¿Se puede ser Inteligente emocional, tener autoestima y seguridad en ti mismo?

Vivir con pan y aceite de oliva virgen extra.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Fotolia_47518280_Subscription_Monthly_XXL--478x270

¿Se puede ser inteligente emocional, tener autoestima y seguridad en ti mismo? Pues sí, ya lo creo que se puede y el uso combinado de estas tres virtudes, es el mejor camino para conseguir una vida repleta de coraje y superación sin olvidar ayudar a los demás.

Una persona que tiene desarrollada y bien trabajada su inteligencia emocional, detecta a aquella persona que, por su sensibilidad y empatía, sufre por el dolor ajeno; a la que se muestra indiferente ante este dolor, o lo aparenta por falta de empatía o temor a no saber que aportar para mitigarlo y también, a quien lo provoca y en cada uno de los casos sabe manejarse para ser capaz de:

1º)Ayudar al primero a que comprenda que la mejor manera de ayudar a los demás es ayudarse primero a si mismo/a.

2º)Invitar al segundo a que…

Ver la entrada original 301 palabras más

Anuncios

Si eres tan bueno ¿por qué no has conseguido un empleo?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

HR-Recruitmen-specialists

Esta pregunta me la han hecho dos Reclutadores distintos, de empresas de selección distintas y en la primera fase de los dos últimos procesos de selección en los que he participado y la verdad, es que cuando me las hacen me quedo un poco “pillado” porque en ese momento no tengo una respuesta que me satisfaga, y es que lo que me está ocurriendo hasta a mí mismo me suena a escusa y claro, temo que me impida continuar en el proceso y no poder demostrar todo mi potencial en una entrevista personal.

Ayer recibí otro fuerte golpe; de nuevo, las fases del proceso de selección habían ido a pedir de boca, incluso, con las precauciones debidas, prácticamente daban por hecho que yo sería el candidato elegido, sin embargo, otra vez, ocurre algo que me deja fuera y que no tiene nada que ver con que yo sea válido o no para el puesto.

Tras colgar el teléfono, lo primero que pensé fue en dejar de buscar empleo en el ámbito en el que me he movido estos últimos 22 años para evitarme el “sufrimiento” que llevo tolerando por no cuajar en los procesos de selección que, afortunadamente, he participado .

Pero rendirme no va conmigo, es una de las cualidades que me hacen distinto y ser de los mejores profesionales que en este ámbito existe, pero entonces, si soy tan bueno ¿por qué no he conseguido un empleo?

Así es, yo también me lo pregunto y ayer, para transmitir confianza a mis chicas, repase con ellas cada uno de los procesos en los que he participado y juntos analizamos las causas por las que no ha cuajado ninguno.

  • 1º) Fue poco después de haber recibido, tras 17 años en esta empresa, la fría comunicación de que entraba a formar parte de un ERE, cuando recibí la llamada de alguien a quien le habían recomendado que me contratase ¿qué ocurrió ? Pues que tras superar el proceso de selección, la empresa decidió no contratar por temor a la crisis que venía hacia el sector, es decir: una circunstancia ajena a mí evito mi contratación.
  • 2º) Poco después, en este caso tras haberme inscrito en una oferta de empleo para una gran multinacional en la que no cumplía el perfil solicitado, me citaron para iniciar uno de los procesos de selección más duros que creo que jamás vaya a hacer y tras finalizarlo y por mis referencias, sobre todo las dadas por los que serían mis principales clientes, algunos de los que podrían ser mis compañeros me decían que todo apuntaba a que el puesto era mío, sin embargo, el tiempo pasaba y no recibía respuesta, hasta que un día me llamaron para decirme que la central de esa empresa había decidido no cubrir algunas plazas vacantes por temor a la crisis que venía hacia el sector, es decir: una circunstancia ajena a mí evito mi contratación.
  • 3º) A través de contactos, volví a recibir una llamada para que participase en un proceso de selección para una gran empresa española en la que conocían perfectamente mi potencial, conocimiento de la zona y manera de trabajar, sin embargo y es una de las cosas que más me arrepentiré en mi vida, no acepte su oferta por esperar a la multinacional de la que te he hablado en el punto 2º, es decir y lo digo como lo siento: fui un gilipollas.
  • 4º) Esto fue una crueldad. Veo una oferta para una gran multinacional, una de las mejor valoradas, durante años, por sus empleados para trabajar, me inscribo y me llaman para hacer un filtro telefónico y curiosamente al día siguiente, me encuentro con el compañero que trabajaba una clientela concreta de la zona, hablamos del tema y acordamos el que, además de que yo me había inscrito en el portal y había superado el filtro telefónico, el enviaría también mi CV para, junto con otros, reforzar mis opciones de participar en el proceso; cual fue mi sorpresa cuando un amigo me llama para preguntarme que tal me había ido en la entrevista ¿qué entrevista? Pregunte yo, fue cuando me enteré que esta empresa había comenzado el proceso y no me habían tenido en cuenta, por prudencia no quise pedirle explicaciones a este “compañero” para evitarnos una situación incómoda y deje pasar el tiempo, pocos días después recibí la llamada de su departamento de RRHH para invitarme a participar en el proceso de selección y durante él, me hicieron una pregunta a la que no encontraba explicación ¿no conoces a nadie dentro de la empresa? En ese momento no me cuadraba la pregunta y yo me preguntaba ¿cómo es posible que me hagan esta pregunta si se supone que el “compañero” me prometió entregar mi CV? No lo hizo y lo peor es que una persona cobarde tiene un gran empleo que no se merece; si tenía preferencia por otro compañero, lo entiendo, pero debía haber sido una persona cabal, habérmelo dicho y no jugar con las ilusiones de una familia, es decir: una circunstancia ajena a mí evito mi contratación.
  • 5º) Aunque de manera oficiosa, nos habían comunicado que el proyecto en el que estábamos no tendría continuidad y curiosamente, en aquel momento, tenía más miedo por el futuro que ahora, miedo que me hizo perder parte de mi esencia y que me llevo a cometer un error grave en otro proceso de selección; no fui todo lo sincero que debía haberlo sido por temor a que se malinterpretase, así es que, escondí la situación en la que estaba y cuando se descubrió, como no podía ser de otra manera, provoco tal desconfianza sobre mí que me saco de un proceso en el que ya habíamos hablado de condiciones económicas, es decir: perder mi esencia me hizo perder una gran oportunidad, así es que, pase lo que pase, nunca dejes de ser tú mismo/a.
  • 6º) Por probar, me inscribí en una oferta en la que no cumplía el principal punto del perfil que solicitaban, para visitar a clientes de tres provincias, sin embargo, recibí su llamada y participé en el proceso y si no es porque no conocía a los clientes de las otras provincias, seguramente me hubiesen seleccionado, es decir: mi CV llama la atención y está valorado, tiene que llegar mi oportunidad.
  • 7º) Encuentro un oferta de empleo para mi provincia y para visitar a clientes que conozco, me inscribo y al día siguiente veo que alguien de RRHH de esa empresa visita mi perfil de LinkedIn, aprovecho la coyuntura y le pido que me dé la oportunidad de participar en el proceso, me la da y la supero a falta del visto bueno final, pero la situación que en Andalucía estamos viviendo les hizo paralizar el proceso hasta mejores momentos, es decir: una circunstancia ajena a mí evito mi contratación.
  • 8º) Tanto mi mujer como yo estamos búsqueda activa de empleo, ella se encarga de portales generalistas y yo de los más específicos y si alguno ve algo que le interesa al otro, pues nos lo comunicamos y en este caso eso fue lo que ocurrió. Mi mujer me avisa de que hay una oferta de lo mío, la estudio y aunque me extrañó que esta empresa usase ese portal, me inscribí y sorprendentemente me llamaron para participar en el proceso, lo superé muy bien pero, incluso sin saberlo la empresa de reclutamiento, surgió alguien que tenía mejores contactos que yo dentro de la empresa, es decir: una circunstancia ajena a mí evito mi contratación.
  • 9º) Por el tiempo transcurrido y tras todos estos chascos, necesitaba otra estrategia con la que plantear el futuro y, sin perder la ilusión por volver a lo mío, empecé estudiar otras alternativas y cuando la encontré y concrete los pasos a seguir, la verdad es que me tranquilicé mucho y como dijo Risto Mejide, decidí dejar que el empleo me buscase a mí y fíjate, sin inscribirme a ningún sitio y sin esperarlo, alguien me llama interesándose por mí y me invita a participar en un proceso de selección para una gran empresa de la que en ese momento no me podía decir de quien se trataba, luego descubrí que era la misma empresa para la que me entreviste en el 2010; también en este proceso todo fue muy bien y de hecho todo apuntaba a que por fin llegó mi oportunidad, pero, de nuevo, surgió alguien que tenía mejores contactos que yo dentro de la empresa, es decir: una circunstancia ajena a mí evito mi contratación.

¿Te explicas ahora por qué alguien tan bueno como yo aún no ha encontrado empleo? Pues yo no, pero es lo que hay y hoy empieza un nuevo día y una nueva oportunidad, así es que, si eres reclutador/a o empresa ¡No lo dudes! Cuenta conmigo para el siguiente proceso y si me contratas, haré que el trabajo sea algo divertido y placentero.

Saludos y se feliz.

La buena educación es gestión de valores (II).

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

tender-la-mano-a-los-nic3b1os

Te decía que la educación de nuestros/as hijas/os es la prioridad absoluta sobre la que deben girar todas las demás y además, es la principal motivación para conseguir que las demás prioridades se gestionen de la manera adecuada, pero ¿cuáles son esas otras prioridades que deben girar alrededor de la principal y en que se pueden beneficiar de esta? Es bastante simple ¿qué valores debemos exigir a nuestros/as hijas/os durante su educación?:

1º) Disciplina: Prácticamente desde el nacimiento y creo que de forma antinatural, les vamos a exigir que cumplan un horario de comidas, sueño, aseo, estudios y juego, pero claro ¿cómo exigir esa disciplina si nosotros no la cumplimos? Es decir, la prioridad principal nos obligará a que seamos un ejemplo en este punto y si lo queremos hacer bien, deberemos mantener un continuo progreso para estar a la altura.

2º) Sinceridad: Desde mi modesta opinión, la principal función de un padre o de una madre es estar ahí para prevenir errores y sobre todo, si estos ocurren, conseguir que nuestros/as hijas/os tengan la suficiente confianza para que no tengan miedo a compartirlos con nosotros y así evitar males mayores, pero claro ¿cómo exigirla si nosotros no la ofrecemos o no respondemos a sus dudas con claridad y sinceridad? Es decir, la prioridad principal nos obligará a que seamos un ejemplo en este punto y si lo queremos hacer bien, deberemos mantener un continuo progreso para estar a la altura.

3º) Respeto: Este punto es uno de los más importantes, porque dependiendo de cómo lo gestiones, así será la respuesta que encuentres de los demás hacia ti y lo que los padres y madres debemos conseguir, es que acepten la diversidad racial, cultural, religiosa y sexual, que no hagan juicios de nadie sin tener todos los datos y aún menos, para ser aceptados en los grupos juveniles, pero el respeto más importante que deben mostrar es hacia ellos/as mismas/os, pero claro ¿cómo exigirlo si nosotros no lo tenemos y no somos cuidadosos con nuestras opiniones sobre estos temas? Es decir, la prioridad principal nos obligará a que seamos un ejemplo en este punto y si lo queremos hacer bien, deberemos mantener un continuo progreso para estar a la altura.

4º) Compromiso: A lo largo de su educación les vamos a exigir que cumplan con sus promesas, por ejemplo: en su aseo, con los deberes, con la dieta, con el orden… en fin, pequeños compromisos que si los negociamos cuantas veces sean necesarias (no nos olvidemos que son niños/as) y con los argumentos adecuados, seguramente conseguiremos que sean personas comprometidas, con lo que en el futuro se ahorraran muchos problemas sociales y profesionales, pero claro ¿cómo exigirlo si nosotros no somos cuidadosos con cumplir con nuestros compromisos? Es decir, la prioridad principal nos obligará a que seamos un ejemplo en este punto y si lo queremos hacer bien, deberemos mantener un continuo progreso para estar a la altura.

5º) Constancia: Vivimos bajo un sistema que nos hace creer que todo se puede conseguir muy rápidamente, los padres y madres debemos advertir a nuestros/as hijas/os que eso es mentira y que si queremos construir una vida emocionalmente sólida debemos ser muy constantes, pero claro ¿cómo exigirlo si nosotros nos rendimos ante los problemas y tras estos no empujamos más fuerte si cabe? Es decir, la prioridad principal nos obligará a que seamos un ejemplo en este punto y si lo queremos hacer bien, deberemos mantener un continuo progreso para estar a la altura.

6º) Autoestima: Posiblemente haya dejado muchos valores pendientes de incluir en estos puntos que he resaltado, pero si hay una cosa de la que estoy seguro y es que ser disciplinados/as, sinceros/as, respetuosos/as, comprometidos/as, constantes y lo que tu creas que se deban añadir, va a redundar en una alta autoestima que les va a permitir ser personas capaces de afrontar todos los retos que la vida les plantee, pero claro ¿cómo inculcarla si nosotros no cumplimos con esos puntos y no tenemos en cuenta el impacto de nuestros actos? Es decir, la prioridad principal nos obligará a que seamos un ejemplo en este punto y si lo queremos hacer bien, deberemos mantener un continuo progreso para estar a la altura.

Saludos y se feliz.

La buena educación es gestión emocional (I).

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

images (2)

Desde mi modesta opinión, la educación y formación de nuestros/as hijas/os es la prioridad absoluta sobre la que deben girar todas las demás y es algo que nadie te podrá decir cómo lo debes hacer, porque lo que es bueno para unos/as no lo es para los/as otros/as y lo que me sirve a mí como educador, no te va a servir a ti, así es que, aunque estoy escribiendo en este artículo sobre la buena educación, no esperes encontrar una solución particular que te ayude en la educación de tus hijos/as, es más, nadie te la podrá dar, eso es algo que deberás encontrar tú, pero si puedo compartir contigo determinadas motivaciones que me han ayudado a no rendirme y a poder decir, ahora que mis hijas ya son mayores de edad y ambas Universitarias: “el tiempo pasado y el resultado obtenido me está dando la razón”.

Ya ha pasado ese periodo del año en el que mucho padres y madres hacen balance de cómo les va con sus hijos/as y si han sacado buenas notas agradecen la buena suerte de tener unos/as hijos/as estupendos/as y si no, se lamentan de su mala suerte por tener unos/as hijos/as que no se comprometen con el estudio o de que no sirven para ello y durante esta época, surgen expresiones en referencia a los hijos/as que me irritan y mucho y que, como has comprobado, tienen como denominador común la buena o mala suerte que tienen unos y otras con respecto a sus hijos/as, por ejemplo:

1º) Si tus hijos/as han sacado buenas notas, te dicen algo así: “¡Qué envidia, qué suerte teneis!”.

2º) Si sus hijos/as no han sacado buenas notas, te dicen algo así: “¡Qué mala suerte tengo con mis hijos/as, ya no sé qué hacer!”.

No creo ni en la buena, ni en la mala suerte, solo en la constancia.

En cualquier actividad que desarrollemos a lo largo de nuestra vida solo cabe ponerse manos a la obra y aprender de cada error cometido y desde mi modesta opinión y experiencia, posiblemente la actividad que más esfuerzo necesita sea la educación de nuestros hijos e hijas, porque la energía a invertir y el desgaste emocional al que te puede llevar puede ser brutal.

Te decía que el tiempo pasado y el resultado obtenido me están dando la razón. Mis hijas, también han terminado sus estudios en este ejercicio; mi hija mayor ha terminado 3ro de magisterio con una nota media de 8,6 y una matrícula de honor en lengua y mi hija menor, ha sacado selectividad con una nota de 10,72, es decir, para muchos y muchas, somos muy afortunados y es cierto, pero ¿esto es el resultado de la fortuna o de una buena educación basada en la gestión emocional de cada una de ellas?

Apuesta por lo segundo, porque no me sirve de nada ese resultado académico si mis hijas lo tienen que conseguir con un sacrificio que exceda sus límites físicos y emocionales, o lo que puede ser peor, que les impida aprender todas esas cosas tan necesarias en el mundo que se van a encontrar cada vez que salgan de la protección que les ofrecen las paredes de su casa.

Si te interesa conocer los pasos que hemos dado, junto con sus errores, para obtener esos resultados académicos y emocionales, que para mí son los más importantes, te invito a leer la siguiente entrada, porque educar para que sean felices nos ayuda a serlo nosotros.

Saludos y se feliz.

En el trabajo: equilibrio o presión, esta es la cuestión.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

vida_saludable_6240d012-3fb6-491e-95e9-4ce50accd580_medium

Hace unos días mantuve una interesante conversación con un colega sobre la presión que supone trabajar por objetivos para las grandes compañías o para las que aspiran a serlo y como si no supiese lo que eso significa, intentaba ponerme en situación de lo que suponía trabajar para su empresa, una empresa que, aun en las circunstancias actuales, está creciendo y ha apostado por seguir haciéndolo en el futuro aunque eso suponga hacer cambios radicales en su estructura y estrategia.

¡Claro que lo sé hombre! Llevo trabajando por objetivos más de treinta años y los últimos 19, para una gran multinacional en la que en la mayoría de ellos se nos pedían crecimientos superiores al 10% ¿Te imaginas lo que eso significa en cuanto a trabajo burocrático y de campo a realizar? Sin embargo, esto nunca ha supuesto presión alguna para mí, siendo muy joven comprendí que realizar tareas bajo presión, me llevaría a cometer muchos más errores que si me lo planteo como un juego en el que encajar con el tiempo disponible, las tareas a realizar teniendo en cuenta sus interrupciones y problemas que seguro se van a presentar ¿no sé si me he explicado?

“En la vida solo se trata de jugar, ya que sentir la posibilidad de ganar mientras juegas, aunque la mayoría de las veces pierdas, es algo que divierte, enseña y produce placer”.

En lo referente a las personas, el significado de presionar es: ejercer presión o coacción sobre alguien; aunque solo leerlo ya provoca una incómoda sensación, es algo a lo que, desde hace unos cuantos siglos, estamos sometidos/as y no lo entiendo, sobre todo en la actualidad, pero ¿por qué hemos perdido la facultad de jugar?

Yo se la respuesta: el miedo a perder y ¿qué es lo que más tememos en la actualidad? ¡Exacto! Perder el empleo, amenaza que muchos/as utilizan creyendo que con esa presión adicional seremos más productivos y así, él o ella, aumentarán las posibilidades de mantener el suyo ¡qué enorme error!

Como la mayoría, yo también sufrí esa presión adicional hasta que paso lo que irremediablemente tenía que pasar:

Tendría mi hija mayor unos cinco añitos (hoy cumple 22) cuando un día, jueves para ser más concreto, al llegar a casa tras una larga jornada de trabajo me la encontré llorando en la cama, y a mi mujer a su lado intentando explicarle porque llevaba cuatro días sin ver a papa ¿te imaginas lo que sentí? Fue como si una fuerza antinatural me golpease hasta hacerme llorar de puro dolor para que fuese consciente de que algo debía cambiar.

El miedo a perder un empleo por el que había luchado mucho por conseguir me llevo a darle prioridad absoluta, así es que estaba claro que lo primero que debía cambiar eran las prioridades que, tras un tiempo de reflexión y puesta en marcha de acciones que aún mantengo, son estas y por este orden: la familia, el trabajo y yo.

Sin embargo, necesitaba alguna prueba de que el objetivo que me había marcado: conseguir el equilibrio entre mis prioridades, iba por buen camino y lo que encontré fue la armonía familiar, es decir, si hay buen ambiente familiar es porque todo funciona equilibradamente:

1º) Los besos, abrazos y demás muestras de cariño están presentes.

2º) Nuestra predisposición nos permite disfrutar de besos, abrazos y demás muestras de cariño, pero está claro que también ayuda disponer de los recursos necesarios para vivir.

3º) Si disponemos de los recursos necesarios para vivir es porque estamos haciendo un buen trabajo de equipo: mi mujer desde casa y yo en la calle.

4º) Superar retos profesionales, personales y mantener el ánimo para no rendirse nunca, requieren de una gran fortaleza psicológica y física y no conozco mejor método para conseguirlo que el deporte.

5º) Si disfruto de besos, abrazos y demás muestras de cariño, hacemos un buen trabajo para disponer de los recursos necesarios para vivir y además saco tiempo para hacer deporte, puedo decir que esto funciona y que tengo una vida equilibrada.

Entonces, si con toda está motivación hago un buen trabajo ¿qué les interesa más a las empresas, que trabajemos bajo presión o desde el equilibrio? Si no te permiten trabajar desde el equilibrio, aunque es muy difícil y hay que asumir muchos riesgos, hazlo tú, el tiempo me está dando la razón y no te imaginas cuánto.

Saludos y se feliz.

¿Cómo es tu talante al leer el artículo de un Blog?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

images

Alguna vez que otra me he planteado si, sabiendo lo que sé, volvería a iniciar la maravillosa aventura que supone el compromiso y la responsabilidad de abrir y mantener activo un Blog, y el primer pensamiento es que no, pero cuando pienso en lo que me está dando, entonces me digo que sí.

¿Por qué me digo que no?

1º) Por el riesgo que supone mostrarte al mundo abiertamente, y más cuando estás en búsqueda activa de empleo y desde el desempleo.

2º) Por la presión que supone mantener una buena frecuencia de publicación y aún peor, intentando crear algo que interese, te garantizo que es muy difícil y a lo que hay que dedicar muchas horas.

¿Por qué me digo que sí?

1º) “Felicidades por tu blog, lo leo a menudo y me siento identificada en muchas cosas que dices. Me alegro de tenerte entre mis contactos, Xq para mí ya eres un compañero conocido”.

2º) “Estupendo poder tener en mi red de contactos gente como tu Gustavo que aportan valor y reflexión a la vida cotidiana. Saludos”.

Como imagino habrás deducido, estos son algunos ejemplos de los comentarios que he recibido felicitándome y agradeciéndome el trabajo que hago con mi Blog, los dos son a través de mensajes privados en LinkedIn hay muchos más similares publicados en mi muro, en los grupos de LibnkedIn, en el propio Blog, RT, comentarios en mi Facebook e incluso otros tantos de manera personal por parte de conocidos/as y amigos/as y como te digo, la mayoría son así; es decir, me he creado un compromiso mayor que el que supone intentar dar a conocer todo lo que puedo aportar a una empresa que me quiera contratar: ayudar a alguien compartiendo mis experiencias y reflexiones.

Puedes encontrar Blogs personales como el mío y en los que la mayoría no intentan hacer negocio con él; los puedes encontrar de profesionales que pretenden dar a conocer su oferta y a la vez, gratuitamente, ofrecer consejos sobre cómo mejorar alguna de las facetas de nuestra vida; los puedes encontrar de empresa… puedes encontrar casi de todo tipo; es más, no creo que quede ninguno por inventar y para cada uno de ellos, el mejor premio es recibir un comentario, pero no pienses que solo soñamos con comentarios como los ejemplos que te he mostrado ¡Qué va! Al menos a mí me encantaría recibir muchas críticas, pero sobre todo constructivas, por eso te quiero pedir varias cosas:

1ª) Si tu talante al entrar en un Blog es el de: “bueno a ver que tonterías nos cuenta este/a hoy”, por favor no entres, no pierdas tiempo en esto, cógete un buen libro o vete a dar un paseo, te ayudará mucho más.

2ª) Si cuando hayas leído la entrada de un Blog concluyes que no te gusta o que no te aporta nada ¡Por favor! Antes de hacer algo que lo perjudique, piensa en que las intenciones de quien lo ha escrito y lo ha compartido son las mejores, y que lo que a ti te parece una tontería para otros/as le puede ser de gran ayuda, trabajar esta actitud puede ser una buena manera de que entrenes tu empatía.

3ª) Si comentas bajo anonimato y tu crítica es destructiva, al menos yo, no la tendré en cuenta, es decir, habrás invertido tiempo de tu vida para nada, repito, tiempo de tu vida, piénsatelo y dale un mejor uso.

He buscado y no he encontrado cuántos Blogs hay activos en España, pero bueno, seguro que no exagero si digo que hay un par de millones o más, es decir, lo más probable es que la mayoría tengan unos pocos lectores, principalmente de la familia y amigos; así es que conseguir mantener intacto el ánimo para continuar con él activo tiene mucho mérito, algo que para mí merecen todos los respetos y solo por eso, ya merece que entre con un buen talante y si no me gusta lo que leo, es tan simple como dejar de leer sin hacer daño y no volver a entrar y si creo que tiene potencial para poder gustarme, haré un aporte o crítica constructiva y por supuesto, siempre dando la cara.

Muchos aceptamos el error y las críticas como parte del camino para mejorar, pero, al menos a mí, nos cuentas entender que muchos usen los Blogs y las RRSS para consolar sus frustraciones, así es que como norma y por nuestra buena salud mental, sobre todo la mía: No tendré en cuenta las criticas destructivas y menos, si son bajo anonimato.

Saludos y se feliz.

Desemplemás45, prepárate porque algo bueno tiene que pasar.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

images

Durante mis primeros meses en el desempleo estaba total e ingenuamente confiado en que por mi experiencia, referencias y resultados, volvería a ser contratado en breve por alguna buena empresa para desarrollar el trabajo que he hecho durante estos últimos 21 años, pero ya ves, han pasado más de 13 meses y aquí sigo; pero han cambiado algunas cosas, ya no estoy tan confiado en volver a mi trabajo y además, lo he aceptado con buen talante, aunque no quiero engañarte, en mi interior siempre está latente la idea de que algo va a ocurrir que me lleve de vuelta.

Somos muchos/as desemplemás45 los/as que, tras terminar una formación básica, empezamos a trabajar muy jóvenes (incluso obligados y durante demasiado tiempo, sin dar de alta en la SS) y no hemos parado hasta “hace unos meses”; de hecho, gracias a nuestra capacidad de aprendizaje, muchos/as desarrollamos nuestra carrera profesional en empleos muy técnicos y además con éxito, sin embargo, eso ya no sirve de mucho para volver a recuperar la situación de empleado/a, y a la discriminación que debemos soportar por nuestra edad, hay que sumar el descarte que, en muchos casos, provoca nuestra poca formación académica.

Cuando comparto con otros/as desempleados/as mi experiencia en el desempleo y da igual que seamos desemplemás45 sin formación académica o jóvenes altamente formados, me doy cuenta de que para cada uno/a tiene muchas fases y de que su cantidad, depende de en qué situación este cada cual; sin embargo, sí hay algo en lo que todos coincidimos: lo complicado que resulta manejar el tiempo disponible.

Ni puedo, ni quiero hacer nada contra la alegría que supone cumplir años, pero si puedo hacer algo para que cumplirlos no suponga un problema de salud físico, mental o ambos, y con más empeño en el desempleo, así es que, desemplemás45:

Cuídate: aunque algunos nos quieran hacer creer que con más de 45 años ya estamos acabados, no les hagas caso; a ver, entre otras cuantas se pueden dar dos situaciones:

1º) Que quien lo diga tenga 30 y sea emocionalmente tan pobre, que crea que a partir de esa edad empieza el declive que se confirmará a partir de los 45.

2º) Que quien lo diga tenga 45 y tras una vida emocionalmente muy pobre, este en pleno declive y crea que a todos/as nos pasa igual.

Para cuidarte necesitas un poquito de orgullo, coraje, paciencia y conocimientos de anatomía, fisiología y nutrición, que puedes encontrar en internet hasta aburrirte, además, con esta actividad podrás ocupar una parte de tu tiempo disponible y aumentarás tú autoestima.

Levanta la cabeza: No somos culpables de nuestra situación y el desempleo no es contagioso, además, no tenemos necesidad de andar dando explicaciones que nadie va a comprender y si me apuras, ni las van a escuchar, apóyate en tu familia, ellos/as saben todo lo que has hecho y lo que estás haciendo para volver a ser un buen empleado/a.

Mira a tú alrededor y fórmate: tras los primeros descartes por mi edad, formación o ambos, empecé a comprender que debía ir mirando hacia otros sitios, así es que comprobé que posibilidades tenía de electricista (es hasta donde llegue académicamente) y para resumir te diré que ninguna, mi experiencia en esta profesión fue hace 34 años como aprendiz y durante una semana; luego pensé en que posibilidades tenía como conductor (tengo todos los carnets de conducir) y vi que mis posibilidades aumentaban, así es que me saqué el CAP, que me autoriza a conducir camiones de gran tonelaje y autobuses; hice varios cursos de celador conductor sanitario, ¿por qué no? Es algo a lo que rápidamente me adaptaría, además, descubrí que también podía presentarme por libre al grado medio de Técnico de Emergencias Sanitarias y empecé a prepararlo, pero tras consultarlo con algunos amigos que están en ello, lo descarté; una amiga que me lee de vez en cuando, me recomendó que hiciese algún curso de Community Manager, Marketing Digital, etc., y los hice, pero también lo he descartado, hay de sobra y muy buenos/as, aunque como experiencia me han venido muy bien; también he conseguido el acceso a la Universidad para mayores de 45, pero, actualmente, estudiar un Grado Universitario de Psicología o Nutrición y dietética, superaría mi capacidad intelectual teniendo en cuenta que, si nada lo cambia, mi próximo empleo será en la campaña de la recogida de la aceituna como jornalero.

Cuidarme para aumentar mi autoestima me permite vivir con la cabeza muy alta y un día de esos en los que nada te da miedo, mire a mí alrededor y vi un infinito mar de olivos ¿y si mi futuro está en una parte de ese mar de olivos? Investigue y descubrí una formación que me hace tanta ilusión como la de volver a mi profesión: aprender a fabricar y vender algo tan maravilloso como el aceite de oliva virgen.

Esta situación no puede ser eterna y confío en que algo bueno tienen que pasar, para que más pronto que tarde esto empiece cambiar, así es que ¿y tú, has encontrado aquello que pueda ser tu alternativa?

Saludos y se feliz.