2º) En búsqueda de la felicidad: Conociéndome.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

preguntas

Una de las cosas que más me ha marcado a lo largo de mi vida ha sido mi obesidad, algo de lo que empecé a ser consciente de sus repercusiones durante los preparativos de mi comunión; no había trajes de mi talla y tuve que hacerla con unos pantalones cortos azules y una camisa blanca, imagina como me pude sentir al ver que todos los niños iban con su traje de marinero menos yo, el gordo.

A los catorce años, como a cualquiera, me preocupaba ser aceptado por el resto y uno de mis problemas era que no había ropa juvenil de mi talla, así es que con esta motivación empecé una dieta con la que obtuve un rápido resultado y claro, como cada vez que se consigue perder peso en tiempo récord el efecto rebote provoca consecuencias peores que las originales y era tal mi amargura por esto, que recuerdo que un día al acostarme le pedí a Dios que hiciese el milagro de que cuando me despertase fuese delgado ¡angelico!

Es aquí cuando empezó mi lucha contra la obesidad, una lucha que, 35 años más tarde, aún perdura y que como resultado positivo me ha traído un gran aprendizaje sobre las emociones y la importancia de su buen manejo.

La primera pregunta que me plantee era evidente ¿por qué yo estoy gordo y los demás no? La respuesta era aún más evidente: porque como mucho más que ellos; como te decía en el anterior Post de esta serie, tras cada respuesta surgen más preguntas, así es que la cosa continuaba ¿y por qué como mucho más que ellos, por qué paran de comer dulces si aún quedan en la bandeja, como es posible que no se coman todas las patatas fritas que le han puesto, por qué comen tan despacio, por qué…?

Pase mucho tiempo intentando responder a estas preguntas por mí mismo pero porque cuando pensaba que debía preguntarlo a la persona que estaba observando, había algo que me lo impedía y que para justificarme siempre encontraba una excusa perfecta para hacerlo en otro momento; así es como descubrí mi gran timidez y el daño que me estaba provocando al impedirme avanzar realizando preguntas abiertas y bien intencionadas, para resolver mis dudas y aprender de las personas que despertaban mi interés.

Cuando empiezas a hacer preguntas aprendes mucho de las personas y una de las primeras cosas que aprendí, es que sabemos muy poco de por qué somos como somos y de por qué hacemos lo que hacemos, por lo que es muy fácil que si haces una pregunta a la que no saben que responder puede que te lleves una bordería como respuesta, esto me paso en más de una ocasión y siempre eran estas respuestas las que se quedaban en mi recuerdo y me hacían sentir mal, así fue como descubrí que también era demasiado sensible.

Hacer preguntas provoca abrir conversaciones y muchas veces, esas conversaciones nos llevan a que el centro de las mismas sean los problemas o experiencias de la persona “entrevistada”, en aquel momento no sabía cómo se llamaba, pero con el tiempo descubrí que aquello que sentía por lo que a los demás les pasaba se llamaba empatía.

Bueno, había descubierto que era tímido y con el paso del tiempo aprendí a que si dejaba que esa faceta de mi personalidad me dominase, posiblemente me perdería muchas cosas buenas de esta vida; también descubrí que era sensible y empático y que si no controlaba estás facetas de mi personalidad, posiblemente me llevarían a una vida de amargura y pena pero que si las perdía, corría el riesgo de perder lo maravilloso de disfrutar de esas pequeñas cosas, años después alguien me dijo que ser sensible y empático y a la vez ser conscientes del mundo en el que vivimos, aceptando todos sus inconvenientes y disfrutando de todos su placeres se llama Inteligencia Emocional.

¡Ah! La timidez, la sensibilidad y la empatía fue lo que me llevo a la obesidad y la Inteligencia Emocional, ha sido lo que me ha llevado a la normalidad, fíjate si son importantes el control de las emociones propias y ajenas para conseguir una vida feliz.

Saludos y se feliz.

1º) En búsqueda de la felicidad: Tocando fondo.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

10525682_800922599931832_3408912884232037552_n

Tenía 21 años cuando caí gravemente enfermo, pase muchos meses de Médico en Médico, de diagnóstico en diagnóstico y de tratamiento en tratamiento, hasta que tras una brutal pérdida de peso en un unos pocos días, un Cirujano reconoció abiertamente que no tenía ni idea de que me pasaba y que como última opción, solo le quedaba abrir para descubrir que era ese bulto que había aparecido en mi barriga y era tal mi estado de agotamiento, que cuando me pregunto si estaba de acuerdo le pedí que lo hiciese en ese mismo momento.

La intervención se hizo al día siguiente y recuerdo perfectamente la cara de preocupación del Cirujano cuando me recibió a la entrada del quirófano; entre las personas que componían el equipo que se iba a encargar de mi intervención estaba su hijo, sería de mi edad  y en aquel momento era estudiante de medicina, me lo presento y me dijo que también era aficionado a practicar deporte, concretamente tenis y mientras me acompañaban hacía le mesa de intervención, para relajarme, gaste una broma y le pedí que se concentrase en hacer un buen saque con la pelota que iban a sacar de mi barriga; aquel comentario sirvió para sacar alguna sonrisa y para demostrar que mi predisposición era la adecuada, poco después alguien me dijo que contase hacia atrás empezando por 10,9,8,7,6,…

No sabía cuánto tiempo había pasado pero ya estaba en la habitación y como si de un sueño se tratase, recuerdo como el Cirujano hablaba con mis familiares y les decía que no se explicaba cómo había sido capaz de resistir aquello, se acercó a mí y con una sonrisa puso su mano en mi hombro para decirme que todo había ido muy bien y que ahora tocaba descansar para  recuperarme adecuadamente, luego, cuando mi consciencia era total, me explicaron el problema: se trataba de  una bolsa ½ litro de pus que envolvía mi vesícula, un absceso vesicular que si se hubiese reventado habría supuesto un alto riesgo para mi vida por septicemia; nunca supimos la causa que lo provoco.

Pase dos semanas ingresado antes de recibir el alta, demasiado tiempo para pensar; “afortunadamente” el dolor físico de los primeros momentos me permitía vivir sin ser muy consciente del riesgo que había corrido, pero con el paso de los días empecé a plantearme muchas cosas negativas, sobre todo, de cómo había sido mi vida hasta ese momento.

La verdad es que en aquel momento no era muy feliz; a lo largo de mi corta vida se habían acumulado demasiadas experiencias negativas para una persona tan emotiva y sensible como yo y si te soy sincero, hubo momentos en los que, al quedarme solo  en la habitación del hospital, al dolor físico se le sumaba el emocional y era tan grande, que hubiese deseado que la bolsa se hubiese roto y así haber acabado con todo, pero poco a poco y gracias al maravilloso juego de la reflexión, empecé a responder a las preguntas que me hacía encadenándolas con otras que surgían de las dudas que quedaban de cada respuesta que encontraba; es decir, a cada respuesta que encontraba surgía una nueva pregunta.

El caso es que poco a poco y con el aprendizaje continuo que nos ofrece el paso de los años, fui encontrando explicaciones y soluciones personalizadas a todas esas dudas, que me ayudaron a ir simplificando mi vida hasta haber llegado a ese punto, en el que comprendes que para ser feliz hay que aceptar unas cuantas cosas, ser inconformista y no rendirse nunca.  

No sé si he despertado tu curiosidad, pero deberás esperar al próximo Post para conocer, si quieres, todo el proceso de esa reflexión que hoy en día me permite decir que soy un hombre feliz.

Saludos y se feliz.

Las “vacaciones” de un desempleado (II).

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

images

Cumplo catorce meses en el desempleo y en todos estos meses, he generado mucha actividad para llamar la atención de reclutadores/as y buscar alternativas de empleo teniendo en cuenta mi entorno y posibilidades, para lo cual, he tenido que mejorar mi formación de manera muy intensa, con lo que como beneficio colateral, ha hecho que este tiempo se me haya pasado muy rápido y entretenido, pero lo que más me está ayudando a mantenerme activo y sentirme productivo es mi Blog; comprometerme con este maravilloso medio para compartir contigo mis experiencias, me obliga a sentir el mismo “estrés” que cuando tenía un empleo y por lo tanto, también llega a producir el mismo cansancio, así es que de vez en cuando hay que hacer un descanso para retomar la ilusión de continuar, para que con humildad, intente escribir cada vez mejor, procurando aportar cosas interesantes a quien lo lea; por cierto, estoy muy agradecido por la acogida que está teniendo.

Aunque no he cumplido mi principal objetivo: encontrar un empleo digno; todo este ajetreo son actividades que te recomiendo, por supuesto, junto con el deporte; los/as desempleados/as necesitamos hacer deporte para mantener alta nuestra autoestima y no caer en el abandono, así es que aprovecha estos días en los que las ofertas de empleo bajan y nos podemos “relajar” un poquito en la dura tarea de buscar empleo, para mejorar tu forma física si ya te has iniciado o iniciarte poco a poco, para comprobar a flor de piel lo que tu progreso te puede aportar a nivel físico y sobre todo psicológico.

Aunque, como te decía, no he conseguido mi principal objetivo: encontrar un empleo digno; durante estos meses he tenido la oportunidad de participar en unos cuantos procesos de selección para ofertas muy interesantes y el lunes pasado, recibí la confirmación que estoy preseleccionado para otra; te cuento todo esto porque puede que hayas llegado al punto de pensar que por tu edad (yo tengo 48…casi 49), o por tu inexperiencia, no tengas ninguna opción de encontrar un empleo digno y que tu futuro laboral no exista; y si es así, estás en el mejor momento de que te olvides de buscar empleo durante unas semanas y de que a través de una buena reflexión positiva, te reincorpores al duro trabajo de buscar empleo con paciencia, constancia, ilusión y sabiendo vivir el día a día pensando en que si otros/as lo consiguen, por qué tu no,  así es que ¿por qué no te planteas unas vacaciones para desempleados/as?

Estas son mis vacaciones para un desempleado:

1º) Mirar las páginas de empleo una vez por semana.

2º) No leer durante un tiempo sobre marca personal y entrevistas.

3º) “Olvídate” de tu marca personal 2.0.

4º) Pasar más tiempo con la familia y menos con el ordenador.

5º) Escribir en el Blog cuando verdaderamente me apetezca.

6º) Leer un par de buenos libros.

7º) …

¿Se te ocurre alguna actividad más?

Saludos, descansa y se feliz.

Mostrar sensibilidad no es un signo de debilidad.

Vivir con pan y aceite de oliva virgen extra.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!
 
Mucha gente sensible no se atreve a mostrar sus emociones por temor al dolor que los juicios de “esos/as pocas/os” les pueden llegar a provocara; además, también creen que “esos/as pocas/os” ven en su sensibilidad una oportunidad para sacar provecho calmando sus frustraciones; solo tienes que recordar lo que pasaba y pasa, en colegios e institutos, entre los más “populares y líderes ” y los más “introvertidos y sensibles”, o pardillos, como ahora los llaman.

Si eres sensible, y da igual tu posición, no te reprimáis, muéstrate tal y como eres, porque tu eres maravilloso/a.
 
Si eres marido, esposa o pareja, no te reprimas, que no te de vergüenza decir te quiero, reconocer lo bien que hace tu pareja las cosas, o hacer una crítica constructiva de lo que se puede hacer mejor, “tírale los tejos”; cógele la mano por la calle…

Ver la entrada original 314 palabras más

Orientado hacia el R.E.S.Ú.L.T.A.D.O.

Vivir con pan y aceite de oliva virgen extra.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

IMG_4445

Un Buen: Vendedor/Comercial/Representante/Agente de ventas /Delegado/Relaciones públicas/KAM/ MA/Visitador… llámalo como quieras, ha de saber encajar las siguientes piezas para llegar a su objetivo:

Resiliencia: La frustración es la sensación que más riesgo tenemos de sufrir los vendedores y para evitarlo creé la fórmula 1/10: esta consiste en aceptar que de cada diez actos de venta que provoco, lo más probable es que tenga éxito en solo uno y nunca sabes cuándo te va a surgir, con lo que si en el primero del día ya he conseguido la venta que cumple la regla de los; como mínimo, diez actos planificados, debo seguir trabajando como si empezase de nuevo, porque sé que habrá muchos días en los que no conseguiré nada y a la inversa, no me rendiré si en esos días que no consigo…

Ver la entrada original 597 palabras más

Mientras te estás divirtiendo no estás envejeciendo ¡juega con tu vida!

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

tetrisreturns

¿Qué es lo primero que se te viene a la cabeza cuando piensas en diversión? Imagino que, como la mayoría, pensarás en momentos especiales que disfrutaras en cortos espacios de tiempo comparado con el total del que la vida pone a tu disposición para su buena gestión; gestión de la que dependerá en gran medida poder disfrutar de una vida duradera y sana, en lo físico y sobre todo, en lo emocional.

A mí me pasaba igual, la llegada de los días de fiesta, fines de semana y sobre todo vacaciones, era motivo de enorme alegría porque: “por fin podría disponer de tiempo para hacer con él lo que me diese la gana y así poder sentir que era dueño de mi vida” ¡qué joven e ingenuo era!

No hace falta que te diga que aprendemos mucho más de las dificultados y de las situaciones límite que de los momentos de placer y hace años, cuando era un crío de 21, tras pasar por el quirófano debido a una enfermedad de difícil diagnóstico y que me llevo a un estado de salud bastante preocupante, comprendí que no me podía permitir el lujo dejar los momentos de diversión y felicidad, para esos cortos espacios de tiempo que, con suerte, podría disfrutar si disponía de medios y sobre todo de salud.

¡Grábate esto!: “lo que nos atrevemos en llamar nuestro tiempo no existe”.

Nuestra vida está influida por tal cantidad de imprevistos que por nuestra buena salud física y mental, deberemos aceptar con naturalidad su imprevisible existencia y acto de presencia, para que con calma y sin aditivos, aprendamos a encajarlos entre todas nuestras actividades planificadas, tal y como si de un juego de Tetris se tratase ¿lo conoces?

En este juego te encuentras una pantalla vacía de la que desde su parte superior van surgiendo figuras geométricas que debes ir encajando las unas con las otras, siendo lo suficientemente rápido/a y ágil para que, además de encajar en una posición adecuada la figura que estás gestionando, tengas en cuenta en que situación la dejas para que te sea más fácil con la siguiente, que hace unos instantes ya te estaba presionando ¿no te suena este juego, no te recuerda al juego de tu vida?

Si no has jugado nunca a este juego, te lo recomiendo, es muy útil para entrenar tus reflejos y aumentar tu capacidad de tolerancia a la presión y al estrés ¿pero qué tiene de bueno un juego que puede estresar por la presión a la que somete?

Pues que como en la vida, la diversión que obtienes tras ir encajando correctamente unas piezas con otras es muy gratificante y lo es aún más, comprobar como con la práctica mejoras tu técnica y rapidez de reacción, sensaciones que te aportan aumento de autoestima, placer por la superación del reto y necesidad de mantenerte siempre activo para seguir mejorando; además, este trabajado y divertido placer te mantendrá competitivo/a sin ser consciente del tiempo que inviertes ni del cansancio que te provoca, ayudándote a no ver límites en los años que cumples por no ser muy consciente de ello; es más, acumular experiencia con la diversión que supone superar retos, te aportará tal energía y capacidad de superación que te llevará a un estado de bien estar que nunca creías que podría existir y que como si una dependencia se tratase, quieres más y más.

Saludos, se feliz y no olvides divertirte con el juego de tu vida, es el mejor antioxidante que existe.

¿Te sientes D.E.S.C.A.R.T.A.D.@?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

espana_0

En mi búsqueda continua de empleo, al igual que millones de magníficos/as trabajadoras/es en España, yo también me he sentido D.E.S.C.A.R.T.A.D.@ en muchas ocasiones: en anuncios de empleo falsos, por no pasar los filtros marcados por la páginas especializadas, por la propia crisis o por no tener mejores contactos que los/as colegas con los que competía para una misma oferta… y en todos estas situaciones podemos sentir emociones que si no manejamos correctamente nos pueden llevar por un camino que no nos conviene:

  • Derrotado/a: es normal sentir que otra vez has vuelto a perder pero debes plantearte si mantener este estado te puede ayudar en algo, estoy seguro de que no, entonces ¿por qué no aceptar con naturalidad que hay muchas opciones de que seas descartad@ y así mantenerte Disciplinada/o en la tarea de buscar de empleo?
  • Eliminado/a: es normal que te sientas así, pero mantener ese estado solo puede hacerte creer que siempre será así y lo que yo creo recomendable hacer, es aprovechar la oportunidad para hacerte más Experta/o a la hora de seleccionar las ofertas en las que te inscribes, ya sabes que hay muchas irreales y que sin merecerlo, pueden mermar tus ánimos.
  • Superado/a: es normal que tras la repetición de tanto “palo”, nuestra capacidad de tolerancia se sienta sobrepasada, pero no te alarmes, solo te está indicando el punto en el que debes trabajar para ser más Sabia/o.
  • Cansado/a: es normal que sientas que ya no puedes más, buscar un empleo digno requiere de mucho esfuerzo y nunca sabes cuándo te puede llegar; mi experiencia como deportista de gran fondo, me ha enseñado que ante un gran esfuerzo físico y sobre todo psicológico, solo vale ser Constante en el esfuerzo para aprender a dosificarlo.
  • Anulado/a: es normal que puedas sentir que no sirves para nada, ni siquiera para transmitir todo lo que puedes aportar, pero solo mantenerte Activa/o te va a permitir perfeccionar tus argumentos y sobre todo, mantener en buen tono tu salud mental y autoestima.
  • Radicalizado/a: es normal que reniegues de todo y radicalices tú opinión en contra de todo aquel que haya intervenido para que te encuentres en esta situación, pero, pensando siempre en tu salud mental, quizás te convenga más actuar de manera Reflexiva e investigar qué puedes aprender, ten en cuenta que aprendemos más de las experiencias negativas que de las positivas.
  • Temeroso/a: es normal que sientas miedo por no saber si vas a poder dar de comer a tu familia, o de si vas a poder crearte la vida por la que tanto has trabajado, pero ten en cuenta que el miedo es el principal causante de la mayoría de los errores que cometemos, así es que, necesitas mantenerte Templada/o para no aumentar tus errores provocados por tus temores pensando en el pasado si no es para aprender y el futuro, si no es para mantener la ilusión.
  • Abandonado/a: es normal que te sientas sola/o, seguramente has perdido el contacto con muchas de las personas con las que lo mantenías con una alta frecuencia, pero debes aceptar que tu problema no es único y tu estado de ánimo tampoco, y como no conoces totalmente las circunstancias personales y profesionales de esas personas, pon de tu parte para eliminar esa sensación y sentirte más Acompañada/o.
  • Dubitativo/a: es normal que dudes de que todo lo que estás haciendo sirva para algo, pero eso no debe ser motivo de que te plantees abandonar, todo lo contrario, ha de servirte para mantenerte más Decidida/o en tu empeño, ya que quizás estés haciendo cosas que ya han sido valoradas positivamente y solo necesitas mantenerte activo/a para consolidarlo y por qué no, para mejorarlas.
  • @: es normal sentir que las RRSS no te están dando aquello que muchos prometen y que te estés planteando abandonar o que ya lo hayas hecho, yo también me lo plantee, pero he aprendido a que en el empeño de buscar un empleo digno, no vale sumar los días que llevo haciéndolo o pensar en los que me queda por hacerlo, solo me vale preocuparme en lo que tengo que resolver hoy y en ese trabajo de buscar un empleo digno, mantener una actividad proactiv@ en las RRSS solo me puede ayudar, con lo que te recomiendo no desaprovechar la oportunidad que, gratuitamente, tienes para demostrar lo que puedes aportar.

Solo me queda pedirte una cosa: si tienes algo que aportar, no te lo reserves, eso no te va a hacer más competitivo/a, más bien todo lo contrario.

Saludos, suerte y se feliz.

El secreto está en el uno.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

clock-8469_640

Si me sigues, sabrás que hace doce días fui intervenido de mi rodilla izquierda, rodilla que estaba en peor estado del que nos esperábamos tanto el cirujano (D. Juan Valenzuela Pulido) como yo, evidentemente actualmente estoy en el proceso de su rehabilitación, proceso que avanza muy rápido y en el que hace unos cuatro días ya conseguí el objetivo que me marcaron para el día veintiuno; no obstante, al ser una actividad nueva para mí, empecé cometiendo los mismos errores que solemos cometer cuando hacemos una planificación a largo plazo sobre una actividad desconocida, es decir: marcar unas pautas fijas como si fuese un proceso ya dominado.

En este caso cometí el error de marcarme objetivos, concretamente estos: una cantidad fija de repeticiones para cada serie de seis ejercicios que hago, repetirlo tres veces al día y durante un tiempo determinado para cada uno, es decir: contaba cada movimiento sumándolo al anterior, algo que por el dolor que debía gestionar me llevaba a ver muy lejos el objetivo final y como soy muy competitivo, además, pretendía cuadrarlo en el tiempo que había marcado para cada uno y aunque el dolor me daba señales de que debía parar, yo continuaba forzando hasta casi el agotamiento, con lo que no disfrutaba de lo que hacía ni de los progresos que estaba consiguiendo y tengo muy claro que si no disfrutas de lo que haces, el progreso de la actividad en la que estés se ralentiza hasta el punto de poder llegar al abandono o la monotonía, así es ¿qué hacer?

Cuando empiezas a trabajar por objetivos (en mi caso desde que era casi un niño) corres el riesgo de incorporar a tu personalidad y adoptarlo como normal, un estado de ansiedad continuo que no te deja disfrutar plenamente de tu trabajo por temor a las repercusiones que puedan tener no cumplir los objetivos que otros/as te marcan y que en la mayoría de los casos están fuera de la realidad.

¿Qué solución encontré para poder disfrutar de mi trabajo, mantener un estado de ánimo adecuado para llevar una vida equilibrada y conseguir mis objetivos profesionales?

Es tan fácil y tan evidente que nos cuesta aceptar que la solución está en el uno, me explico: en el 1+1+1+1… = ¿X?, por ejemplo en el trabajo: para que pensar en el objetivo total a conseguir, si este debe ser la el resultado de la suma cada uno de los € que consiga a través de cada una de las visitas que realice durante cada una de las jornadas que trabaje, gestionando cada una de las emociones que me provoquen cada una de las circunstancias “que me pretendan impedir” hacer cada una de mis visitas como a mí me gusta para que sea emocionalmente rentable cada uno de los minutos que invierto.

Pero está técnica no es solo aplicable en el trabajo, lo es para cualquier actividad de nuestra vida, así es que, desde caí en la cuenta de que esta técnica también es aplicable para una rehabilitación, estoy superando cada día los objetivos que me marqué para mi progreso y sobre todo, respetando los límites que me marca el dolor para evitar un retroceso y disfrutando, junto con mi familia, plenamente de mis progresos.

En resumen: debemos aprender a dosificar los esfuerzos para mantener la energía suficiente que nos permita afrontar cada uno de los momentos que nos plantea la vida, con la experiencia que debimos asimilar en cada uno de los momentos anteriores, para que cada vez nos sintamos más seguros/as de cada uno de los pasos que debemos dar para conseguir cada uno de nuestros objetivos, ya sean personales o profesionales.

¿O no es la vida la suma se un segundo detrás de otro?

Saludos y se feliz.

Matriculados en la Escuela del Dolor (automotivación).

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

10486465_10204177985957918_688485131002632624_n

En nuestro nacimiento, nos guste o no, a todos/as nos matriculan en la Escuela del Dolor físico o emocional ¿o no es un parto una de las mayores expresiones de dolor físico o emocional que soporta una mujer y su hijo/a? Pues de lo aplicados que seamos en aprender sus lecciones, así de preparados/as estaremos para superar sus retos, encontrar una mejor calidad de vida y mayor felicidad.

Vamos a verlas:

1ª: “El dolor físico o emocional es inherente a la condición humana y animal”. Y aceptarlo con la misma naturalidad que lo hacemos con cualquier otra señal de nuestro cuerpo, es decir: el frío, el calor, la sed, las ganas de comer o las que nos avisan de que debemos atender nuestras necesidades fisiológicas, es prioritario para gestionarlo de manera adecuada.

: “El dolor físico o emocional no pretende asustarte”. ¿Te asustas cuando tu cuerpo te avisa de que debes abrigarte, refrescarte, beber, comer o defecar? Seguramente dirás que no ¿entonces, por qué hay tanta gente que si lo hace con el dolor hasta el punto de cronificarlo y alterar sus emociones? El dolor hace su función como cualquier otra señal y solo nos avisa de que hay algo que debemos atender.

3ª: “El dolor físico o emocional es el principio de un proceso que debemos superar”. Muchos de los procesos dolorosos vienen dados por periodos de dura rehabilitación, física o emocional y en estos casos, el dolor te marca el punto hasta donde debes forzar para que, tras descansar y con constancia, sea el siguiente punto a superar.

: “El dolor físico o emocional es personal e intransferible”. Puede que, desde la mejor intención, te avisen de la intensidad de dolor que puedes sentir en cualquier proceso; sin embargo, has de tener en cuenta que cada cual tiene su propio umbral de dolor, así es que: que nadie te predisponga, ten calma, espera acontecimientos y con tu propia experiencia encuentra tú umbral, puede que te sorprenda tu capacidad de tolerancia al dolor.

5ª: “El mejor analgésico que puedes usar contra el dolor físico o emocional es tu actitud”. Una actitud positiva acelerará tu mejoría y una actitud negativa la retrasará y lo peor, te podrá llevar a cronificar el peor dolor que existe: el psicológico. Confía en tus capacidades e intenta mantener siempre una buena actitud ante todo proceso doloroso.

6ª: “En la prevención del dolor físico o emocional está el principio de la solución”. Ya vimos que el dolor va a convivir con nosotros durante toda nuestra vida y que puede aparecer de manera aguda y muy dolorosa en cualquier momento ¿entonces, por qué no prevenirlo con una dieta equilibrada, descanso, ejercicio y una buena actitud ante la vida?

7º: “Mírate bien, eres una “máquina” maravillosa capacitada para superar cualquier dolor físico o emocional”. El miedo a lo desconocido es la causa de muchas de las complicaciones de los procesos dolorosos y una buena manera de prevenirlo, es saber todo lo posible sobre cómo funciona nuestro cuerpo y sobre todo nuestra mente; además, cuando necesites ayuda profesional te será más fácil explicar tus síntomas, por cierto, si los buscas por internet puede que te confunda y se complique todo mucho más, ten cuidado con esto.

Hace diez días que fui operado de mi rodilla izquierda y aunque aún es pronto para saber el resultado final y por supuesto, dándole todo el merito a quien lo hizo: D. Juan Valenzuela Pulido, estoy siguiendo estas lecciones y el progreso está siendo espectacular; así es que, si estas en dolor o como cualquiera, puede que lo estés, te recomiendo que las sigas a “pies juntillas”.

Saludos y se feliz.

¿Sabemos valorar nuestro Sistema Público de Salud?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

1392064578_365687_1392065644_noticia_normal

La respuesta a esta pregunta la tengo clara ¡No! Pero no solo por parte de los/as usuarios/as que hemos abusado y adquiridos derechos inmerecidos; tampoco han mostrado ningún respeto hacia él las empresas privadas encargadas de surtir de todo lo que este sistema necesita y por supuesto, tampoco la clase política lo ha mostrado, ya que para ellos/as solo es un arma electoral más de la que se pueden aprovechar y no, no pienses que me estoy olvidando de esos profesionales que han creído que los Hospitales y Centros de salud son su almacén particular o lugar de donde derivar clientes a sus centros privados.

¡Pues nada, que siga la fiesta! El día que perdamos este maravilloso Sistema Público de Salud, nos echaremos las manos a la cabeza y nos lamentaremos todos y durante toda la vida.

Aún estamos a tiempo de recuperarlo ¿no crees que merece la pena intentarlo? El jueves 26/06/14 fui intervenido de mi rodilla izquierda, posiblemente una de las intervenciones “más simples” que existen y que menos hospitalización necesita, de hecho, al día siguiente ya estaba en casa empezando mi rehabilitación; el proceso fue: consulta con mi Médico de cabecera, derivación a la consulta en Trauma para valoración y petición de pruebas complementarias, consulta con Anestesista para pre-operatorio, ingreso, quirófano, hospitalización, alta y petición de cita en Rehabilitación con desplazamiento gratuito al centro de rehabilitación de referencia hasta que termine este.

He estado buscando los precios de todo este proceso por internet y no hay una información muy clara al respecto y no entiendo por qué, pero haciendo un cálculo aproximado está en torno a los 10.000€ y eso teniendo en cuenta que todo haya salido como debe y que no tengan que reparar algo que no haya quedado bien del todo ¡Ah! Ahora súmale la medicación y consultas que necesitamos mi hija y yo por nuestro ASMA, patología crónica y la que mi mujer necesita para la suya, además de los procesos agudos que puedan surgir, es decir: ¡Un pastón! Para una sola familia, que tendremos que asumir cada una si no ponemos remedio pronto para mantener en perfecto estado nuestro Sistema Público de Salud.

¿Qué podemos hacer cada uno de los implicados?

Usuarios: Todos los implicados somos usuarios, pero algunos se podrán permitir una sanidad privada y otros, la mayoría, no, así es que, los que no, estamos obligados a educarnos y educar en la prevención y ya te digo que “no es tan difícil”; investiga que puedes hacer para mejorar o erradicar, aquellos hábitos que te impidan llevar un estilo de vida saludable, no obstante, como yo he pasado por algunos de ellos, voy a compartir contigo mi experiencia: fui obeso y mi obesidad, aparte de una nula educación nutricional, estaba provocada por desajustes emocionales, si este es tu caso, encuentra que te los provoca, busca ayuda y con mucha paciencia ve reeducándote emocionalmente; con tus progresos encontrarás como beneficio colateral un importante aumento de tu autoestima, estado que te ayudará a mejorar tu educación nutricional y todo lo que te propongas ¡Ah! No tengas en cuenta las opiniones negativas de algunos/as y comparte tus progresos, esto me llevo a perder 40 kilos, dejar de fumar y hacerme un gran deportista y si yo puedo, tú también.

Empresas privadas: No tengo mucha idea de cómo gestionar una empresa de estas características, pero haciendo la cuenta la vieja, estoy seguro de que si hacemos la media de los beneficios obtenidos durante los años “de bonanza” y los que están obteniendo en estos de crisis, sumando los retrasos en los pagos, muchos hubiesen preferido un resultado más equilibrado y haber previsto esta situación para haber hecho un negocio más sostenible, cosa que no creo que fuese tan difícil de prever, pero ya se sabe: “la avaricia rompe el saco y la visión a largo plazo”; además, ahora quieren limpiar una mala imagen ganada a pulso de la que algunos sacan rédito para justificar todas las medidas que se están tomado en su contra, ¿que qué pueden hacer? Seguro que tienen grandes ideas que deberían poner en marcha cuanto antes, pero que no tarden.

Clase política: ¿Cuándo se van a dar cuenta de que todas las cuestiones que se quieran mejorar han de hacerse con amplios plazos de tiempo? Es decir, la tan necesaria educación sanitaria no se resuelve en una legislatura, ni en dos, hace falta más tiempo y cuanto más tarden en hacerlo, antes reventará el sistema; no pueden jugar con nuestra sanidad para garantizarse una poltrona durante el tiempo que puedan para que les mantengan de por vida ¡Por favor! Un pacto de estado ya en este tema y menos descentralización, que hay muchas personas dependiendo de sus egoístas decisiones.

Profesionales sanitarios: Afortunadamente es de los que menos nos tenemos que preocupar, a ver, sinvergüenzas hay en todos los gremios y a estos/as, quienes no se lo deben consentir son sus propios/as compañeros/as, pero que ocurre, que muchas veces quienes mandan prefieren mirar para otro lado.

En resumidas cuentas: tenemos un Sistema Público de Salud único en el mundo que, por una cosa u otra, no sabemos valorar y daremos lugar a perderlo, para que, como es norma, paguemos el pato los de siempre: los pobres.

Solo hace falta dejar los intereses particulares de cada cual para llegar a los comunes y ponerse manos a la obra para mantener algo que no tiene precio.

Saludos y se feliz.