¿Es recomendable decir lo que pienso?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Comunicaci_n_asertiva_PNL-recortada

Desde mi modesta experiencia es muy recomendable decir lo que pienso, porque he descubierto que compartiendo mis pensamientos y reflexiones, se pueden dar cuatro situaciones que, bien gestionadas, me garantizan un buen avance social, profesional y sobre todo, emocional.

Junto con sus beneficios son estos:

1º) Documentarme y reflexionar antes de exponer una idea:

  • Social: Las personas de mi entorno respetarán mis opiniones cuando comprueben por ellas mismas que lo que he expuesto no es la consecuencia de suposiciones y especulaciones.
  • Profesional: Aumentará mi capacidad de búsqueda y análisis de información, con lo que mejorará mi interpretación de los datos para que me ayude a aprovechar mejor mis recursos y sobre todo mi tiempo.
  • Emocional: Incremento de mi seguridad y autoestima.

2º) Buscar la mejor manera de exponer mi idea:

  • Social: Las personas de mi entorno respetarán mis opiniones porque en ningún momento usaré un método de exposición que las imponga, me preocuparé por buscar un modo de exponer que “encante” y transmita cercanía, así las personas de mi entorno querrán estar conmigo y no “huirán “al verme.
  • Profesional: Mi trabajo tiene que ver con el contacto humano (clientes, compañeros/as, etc.) y este punto es vital, ya que de como exponga mis argumentos así será la reacción hacia mi de mis clientes.
  • Emocional: Incremento de mi seguridad y autoestima.

3º) Que tenga razón en lo que digo:

  • Social: Las personas de mi entorno respetarán mis opiniones y agradecerán que en aquel momento me atreviese a decir lo que pensaba, sobre todo, por haberlo hecho bien documentado y de la manera más empática posible.
  • Profesional: En mi trabajo esta es la mejor manera de ganarme la confianza de mis clientes y todos sabemos lo difícil que es hoy en día ganarse la confianza de los clientes.
  • Emocional: Incremento de mi seguridad y autoestima.

4º) Que no tenga razón en lo que pienso:

  • Social: De nada servirá todo lo ganado anteriormente, si cuando no tengo razón y me contra-argumentan adecuadamente no se reaccionar con asertividad, así es que, esta es una oportunidad única para reforzar todo lo ganado anteriormente, es decir: podré ser visto como una persona que se documenta, que reflexiona, que dice lo que piensa y lo más importante, que sabe escuchar a los demás.
  • Profesional: Saber actuar adecuadamente y a tiempo ante la reacción negativa de un cliente hacia una exposición errónea por mi parte, puede suponer un incremento de confianza hacia mí, ya que este cliente no tendrá “temor” de compartir conmigo sus inquietudes personales y profesionales.
  • Emocional: Incremento de mi seguridad, autoestima y sobre todo de mi asertividad.

No sé si te he convencido de esta idea, pero si lo he hecho, antes me gustaría advertirte de que lo hagas como lo hagas, siempre vas a recibir críticas, sobre todo destructivas, así es que antes de empezar a hacerlo, primero acepta que vas a cometer más errores que aciertos y sobre todo, prepárate de mucha asertividad y paciencia.

Saludos y se feliz.

Anuncios

Libre albedrío.

Vivir con pan y aceite de oliva virgen extra.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!
 
El libre albedrío, como me imagino ya sabes, se utiliza para definir la capacidad que cada persona tiene para elegir su destino, muchos piensan que por sus condiciones y limitaciones su destino ya está elegido y deciden dejarse llevar.
 
Hace tiempo descubrí que, tal y como yo lo veo, no es cierto y que solo tenemos un destino previsto: la muerte. Cuando fui consciente de este importantísimo detalle, ya era padre y me dio “miedo” y como muchos de vosotros, me pregunte ¿qué sentido tiene la vida? E inicie una aventura a través de la reflexión que me ha traído hasta hoy.
 
Concluí que los humanos hemos creado un complicado submundo irreal dentro de una realidad superior para la que no estamos preparados a comprender, así es que nos creamos nuestras ideas y soluciones, pero estas no resuelven nada…

Ver la entrada original 446 palabras más

L.I.D.E.R.

Vivir con pan y aceite de oliva virgen extra.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!imagesSiempre que se acercan algunas elecciones, me acuerdo de las palabras de una Gerente de Área de una importante firma multinacional. Coincidimos trabajando al día siguiente de las últimas elecciones al parlamente español, y hablando del tema me dijo: “Que envidia me dio”, ¿A qué te refieres? Le pregunte yo, y me respondió: “A la sensación de poder que debería tener Mariano Rajoy en el momento de saludar a toda la gente desde el balcón de la sede de su partido”; tras esto, sentí un fuerte escalofrío.

Hay muchos/as profesionales que tienen como objetivo en su vida llegar a liderar equipos; sin embargo, creo que confunden las funciones o nadie les ha explicado, que liderar no es mandar a cambio de más dinero, liderar es una de las mayores responsabilidades que una persona puede aceptar; de hecho, opino que muy pocos/as están preparados/as realmente…

Ver la entrada original 263 palabras más

¿Cómo manejas las críticas destructivas?

¡¡Bienvenido o Bienvenida a mi Blog!!

criticas-255x180

Que critiquen lo que hago y como lo hago es algo que, imagino que como a la mayoría, “no me gusta”; pero si la crítica es constructiva, tras el necesario periodo de calma, suele ocurrir que pienso y recapacito sobre ello, comparto mis emociones y reflexiones con los que mejor me conocen para tener su opinión y además, encontrar el apoyo necesario para buscar la manera de poner en marcha los consejos recibidos, porque opino que haciendo esto, tengo la oportunidad de descubrir si lo propuesto era acertado o no, para si vuelvo a recibir otra crítica similar, tener argumentos para decir, si creo necesario dar una explicación, que estoy en ello o que lo que se me propone a mí no me funciona.

Estoy convencido de que a todos nos gustan mucho más los piropos que las críticas y también estoy convencido de que una buena crítica constructiva, es mucho mejor para nuestra buena evolución que un piropo, sin embargo y tristemente, debido a que muy poca gente tiene la empatía necesaria para hacerlo de manera constructiva y además, son más fáciles de hacer: las críticas destructivas son mayoría.

Y como muy poca gente tiene la asertividad necesaria para recibir una buena crítica constructiva, muchos/as de los que tienen la empatía necesaria para hacerlas, no las hacen para ahorrarse el mal rato de aguantar continuas negativas a su buena intención, así es que, este es otro argumento para demostrar que: las críticas constructivas son minoría.

Es decir: la falta de asertividad es proporcional a la falta de empatía, algo que, por nuestra buena salud mental y por la de las personas de nuestro entorno, deberíamos trabajar en mejorar mucho más.

Por lo que he podido y puedo comprobar, tanto en mi entorno personal, social (1.0 y 2.0) y profesional: a todos nos marcan mucho más las críticas que los piropos y este punto de nuestra condición humana, es algo contra lo que comprendí que debía luchar si quería conseguir los objetivos que me estaba marcando, desgraciadamente, es algo que aprendí demasiado tarde, ya que nadie me lo enseño en su momento, pero bueno, nunca es tarde si la dicha es buena y aún mejor, si tienes la oportunidad de poder enseñarlo a tiempo a las personas que te importan.

Somos muy injustos y particularmente me cabrea que le dediquemos más tiempo emocional a las críticas destructivas que a los piropos, así es que, por mi salud mental, me propuse invertir esto y para conseguirlo, me marque dos requisitos mínimos:

1º) Tengo más piropos que críticas destructivas, sin embargo ¿por qué hablo más con mi mujer de las críticas destructivas que de los piropos? A partir de ahora, hablaré con la misma intensidad de ambos y seguro que le dedico más tiempo a los piropos que a las críticas destructivas.

2º) Necesito críticas constructivas, pero ¿me sirven todas? No, antes de tener en cuenta una crítica constructiva investigaré más sobre cómo es la vida de quien la hace para que sea tenida en cuenta, por ejemplo: si tras los consejos de alguien con mucho éxito profesional, descubro que lo ha conseguido sacrificando su tiempo y el de su familia, no los tendré en cuenta y buscaré aquellos de quienes lo consigan desde un equilibrio completo.

Y tu ¿qué haces para manejar las criticas destructivas?

Saludos y se feliz.

En el desempleo renunciar no es una opción, pero ¿a qué me enfrento?

¡¡Bienvenida o Bienvenida a mi Blog!!

10373499_10152230930584492_6800582292500277977_n

Los desempleados leemos muchos artículos y frases motivadoras sobre actitud, coraje, voluntad, superación… y con frecuencia, se suele utilizar el ejemplo del deporte y a los deportistas de élite. Soy un “gran deportista” y tengo el placer de poder entrenar con algún deportista de élite y es cierto, tienen una capacidad única para superar situaciones de auténtica dureza física y Psicológica relacionada con su trabajo, pero hay un “pequeño detalle” que les motiva mucho a seguir luchando y entrenando: tienen un empleo que les garantiza “poder comer” y quieren mantenerlo o mejorarlo.

Seguro que tú y yo sabemos mucho de coraje y superación, además, lo podemos ver a diario a nuestro alrededor y como no es plan de que nos contemos la vida, la mía te la resumiré diciéndote que tuve que enfrentarme a un problema de salud grave con 22 años, que los objetivos que me plantee a años vista se están cumpliendo mejor de lo esperado y que no ha habido ni un reto que la vida me haya planteado al que no le haya hecho frente, pero había un “pequeño detalle” en el que no tenía que pensar: mi empleo, además, no tenía que preocuparme por él, “solo” tenía que hacerlo cada día mejor, esa era mi garantía para no preocuparme de que tendría para comer mañana, lo tenía resuelto.

Tras muchos años de trabajo continuo y con la responsabilidad de sacar adelante a una familia muy estructurada, el desempleo no es un reto a superar al uso, para mí es EL RETO más difícil al que me he enfrentado; no es como si tras comprobar tu estado después una caída te levantas y sigues, eso “lo hace cualquiera”, te lo digo de corazón y sé de lo que hablo, es puro instinto y aunque con dolor y algo de miedo, no hay quien te pare cuando tu estado te lo permite, tienes claro el objetivo y sobre todo, sabes dónde está la meta.

Si quieres hacer una carrera universitaria sabes que son 4 o 5 años en los que debes estudiar y asistir a clase todos los días, depende de ti, es decir: sabes lo que tienes que hacer y cuanto tiempo necesitas para conseguirlo; si quieres superar una enfermedad grave, seguramente te habrán dicho a qué te enfrentas, de que medios dispones y lo importante que es tu voluntad para superar el trance, es decir: aunque no sabes el tiempo que necesitarás, si sabes que tienes que hacer y también, que de tu actitud dependerá en gran medida reducir el tiempo de recuperación… podría poner muchos ejemplos más; sin embargo, en el desempleo no sabes a que te enfrentas: desconoces el tiempo que necesitas para salir de él y no solo con tu actitud basta, influyen muchos factores y la mayoría desconocidos, es como si una fuerza invisible te golpease cada segundo de tu día a día, tanto, que puede llegar a ser insoportable, así es que comprendí que para evitarme males mayores, tenía que darle forma a ese “enemigo” para saber a qué me estaba enfrentando.

Al principio no me plantee a que me enfrentaba en el desempleo: “¿para qué? Si con mi experiencia iba a salir pronto de él”, pero con los primeros desengaños y sobre todo, con la gestión del tiempo, tuve que “ponerme las pilas” y empezar a investigar sobre a qué reto me estaba enfrentando, porque ahora no soy yo el que tiene el poder de decidir: cuándo, dónde y porque, ahora la gestión es otra, porque me enfrento a aquello que más miedo nos da: la incertidumbre de no saber si tendré los recursos necesarios para vivir en el futuro.

Ya sé que la incertidumbre de no saber si tendré los recursos necesarios para vivir en el futuro, es lo que le da al desempleo poder sobre mí, es decir: ya tengo algo sobre lo que trabajar y la mejor manera que he encontrado de actuar en su contra es: valorar mis necesidades diarias, cuantificar mis recursos y calcular el margen de tiempo que me dan para vivir cada día resolviendo el presente orientándolo hacia el futuro sin miedo, sin prisas y sin desesperación.

Con mucha frecuencia recuerdo una charla con un guía turístico en Marrakech, en la que me contó, con una gran sonrisa, que salía cada día sin saber en que trabajaría y si ganaría algo o no para comer ese día, pero que al final, estando atento a las oportunidades, siempre se solucionaba de alguna manera; es decir, para que plantearse el futuro a meses vista si para llegar a él he de resolver el presente inmediato, así es que renunciar no es una opción.

Saludos y se feliz.

El punto G de cualquier empleo digno.

Vivir con pan y aceite de oliva virgen extra.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!
 
¡No lo entiendo! ¿Cómo es posible que haya gente que teniendo un empleo en el que le pagan razonablemente bien por el trabajo que hace se pase la vida lamentándose y quejándose por él? ¡Me cabrea enormemente!
 
Vivo en una calle céntrica y antigua en la que no se puede poner contenedores de basura, así es que, todos los vecinos dejamos la basura en la puerta de casa para que la recojan los basureros y, durante años, no hemos tenido muchos problemas pero de unos días a esta parte, pasan cosas muy raras, cosas que tienen toda la pinta de estar provocadas por alguien que no ama su empleo: un vago.
 
Ayer quedo más que patente por el rastro que dejo al romper una bolsa por no levantarla a pulso, y llevarla arrastrándola hasta el vehículo que usan para sacarla de…

Ver la entrada original 686 palabras más

¿Discriminan por edad las mejores empresas para trabajar?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

INTERNACIoNth_3b651670e2f30f81201e5ad0e93774b3_great-place-to-work-598445f8AL 45+ EXPERIENCE 2.0, es un grupo de Linkedin y en el se iniciaba este debate y yo, además de mis opiniones esperanzadoras para los veteranos, aporte este artículo de la Funcación Randstad (por cierto, empresa que está clasificada en su sector como de las mejores para trabajar) y que casualidad, unas semanas después se pusieron en contacto conmigo para iniciar un proceso de selección que me llevo hasta la fase final, y que, afortunadamente para el seleccionado/a por la oportunidad que se le brinda, no fui el elegido, pero tras la desilusión y por mi salud mental, solo me queda sacar lo positivo y para empezar, quiero agradecer a Sergio, el reclutador que llevo el proceso, su profesionalidad y sensibilidad a la hora de darme la mala noticia, y también, que tras la charla me tranquilizará diciéndome que había hecho un proceso impecable, que estaba encantado de haberme conocido y que me tendría en cuenta para siguientes procesos.

Cuando Sergio me llamo, yo estaba en el mejor sitio posible para recibir una mala noticia: en mi bici y haciendo un buen entreno (que no está nada mal para un +45); aparte de los beneficios físicos que la bici me aporta, es el mejor diván posible para una buena reflexión: la producción de endorfinas, el aumento del riego sanguíneo y disponer de unas horas  de “soledad”, te permite encajar las emociones negativas y encontrar lo positivo de todas ellas. Aunque no he parado de hacer cosas y por supuesto no pierdo la esperanza de volver pronto a conseguir un buen empleo, ya son 13 meses en el desempleo y cuando colgué el teléfono, me lamenté de mi mala suerte y repase todos los procesos en los que he llegado a la final, evidentemente, sin éxito, para encontrar los motivos o errores que me llevan al “fracaso”; sin embargo, poco a poco y con la inestimable ayuda de mi bici, me fui tranquilizando, porque los motivos son variados y ninguno han sido por mi culpa: unos por las subastas de moléculas en Andalucía y otros por la situación de grandes dudas que provoca la crisis, con buen criterio, decidieron paralizarlo y, por supuesto, otras porque encontraron otros candidatos/as con un perfil más próximo al requerido, pero de lo que sí estoy seguro es de que en cada una de esas empresas he podido dejar una puerta abierta, porque me han demostrado de sobra que buscan empleados competentes sin importarles la edad o la “titulitis”.

Una a una, empecé a analizar el proceso en cada una de esas empresas: Sandoz (Novartis), Novo Nordisk, Mundipharma y Sanofi, que a través de Ranstad, ha sido la última para la que he optado y tras el repaso, caí en la cuenta de que me sonaba de algo esa clasificación y recordé este artículo de El Global, en el que todas ellas están incluidas como de las mejores para trabajar; además, también trabaje para Quintiles y se dé buena tinta que ellos no discriminan por la edad, pero sí que están obligados a cumplir con los requisitos que les marcan sus clientes y para ser justos, no me quiero olvidar de Servier y Norgine, ambas, a través de sus departamentos de RRHH, también me llevaron hasta la final de un proceso de selección y como te decía, unas por las subastas de moléculas en Andalucía, otras por las dudas que provocan la crisis y otras por encontrar a alguien con un perfil más próximo al requerido que el mío, no me contrataron pero tampoco me discriminaron por la edad, ni por mi formación reglada, solo valoraron lo que les podía ofrecer y ya que estamos, he de decir que es mucho y bueno.

Volví al artículo de El Global y me pregunte: ¿puede que esas empresas que aparecen como las mejores para trabajar estén en ella por valorar a sus empleados por sus competencias y las que no, por no hacerlo y estar obsesionados con perfiles inflexibles? De hecho, en esa clasificación echo en falta a empresas que estaban hace años (y sé de buena tinta que presumían de ello) y que ahora no están, aunque presumen de buscar el talento mejor que nadie ¿No te da que pensar? No es una afirmación, es un planteamiento ¿tu que opinas?

Saludos y se feliz.

L.I.D.E.R.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!imagesSiempre que se acercan algunas elecciones, me acuerdo de las palabras de una Gerente de Área de una importante firma multinacional. Coincidimos trabajando al día siguiente de las últimas elecciones al parlamente español, y hablando del tema me dijo: “Que envidia me dio”, ¿A qué te refieres? Le pregunte yo, y me respondió: “A la sensación de poder que debería tener Mariano Rajoy en el momento de saludar a toda la gente desde el balcón de la sede de su partido”; tras esto, sentí un fuerte escalofrío.

Hay muchos/as profesionales que tienen como objetivo en su vida llegar a liderar equipos; sin embargo, creo que confunden las funciones o nadie les ha explicado, que liderar no es mandar a cambio de más dinero, liderar es una de las mayores responsabilidades que una persona puede aceptar; de hecho, opino que muy pocos/as están preparados/as realmente para ello y que las empresas se ven obligadas a nombrar, por necesidad, a muchas de estas personas incapacitadas.

Me da igual el cargo que tengas o el trabajo que desarrolles, todos/as debemos actuar como líderes y todos/as debemos actuar como liderados, así es que es algo que uno/as deben aprender a hacer, otros/as a mejorar y otros/as a aceptar.

En mi caso, he de ejercer como líder en mi familia y como liderado en mi trabajo, y lo que me “exigen” en mi familia como líder, es lo mismo que “exijo” como liderado:

Ligar: Atar, sujetar, unir, enlazar, fundir o mezclar distintos elementos para que formen uno solo.

Inteligencia emocional: La inteligencia emocional consiste en una serie de actividades que sirven para apreciar y expresar de manera justa nuestras propias emociones y las de otros y para emplear nuestra sensibilidad a fin de motivarnos, planificar y realizar de manera cabal nuestra vida.

Decidir: Dar una solución o juicio definitivo sobre un asunto, o mejor: inclinar a alguien a tomar una determinación.

Ejemplo: Aquello que sirve de modelo imitable o eludible, según se considere positivo o negativo; lo que induce a ser imitado; actuar de un modo que incite a la imitación.

Reflexión: La introspección o inspección interna es el conocimiento que el sujeto tiene de sus propios estados mentales. Asimismo es la condición previa para conseguir la interrupción del automatismo, de la indignación y hacer una nueva valoración.

Tú, yo y todos/as debemos actuar como líderes, ¿estás preparado/a?

Saludos y se feliz.

El punto G de cualquier empleo digno.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!
 
¡No lo entiendo! ¿Cómo es posible que haya gente que teniendo un empleo en el que le pagan razonablemente bien por el trabajo que hace se pase la vida lamentándose y quejándose por él? ¡Me cabrea enormemente!
 
Vivo en una calle céntrica y antigua en la que no se puede poner contenedores de basura, así es que, todos los vecinos dejamos la basura en la puerta de casa para que la recojan los basureros y, durante años, no hemos tenido muchos problemas pero de unos días a esta parte, pasan cosas muy raras, cosas que tienen toda la pinta de estar provocadas por alguien que no ama su empleo: un vago.
 
Ayer quedo más que patente por el rastro que dejo al romper una bolsa por no levantarla a pulso, y llevarla arrastrándola hasta el vehículo que usan para sacarla de la calle. Cuando mi hija mayor llego a casa, sobre las 22:30, entro avisándonos del detalle, ya que la bolsa rota era nuestra, salimos y vimos el desastre, intentamos recoger todo lo que pudimos y mientras tanto, mi mujer, muy sensibilizada con el tema empleo, como cualquiera en nuestra situación (ambos desempleados), no hacía más que decir: ¡Joder!¿Tienen trabajo y esto es lo que hacen, pero que quieren… bolsas llenas de aire para no molestarse?
 
Desgraciadamente son muchos y muchas los que se lamentan a diario sobre sus empleos y no hablo de empleados/as que tengan trabajos socialmente mal vistos o mal pagados ¡Ojo! Todos tenemos derecho a pedir más ¡Claro que sí! Pero si el trabajo y las condiciones que han aceptado son esas y no hacen nada para cambiarlas ¿Por qué se auto-justifican haciendo mal tu trabajo o con desgana? Nunca lo he entendido.
 
Está claro que la mejor manera de disfrutar de tu trabajo es haciendo algo que te apasione, pero ¿cuántos/as tienen esa posibilidad? Y ¿cuantos se han formado en algo que les apasionaba y luego han descubierto que se equivocaron?
 
Llevo tiempo pretendiendo volver a reconducir mi carrera volviendo a mi antiguo empleo, o alguno de los que están relacionados con él, pero desgraciadamente cada día parece más difícil, así es que, de unos meses a esta parte he iniciado un proceso de reflexión que me ayude a decidir que empleos he de buscar y al final descubres que no se trata de que elijes, no está la cosa para que andes con remilgos, se trata de que no te estafen, ya me encargaré yo de encontrar la motivación necesaria para encontrar el punto G del empleo que encuentre y así disfrutar con él, porque ¿cómo se puede ser feliz levantándote cada día para ir a desarrollar una tarea que te amarga la existencia, pero que irremediablemente tienes que hacer para poder comer?
 
Mi hija menor quería ser médico desde pequeña, no sé si fue por la influencia de sus “Tatas”, ambas médicos, o por su sensibilidad y ganas de ayudar a los demás, pero el caso es que por temor a sacar una mala nota en selectividad (se le dan muy mal las matemáticas) abandono su ilusión; tratamos el tema planteando algunas alternativas y tras algunas ideas, llegamos a la conclusión de que hay muchos empleos que sirven para ayudar a los demás, de hecho, opino que todos los empleos tienen como objetivo ayudar a los demás, ese es el punto G de cualquier empleo y es lo que nos debería ayudar a disfrutar con ellos.
 
Mi “peque” se presenta a las próxima pruebas de selectividad, en esto soy muy afortunado y, al igual que su hermana mayor, seguro que saca nota de sobra, pero no se presenta a lo que a ella le hacía ilusión: ser médico; al igual que su hermana mayor se presenta para ser maestra, algo que no le convencía porque no lo relacionaba con lo que más le apasiona: ayudar a los demás.
 
Para mí la educación y la formación es la base de una vida feliz y además, es la mejor manera de ayudar a los demás, así es que solo necesitaba comprender que un/a médico ayuda a mucha gente, pero que muchas de las cosas a las que un/a médico se ven obligados/as a resolver, se habrían evitado con una buena educación emocional y nutricional, por lo tanto ¿cual debe ser el planteamiento?: “Aguantar niños es un coñazo agotador” o: “Tengo en mi mano cambiar la vida a mejor de muchas personas y puede que también las de su entorno” Tengo muy claro cual elegiría.
 
Piensa un poco y dime ¿en qué ayudas a los demás con tu empleo? Posiblemente esa sea tu  mayor motivación ¿qué crees que me motiva a escribir en mi Blog con frecuencia? ¡Pues sí! Saber que solo ayudar a una persona merece mucho la pena.
Saludos y se feliz, por cierto, encontrar la manera de disfrutar con lo que haces ayuda y mucho.  

Libre albedrío.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!
 
El libre albedrío, como me imagino ya sabes, se utiliza para definir la capacidad que cada persona tiene para elegir su destino, muchos piensan que por sus condiciones y limitaciones su destino ya está elegido y deciden dejarse llevar.
 
Hace tiempo descubrí que, tal y como yo lo veo, no es cierto y que solo tenemos un destino previsto: la muerte. Cuando fui consciente de este importantísimo detalle, ya era padre y me dio “miedo” y como muchos de vosotros, me pregunte ¿qué sentido tiene la vida? E inicie una aventura a través de la reflexión que me ha traído hasta hoy.
 
Concluí que los humanos hemos creado un complicado submundo irreal dentro de una realidad superior para la que no estamos preparados a comprender, así es que nos creamos nuestras ideas y soluciones, pero estas no resuelven nada, solo enmascaran nuestros miedos e inseguridades.
 
Da igual lo que en nuestro submundo ocurra: guerras, crisis, asesinatos, corrupción, abuso de poder, avaricia… Cada mañana y afortunadamente desde hace muchos…muchos…muchos años, “siempre sale el sol” y es en este momento cuando tenemos la oportunidad de elegir las respuesta a muchas cuestiones, respuestas que se resumen con un o un no y que serán la llave de nuestra motivación.
 
1º) ¿Agradeces estar vivo/a?
 
Sí: Mi más sincera enhorabuena, es el primer paso para seguir creciendo y ser feliz.
 
No: A lo largo de nuestra vida, independientemente de nuestra situación económica, todos pasamos por situaciones difíciles que nos hacen creer que nunca las podremos superar ¡Es mentira! si las puedes superar, pero no será mañana, necesitarás más tiempo, ten paciencia, con paciencia el camino se hace más rápido porque cometemos menos errores.
 
2º) ¿Aceptas sin miedo que hoy puede ser el último día de tu vida?
 
Sí: Mi más sincera enhorabuena, no querrás perderte nada de lo que ocurra a tu alrededor y tu curiosidad se mantendrá intacta independientemente de tu edad.
 
No: Es natural que tengamos miedo al dolor y a la muerte, pero son inevitables y solo aceptándolo podrás disfrutar plenamente de todos tus sentidos, en ellos encontrarás el verdadero y sano placer de vivir, vivir con miedo a morir, no es vivir, es subsistir.
 
3º) ¿Te preocupas por el estado de las personas con quienes compartes ese momento?
 
Sí: Mi más sincera enhorabuena, aunque algunas veces cuesta, posiblemente recibas mucho más de lo que das.
 
No: ¡Lo siento por ti! Me da igual que puedas disfrutar de lo mejor que la vida material te pueda ofrecer, pero te estás perdiendo lo mejor que una vida completa te pueda dar.
 
4º) ¿Aceptas los recursos que en ese momento dispones?
 
Sí: Si consideras que es lo que necesitas y eres feliz ¡Enhorabuena!
 
No: Esta respuesta puede llevarte a varias opciones: trabajar mejor, trabajar más, trabajar más y mejor, o por una a la que actualmente muchos/as optan y que no te recomiendo: el engaño y el pelotazo.
 
5º) En la búsqueda de más recursos ¿sacrificas a las personas de tu entorno?
 
Sí: Sinceramente, no lo entiendo, algo está fallando ¿qué sentido tiene buscar más recursos si no los puedes compartir con los tuyos?
 
No: Enhorabuena, seguramente estés haciendo muy bien tu trabajo.
 
Podría seguir con muchas más preguntas que nos podríamos hacer a lo largo del día, pero quiero pedir tu colaboración ¿cuáles serían las tuyas? Pero antes, échale un vistazo a este vídeo.
 
 
Saludos y se feliz.