le va a ser muy útil en la vida real, además ha de tener una personalidad súper extrovertida, empática e inteligente emocional que le permita transmitir todos esos conocimientos.

He pasado mi vida profesional entre personas con este perfil académico y en casa tengo algún ejemplo más, y sinceramente, es dificilillo encontrarlos, pero bueno, seguro que haberlos ahílos, pero bastantes menos de lo que se cree.    

Confeccionar tu CV es otra guerra, otra oportunidad de negocio creada por la desastrosa situación laboral por la que estamos atravesando, y vaya por delante que muchos de los profesionales que se dedican a confeccionarlos lo hacen con la mejor intención y profesionalidad, al menos, muchos de ellos/as ofrecen consejos gratuitos.

La marca personal, que como bien sabes es algo que todos tenemos desde que nacemos y que es la consecuencia de lo que trasmite nuestra imagen física y la personalidad que la acompaña, ahora, irremediablemente, tengas o no empleo, debes saber transmitirla a través de las RRSS pero por mucho que lo intento, no sé si a ti te pasa igual, nunca estoy seguro de si realmente sirve para algo, o de si lo hago correctamente o no.

Cada día estoy más convencido de que mi salida natural, como la de muchos, probablemente será el autoempleo, pero ¿quién es el guapo que se atreve hacerlo ahora? Y que nadie me diga que se trata de una actitud cobarde ¡No! Se trata de los casos que he visto fracasar y de los que sé que están a punto de hacerlo.

Seguro que para ti también es inevitable acostarte cada noche con estos pensamientos; anoche me volvió a pasar, pero fue la primera vez que me quito el sueño, me levanté e intente poner en orden mis ideas.

Nos dicen que debemos acostumbrarnos a pensar que eso del trabajo fijo y de hacer lo mismo toda la vida se ha acabado; bueno, se ha acabado para según quien, algunos de los que nos lo dicen pelean cada día por conservar los suyos.

Sin embargo, si lo analizas con retrospectiva, es algo antinatural. Desde hace milenios y hasta nuestros días, la inmensa mayoría de hombres y mujeres, sabían y saben, salvo imprevistos que solo aplazaban la tarea, que debían y que deben hacer cada día para ganarse el pan, de hecho, nuestros hijos tienen muy estructuradas sus tareas ¡Si hasta les hemos estructurado las comidas y las horas de sueño a los bebes! 

Es decir, posiblemente tener una vida estructurada sea lo más importante para nuestra salud mental y física, pero ya lo ves, todo esto debe cambiar a la velocidad “del rayo”, en un entorno que no valora tu capacidad de aprendizaje, sino lo que ya sabes hacer, para luego decirte que debes hacer otra cosa distinta de lo que sabes y por lo que creías que te habían contratado ¡De locos!

Al final, tras una noche de pensamientos revueltos, volví a caer en la cuenta del valor incalculable del manejo de la emociones y en este caso, concluí que la principal virtud del empleado del futuro y ahora más que nunca será: su capacidad de previsión ante los cambios que la vida le guarda y su resiliencia.

Saludos y se feliz.

¿Es posible una Cooperativa de Visitadores?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Soy Visitador Médico y de Farmacias sin formación universitaria, pero con probada experiencia y resultados, en lo cuantitativo y en lo cualitativo, conseguidos en una multinacional de referencia en el sector y durante muchos años consecutivos y además, he sido ejemplo para muchos titulados Universitarios en como plantear la mejor Visita Médica y de Farmacias.

 Ahora nos dicen que nuestra edad nos impide adaptarnos a los nuevos tiempos; perdonarme, pero los que lo publicáis y apoyáis este tipo de ideas, no tenéis ni… idea de lo que decís, y no tenéis derecho a perdernos el respeto de esa manera para dar prioridad a los más jóvenes; acepto que no hay mucho trabajo y que es una prioridad para la administración limpiar su imagen bajando los vergonzosos datos de desempleo juvenil, pero eso no es motivo para ofender a los veteranos, ni justifica explotar a los jóvenes.

La situación de la Industria Farmacéutica es muy difícil, pues imagínate lo que supone en determinadas zonas. Hay profesionales sanitarios que trabajan en el sistema público porque es lo que tienen para poder comer, nadie va contento a su trabajo… bueno, algunos sí, a algunos les va muy bien; las farmacias pidiendo préstamos para subsistir esperando momentos mejores y por supuesto, descontentos por lo que, en algunos sitios, están obligados a servir.

Leo en algunos artículos que la figura del Visitador Médico y de Farmacias tradicional va a desaparecer, y que el perfil más demandado por la Industria será el de Market Access y no lo dudo, pero cuando justo debajo de esta noticia te presentan los Master en los que formarte para ese perfil y descubres sus precios, es inevitable pensar que la noticia principal es un gancho y no una realidad, algo que te confirma la lectura de otras noticias, en las que los principales responsables y representantes de esta Industria reconocen que no saben lo que va a pasar.

En torno a este río revuelto que tantas dudas y miedos genera al sector, muchos han encontrado una oportunidad de negocio, y además de los cursos que se nos ofrecen, a precios solo al alcance de unos pocos, han surgido otros que, usando sus contactos, actúan como intermediarios para crear redes ventas aprovechándose de la cantidad de desempleados que “la crisis” de esta industria ha generado y que, en muchos casos, no han cumplido con sus compromisos, es decir: han dado el pelotazo.

Hace unos meses estuve en un acto organizado por PharmaTALENTS, en el que uno de los ponentes no se explicaba como los profesionales del sector no se agrupaban en cooperativas, y creaban proyectos que presentar y negociar con laboratorios para defender aquellos productos que siguen siendo interesantes y que están fuera de promoción, desde entonces no paro de darle vueltas a esta complicada idea, pero ¿no dicen que las ideas aparentemente más disparatadas son las mejores? 

Puede que sea un ingenuo y que este sea otro error más de los que he cometido en mi vida y por supuesto, de los que me quedan por cometer, pero he llegado a ese punto en el que he de tomar decisiones importantes sobre mi futuro profesional y esta puede que sea la última oportunidad que le doy a mi vuelta a esta gran industria y a este gran trabajo, así es que: si eres Visitador o Visitadora y sobre todo, si eres un/a representante con poder de decisión de algunos de estos laboratorios, dime ¿crees que sería posible crear una cooperativa de Visitadores Médicos y de Farmacias? No se si será posible, pero al menos saldré de dudas.

Saludos y se feliz.

El negocio de la salud.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Mejor hubiese titulado mi post: “El negocio de la pérdida de la salud”, porque lo que realmente genera negocio en este mercado, no es la salud en si misma, sino su perdida.

Últimamente estoy recibiendo ofertas de “empleo”, muy adornadas, en las que se me invita a participar en proyectos económicos de futuro que tienen que ver con el cuidado de la salud; en ellos se me invita a que, a través de las RRSS, promocione complementos de todo tipo que, según me dicen, son capaces de curar casi cualquier patología, algunos incluso se atreven a decir que son eficaces ante aquellas en las que científicos y médicos de todo el mundo, llevan años investigando sin encontrar remedio.

Quizás pienses que estoy criticando estos productos porque he trabajado durante muchos años en la industria farmacéutica y tengo interés por volver, pero no es así, sencillamente los critico porque, desde mi propia experiencia, no aportan nada mejor que lo que pueda aportar una dieta equilibrada y además, a la larga, son más caros que cualquier producto farmacéutico ¡Pero oye, allá cada cual!

Puede que los prefieras porque dudes de la eficacia de las drogas que crean las farmacéuticas, o porque, con todo el derecho y por tus principios, rechaces a esta multimillonaria industria, pero no te confundas, yo tampoco estoy de acuerdo con muchas de las cosas que han hecho. Pero por eso no voy a cambiar mi muy estudiado y probado tratamiento para el asma por ningún tipo de producto natural comprado por internet o en una reunión multitudinaria.

Puede que prefieras este tipo de producto porque, tras haber leído mucho en internet sobre tus síntomas, tu médico no comparta el diagnóstico que le propones y también en internet y como complemento a estos tratamientos, has encontrado a alguien que te escucha y te presta la atención que demandas, algo que, desde mi modesta opinión, en muchísimas ocasiones es mucho más efectivo que cualquier zumo milagroso o pastilla súper-estudiada; pero claro, siempre y cuando quien te escuche sea un profesional de la escucha clínica. Yo no lo soy, y dudo mucho que la mayoría de los que se buscan la vida en este tipo de mercado lo sean.

La recuperación de la salud es un negocio por el que muchos apuestan desde hace muchos siglos y del que aún queda mucho por descubrir. En ello están embarcados miles de investigadores con unos costes altísimos en inversión y desarrollo de nuevos fármacos, que luego, con todo el derecho, quieren rentabilizar; profesionales de la salud orgánica y emocional, estudiando e investigando nuevos métodos farmacológicos, dietético-sanitarios y psicológicos, que luego, con todo el derecho, querrán rentabilizar; y ahora, con el empuje de Internet, están resurgiendo otras alternativas de cuya eficacia que cada cual opine lo que crea, porque ¿por qué no? puede que haya mucha gente a la que le funcione.

Tu salud y tu tiempo de vida es tu mayor patrimonio: lleva una dieta adecuada y dosifícate la vida; trabaja tu inteligencia emocional; escucha a tu sentido común y reflexiona sobre aquello de lo que te avise; no creas que vas a dejar de cometer errores, si vivieses mil años los seguirías cometiendo; no tengas miedo al ridículo y sigue haciendo y diciendo tonterías; procura hacer el amor con frecuencia; cuida tu economía y aléjate de los malos vicios… todo esto te permitirá llegar a viejo/a con una buena calidad de vida, pero aun y así, tu salud se debilitará y necesitarás ayuda para controlar sus incómodos síntomas. 

Puede que estés sano y por tu estilo de vida temas perder tu salud, o puede que por esos malos hábitos ya la hayas perdido; puede que hayas llegado a viejo, con una buena calidad de vida y que empieces a tener síntomas de su perdida; o, desgraciadamente, naciste sin ella, en cualquier caso, hoy en día disponemos de muchas opciones, pero por favor, elige la más profesional.  

Saludos y se feliz.

No es la gente, eres tú.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

¿Puede que pretender controlar lo imposible sea uno de los motivos por el que muchas personas se sientan agotadas y superadas por las circunstancias con tal intensidad que no les queden energías para trabajar en sus verdaderos intereses?Yo creo que sí, y también que una de esas circunstancias difíciles de superar son las opiniones negativas que de nosotros tienen los demás.  

Aún no he conocido nadie a quien verdaderamente no le importe lo que piensen de ellos/as los demás y, desgraciadamente, hay más personas de las que te puedas imaginar que han sufrido esta preocupación con tal nivel intensidad que han llegado a padecer, o están padeciendo patologías emocionales.

No quiero insinuar que yo si soy de esas personas a las que no les importa lo que piensen los demás, como te digo, no conozco a nadie“normal” con ese don; eso sí, he aprendido a comprenderlo y a manejarlo. Este es otro ejemplo de los beneficios de la inteligencia emocional.

La actividad que más me ha ayudado en mi crecimiento personal, ha sido participar muy activamente en la educación de mis hijas. Implicarme en su desarrollo y formación, me ha permito ver desde otra perspectiva todo aquello que a mí me hizo tanto daño como para llevarme a una muy baja autoestima y a la obesidad.

Buscar los consejos oportunos con los argumentos adecuados para cada periodo por el que estaban pasando, y orientarlas para fortalecer su personalidad y así evitarles los problemas por los que yo pase, me hizo comprender cuanto daño somos capaces de hacernos por no aprender a manejar nuestro entorno, y entre todos esos factores que lo componen, posiblemente el más virulento sea vivir para agradar y estar pendiente de las opiniones que sobre nosotros tienen los demás.

¿Quiero decir con esto que debemos pasar de las opiniones de todo el mundo? ¡No, ni mucho menos! ¿Entonces, cómo podemos evitar que esta cuestión nos haga daño?

1º) Se sincero/a contigo misma/a y haz todo lo que este en tu mano para superar aquellas cuestiones que necesites resolver. Puede que creas que haces todo lo que está en tu mano y que la mala suerte es la responsable de que no encuentres los resultados esperados; sin embargo, lo que posiblemente esté pasando es que no estás haciendo todo lo que debes o como debes, y sencillamente no lo haces porque hay soluciones que no sabes que existen y en estos casos es cuando si has de tener en cuenta las opiniones de los demás, y sobre todo, los consejos de los que te aporten soluciones; y de aquellos que solo se dedican a criticar sin aportar, no los tengas en cuenta y olvídate; por ejemplo, una expresión que puede hacer daño: “los desempleados no quieren trabajar porque son todos unos vagos”, si eres de los que hace todo lo que puede por evitar esta situación y estás dispuesto/a a seguir luchando por cambiarla, no caigas en el error de perder tiempo dando explicaciones de lo que haces, no sirve de nada, es mejor borrar este injusto comentario de tu memoria y seguir con tu objetivo: el empelo

2º) Selecciona las personas por las que merece la pena preocuparse por lo que piensen de ti, yo te recomiendo este orden de prioridades: tu familia, tu empresa y si fuese el caso, tus clientes; luego, en un segundo grupo y sin excesiva preocupación, tus amigos, si eres una buena persona no tienes motivos para preocuparte por esto; a partir de aquí y claro está, siempre y cuando seas una persona de ley, fiable y cumplidora,que como cualquiera, pasa por muchas situaciones a lo largo de su vida, no tienes por qué tener en cuenta opiniones que se hacen en función de lo que ven en un momento puntual de tu vida y mucho menos, siendo tu consciente de que desconocen sus detalles y precedentes. 

Solo me queda hacerte una advertencia: cuando actúas con estos criterios trasmites una seguridad en ti mismo/a que hace que nunca pases desapercibido/a y te encontrarás con dos reacciones que debes aprender a manejar: admiración y repulsión; para la primera y sin perder tu esencia, muéstrate cercano y humilde y para la segunda, sin perder tu esencia, muéstrate fuerte y seguro/a.


Saludos y se feliz. 

Un día en la vida de un no IE y en la de un IE.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Hablamos mucho de inteligencia emocional pero, sin embargo, echo de menos algunos ejemplos concretos de cómo se debe aplicar esta virtud, innata o aprendida; porque ten presente que, con práctica, se puede aprender a usar, incluso de mejor manera, que el que la tenga innata, “solo” se trata de darnos tiempo y ante cada nuevo reto, no dejarnos llevar por nuestra agotadora tendencia a la negatividad.


Un día en la vida de un/a no inteligente emocional y en la de un/a inteligente emocional:

Tras una mala noche suena el despertador a las 05:30 de la mañana:

Reacción de un no inteligente emocional: “¡¡Joder, vaya mierda de noche que he pasado y vaya mierda de día me queda que pasar!!

Reacción de un inteligente emocional: “¡¡Joder, vaya mierda de noche que he pasado!! Bueno ya está, que se le va a hacer, esta noche voy a caer rendido en la cama y voy a dormir como un bebe, repasaré que pude hacer ayer mal, para que me pudiese afectar para no dormir bien”.

Al ir al aseo se encuentran con que no hay agua corriente:

Reacción de un no inteligente emocional: ¡¡¿Cómo?!! Encima de la mierda de noche que he pasado,tampoco hay agua ¿y ahora qué hago? No me puedo duchar, no me puedo asear, seguro que ni cagar puedo, joder, vaya mierda, si ya sabía yo que hoy todo va a ser una mierda!! (Imagínatelo/a dando vueltas cabreado/a y despertando a todo el mundo)

Reacción de un inteligente emocional: ¡¡Jajaja (risa irónica), toma ya, y ahora encima sin agua, cagüento!! Bueno, a ver, ducharme no puedo, así es que tengo que hacerme el “lavado del gato” ¿de dónde puedo sacar un poco de agua? Ya sé, de la mineral para beber y si no hay bastante, pues de alguna cisterna. Esto ya no me pasa más, voy a preparar una garrafa de 10l para estos casos y a partir hoy me ducho antes de ir a la cama, que además, me puede ayudar a relajarme para dormir mejor”. Acaba de encontrar posibles soluciones a dos problemas con una sola reflexión.

Como quien dice, el día no ha comenzado y quiero que imagines con que talante se van a enfrentar cada uno de ellos/as a todos los acontecimientos que aún les quedan por resolver.

Si he sido capaz de transmitir lo que esos momentos ocurre en las emociones de cada uno de ellos/as, seguramente podrás deducir que todo lo que le ocurre al no inteligente emocional se le va sumando porque es incapaz de filtrar y de aprovechar esas oportunidades de aprendizaje, con lo que a cada nuevo contratiempo sus reacciones serán cada vez peores, acumulando un estado de tensión tal, que irremediablemente le llevará a la ira, y dependiendo de su posición, esa ira “la compartirá” con quien él o ella consideran inferiores, por ejemplo: un subordinado del trabajo; un compañero al que no respeta por ser, según cree, más débil; que puedo decir de las reacciones que vemos en muchas ocasiones cuando vamos conduciendo; en la familia, con sus parejas, hijos/as o mascotas… pero hay alguien que lo va a sufrir tanto o más que ninguno de estos: ellos/as mismos. Lo sufrirán en su salud y con el tiempo, es más que probable que terminen solos/as, ¿puede haber algo más triste?

Sin embargo, el inteligente emocional, al que también le incomodan los contratiempos, sabe utilizar cada uno de ellos para evitar que cuando le vuelvan a ocurrir, le planteen los mismos problemas y siempre, ante estos nuevos contratiempos, buscará nuevas soluciones. Un inteligente emocional no se pelea contra los contratiempos ¿para qué? Estos van a surgir sí o sí, solo cabe estar preparados emocionalmente para aceptarlos y aprender de ellos.

¿Cuáles son los beneficios de una actitud inteligente emocional?

1º) Aumento de la autoestima por sentir tu capacidad de superación.

2º) Notarás menos el cansancio, mantendrás una dieta adecuada y evitarás el sobrepeso, ya que nunca tendrás pereza para el ejercicio físico.

3º) Se te notarán los efectos de envejecimiento mucho más tarde y como tampoco te importará, más guapo/a se te verá.

4º) Tus relaciones serán sanas y placenteras, tu capacidad de alejar a los tóxicos y de acercar a los no tóxicos, te ayudarán en tus objetivos emocionales, personales y profesionales.

5º) Tus relaciones familiares, principalmente con tu pareja e hijos/as, serán excepcionales.

6º) Y muy importante: mantendrás siempre latente tu apetencia sexual.

Seguro que tienes algún beneficio más ¿quieres compartirlo?

Saludos y se feliz.