¿Por qué no debo votar algo nuevo y distinto?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Elecciones-2013

Aunque puede ser inevitable, no pretendo con esta entrada provocar un debate político, pero teniendo en cuenta el presente que muchos millones de personas tenemos y lo peor, sin un futuro claro para nosotr@ y nuestr@s hij@s, sumado a lo que hasta ahora y durante más de 30 años de Democracia, nos han mostrado los partidos políticos tradicionales, más la avaricia sin límite demostrada por algunos poderosos, tengo la impresión de que mi voto tiene más valor que nunca, por lo que ya estoy en fase de reflexión y sinceramente, me estoy decantando por probar algo nuevo, porque como ya te he dicho, lo que hasta ahora y durante 30 años vengo votando, nos ha traído a la situación por donde estamos pasando muchos millones de personas, teniendo en cuenta que algunos miles, demasiados, están en una situación más que límite.

Evidentemente habrás deducido que eso nuevo que me estoy planteando votar es PODEMOS, pero si te soy sincero y al igual que much@s, yo también tengo mis dudas; sin embargo y haciendo una reflexión simple, caigo en la cuenta de que vivo en un país magnífico con recursos más que de sobra para que tod@s podamos vivir sin necesidad de hacerlo con las apreturas con las que algunos millones lo están haciendo y por supuesto, no me refiero a esa idea utópica de que todos somos iguales ¡qué va! Aquell@s, incluidos los políticos, que aportan cosas a la sociedad para que esta evolucione desde sus principales puntos de apoyo: familia y educación en valores, economía y medio ambiente: PERSONAS, se merecen que los demás les reconozcamos los esfuerzos siendo agradecidos y no solo en lo económico.

Cuando paseo por las calles de mi pueblo, ten en cuenta que aquí nos conocemos casi tod@s, me gusta observar  lo que ocurre a mi alrededor y hoy me ha llamado la atención los diferentes estados de ánimo que se reflejaban en las caras de las personas con las que me he cruzado y curiosamente, las personas que reflejaban un estado de ánimo alegre o tranquilo, no van a votar a PODEMOS, básicamente porque tienen su vida resuelta y les da miedo lo que pueda ocurrir si PODEMOS llega al poder y lo comprendo, pero también es cierto que algunas de esas personas pueden y necesitan contratar mano de obra; sin embargo, se aprovechan de las circunstancias para aumentar sus beneficios.

Ahora vienen mis dudas.

1ª) Ya se lo que hasta ahora han hecho los gobiernos anteriores con la economía y con el empleo y es más que evidente que bien no lo han hecho, entonces ¿por qué no debo votar algo nuevo y distinto?

2º) Ya se lo que hasta ahora han hecho los gobiernos anteriores con la educación y con la enseñanza de valores y es más que evidente que bien no lo han hecho, entonces ¿por qué no debo votar algo nuevo y distinto?

3º) Ya se lo que hasta ahora han hecho los gobiernos anteriores con la corrupción y con las leyes que los podría juzgar y es más que evidente que bien no lo han hecho, entonces ¿por qué no debo votar algo nuevo y distinto?

Ya te digo que tengo mis dudas sobre PODEMOS, pero cuando vas a cumplir 49 años y llevas en el desempleo 18 meses siendo consciente de la poca oferta de empleo que hay, de la discriminación laboral que sufrimos l@s veteranos, de los altísimos riesgos del emprendimiento y de los pocos apoyos que tiene, te planteas seriamente jugártela e ir a por el cambio, pero cuando ves que los jóvenes de tu familia no consiguen empleo “estable”, digno y acorde a su formación y que por esto viven en un continuo desánimo, las dudas se disipan y entonces quieres el cambio y que “salga el sol por Antequera”

Pero bueno, como no me fío de los mensajes que nos envían unos y otros, me gustaría conocer tus argumentos y que me convenzas de porque debo o no, votar algo nuevo y distinto.

Por cierto, insisto en que no quiero iniciar un debate político, solo pretendo conocer opiniones para luego hacer mis reflexiones.

Saludos y se feliz.

Anuncios

Desempleado & Empleado, o “contra” alguien con el “futuro asegurado”

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

622073-muggsy-bogues

A lo largo de mi vida y muy frecuentemente, me he preguntado cuales son las causas que me hacen tener una muy buena capacidad de reflexión, análisis, coraje, actitud positiva… y todas esas virtudes que tienen la mayoría de personas con éxito en su vida; porque verás, no me sirve que tengas éxito en tu profesión si luego tu vida personal deja mucho que desear, o lo consigues con trampas y atajos, o que para aguantar la presión lo hagas con el uso de sustancias o alternativas distintas a tu capacidad de superación.

No, para mí el éxito es conseguir cosas, sí, pero desde el más absoluto equilibrio emocional para contigo y los demás.

Temo que tras leer el párrafo anterior puedas pensar que soy un creído y un engreído, pero ya te digo que te equivocas y mucho, solo tendrías que tratarme personalmente escuchando, ambos, con calma y la mente abierta.

Verás, llegar a ese estado de autoestima y seguridad en uno mismo no es algo gratuito y que te viene por la mañana en la ducha ¡qué va! Se requiere de mucho, pero que de mucho inconformismo, sobre todo, con cómo somos y en cómo afecta, junto con nuestra actitud, a nuestro entorno más cercano: familia, amigos, clientes, conocidos y aunque no lo parezca, en aquellas “pequeñas” interacciones que debemos gestionar cada día.

Sin embargo, para mantener ese estado de ánimo hay algo que tod@s, incluso las personas como yo, necesitamos de manera prioritaria: seguridad económica para nuestro futuro y el de nuestras familias y desde mi modesta opinión, esa seguridad nos proporciona la estructura principal del control de nuestras emociones.

Cada día tengo por objetivo ser mejor en todas las actividades a las que me enfrento y si se dejan, contagiar a otr@s personas para que también disfruten de su superación y como te he dicho, no me creo por encima de nadie, pero sí puedes deducir que estoy convencido de que mi de rendimiento y capacidad de recuperación emocional ante las dificultades está muy por encima de la media.

Con todo esto y como puedes imaginar, no terminaba de entender cómo es posible que en las entrevistas que he tenido la oportunidad de participar, no haya sido capaz de convencer al entrevistador final  de que yo era la mejor opción para el puesto; así es que, como es normal y desde hace tiempo, no he parado de darle vueltas al tema de por qué no soy capaz de transmitir todo mi potencial a los que terminan decidiendo, evidentemente he descartado aquellas ocasiones en las que daba igual como lo hiciese, porque estaba claro que, por perfil, era una segunda o tercera opción con la que cubrir la primera o segunda en caso de que fallaran.

La conclusión a todo esto es que, con la que está cayendo, cuando el único ingreso que entra en casa es una prestación o subsidio (no me quiero ni imaginar lo que tiene que ser no tener ni eso), miras al futuro con mucho temor y más cuando hay una familia detrás, tu capacidad se pone en duda por tu edad, se da por hecho que ser desempleado de larga duración te ha hecho quedarte atrás o perder tus capacidades… la verdad es que tu capacidad de reflexión, análisis, coraje, actitud positiva… y todas esas virtudes que tienen las personas con éxito en su vida ,se van mermando e inevitablemente, el temor a volver a perder la oportunidad de conseguir un empleo digno, hace que vayamos a las entrevistas con mucha tensión añadida que nos va a impedir hacerlo tan bien, como aquell@s emplead@s que “solo” buscan mejorar sus condiciones salariales sin temer por su futuro inmediato, porque saben que cuando terminen la entrevista van a seguir con un empleo; o como aquell@s desemplead@s que tienen ingresos garantizados en casa y que al salir de la entrevista, tampoco van a temer por su futuro inmediato.

Es decir, este detalle nos puede hace participar en los procesos de selección en inferioridad emocional y también, la falta de empatía de l@s reclutador@s puede hacer que se pierdan la oportunidad de ver nuestras verdaderas capacidades, por lo que l@s que estamos en mi situación, debemos encontrar la manera de conseguir una calma similar a la que tienen los empleados y desempleados con el futuro asegurado, para cuando tengamos la oportunidad de demostrar nuestra valía en una entrevista.

Y sinceramente, no me vale lo mucho o bueno que podamos demostrar a través de la RRSS, es más, puede ir en contra de nosotr@s, porque escribir en un blog o hacer comentarios de calidad en un debate desde la “tranquilidad” de tu sillón o de tu despacho, seguramente te ayudará a mostrar todo lo que tienes y puede que cuando te citen, por tu situación de tensión, no demuestres todo lo bueno que muestras en las RRSS con lo que la decepción de tu entrevistador/a será doble.

En fin, esto es como jugar un uno contra uno en una pachanga de basket, pero midiendo 20 cm. menos, sin embargo, también se puede ganar, solo hace falta mejorar la técnica de tiro, regate y defensa.

Saludos, entrena y se feliz.

Nadar, montar en bici y trabajar, son actividades que nunca se olvidan.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

images

¿Cuánto tiempo llevas sin nadar? Bueno, puede que no tanto, porque hasta hace relativamente poco hemos tenido temperaturas para, l@s que podáis, disfrutar de la playa, pero en caso de que no fuese así ¿crees que es algo que se te ha olvidado hacer? Seguro que no y además apostaría a que en cuanto te lances al agua te vas a ponerte a nadar como si el tiempo no hubiese pasado y por supuesto, a disfrutar como un/a niño/a.

¿Cuánto tiempo llevas sin montar en bici? Seguramente en este caso el tiempo sea mucho mayor; sin embargo, ¿crees que es algo que se te ha olvidado hacer? Seguro que no y además apostaría a que en cuanto te subas a una, empezarás a pedalear como si el tiempo no hubiese pasado y por supuesto, a disfrutar como un/a niño/a.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando y en qué actividades lo has desarrollado? De una manera u otra, independientemente de nuestra formación y actividad, la gran mayoría llevamos muchos años trabajando y much@s, en distintas actividades: en la escuela y la búsqueda de empleo; en el instituto y la búsqueda de empleo; la universidad y la búsqueda de empleo; desarrollar un proyecto o un empleo y desgraciadamente, desde hace unos años, much@s nos hemos visto obligad@s, por culpa de otr@s, a volver de nuevo a la difícil y dura actividad de buscar empleo, vamos ¡un no parar!

No obstante, hay diferencias evidentes entre nadar, montar en bici y trabajar, ya que aunque los tres son actividades que requieren de gran esfuerzo, estoy casi seguro de que aún te falta mucho para ser tan eficiente nadando y montando en bici como desarrollando tu actividad profesional, porque, como yo y otros tantos millones, llevas muchos años en la tarea de desarrollar tu actividad profesional que en la de nadar o montar en bici y, como te decía, dependiendo del momento y la situación, puede que hayas desarrollado en tareas profesionales muy distintas unas de otras, pero al fin y al cabo trabajando ¿no?

A ver, tomemos mi experiencia como ejemplo: hice formación profesional en electricidad pero decidí, siguiendo el ejemplo de mi hermano mayor, probar en el Ejército, hasta que descubrí que no era lo mío, dejándolo cuando cumplí mi contrato; a mi vuelta, empecé a estudiar para ser cartero pero, otra vez, tras el consejo de mi segundo hermano mayor, opte por introducirme en la profesión de vendedor como agente se seguros; formalice la relación con mi novia, mi mujer hoy, y mi suegro me propuso aprender el oficio de camionero y acepte, pero también lo deje cuando comprendí que nunca disfrutaría plenamente del sueño de formar una familia como se debe; así es que, tras casi tres años, regresé a la misma compañía de seguros en la que me inicié para pedir empleo, con la suerte de que les deje un buen recuerdo y en esta ocasión, me ofrecieron un contrato de Inspector, por supuesto a sueldo y comisión; un día, mientras trabajaba por la calle intentando encontrar clientes a los que asegurar, se me acerco un señor para hacerme una propuesta: ¿te gustaría vender coches? Su oferta fue mucho más interesante que la que tenía en ese momento en la compañía de seguros, bueno, “solo” lo mejoraba con el coche y los gastos, pero para mí y a esa edad, era muchísimo.

La vida es muy caprichosa y nunca sabes lo que te tiene reservado.

A los tres años, más o menos, de trabajar como vendedor de coches y furgonetas y gracias a un cliente, descubrí la profesión de Visitador Médico y de Farmacias y fue tal el impacto que me provoco su descubrimiento, que no paré de buscar hasta que lo conseguí en el año 1992 y que he desarrollado hasta el 2013 de forma activa, año este en el que pase a la categoría de desempleado, periodo en el que continuo con mi carrera profesional, desarrollando la planificación y realización de actividades propias del duro trabajo de la búsqueda activa de empleo.

Desempleado es la actividad laboral más dura y difícil que he desarrollado hasta ahora: la remuneración, aunque con derecho a ella, si es que la tienes, es una prestación ¿comprendes lo que puede suponer emocionalmente que tus ingresos, pocos por cierto, sean una prestación? ¿Imaginas cuanto te enseña a valorar muchas cosas? ¿Supones el nivel de resiliencia que adoptas?

Pero hay más: no hay descanso, trabajas las 24 horas, ni durmiendo descansas, es una situación que no te deja hacerlo plenamente porque no desconectas, estás continuamente pensando en ello, buscando y formándote y además, con el agravante de que “estás sol@” intentando no desanimarte, porque sabes que si te rindes tienes garantizada la derrota.

A todo lo anterior hay que añadir que tenemos que aguantar a l@s falt@s de empatía, sensibilidad y visión de futuro (“torres más altas han caído”), que nos culpan de nuestra situación como si la quisiésemos, o como si la hubiésemos provocado nosotr@s, tratándonos como vag@s o como profesionales que han perdido el ritmo.

¡¡Qué no, qué no, que estáis muy equivocad@s, que no hemos dejado de trabajar nunca, qué no somos un@s vag@s y ni mucho menos hemos perdido ritmo de trabajo o la relación con nuestros clientes!!

Es más, apostaría a que hemos mejorado mucho nuestras capacidades y no entiendo porque, cuando ven en nuestro CV que, muy a pesar nuestro, somos desempleados de larga duración, nos descartan dando por hecho algo que es totalmente incierto.

Te quiero pedir un favor: empatiza un poco conmigo y con muchos millones de personas y dime ¿tu perderías el ritmo o los contactos con tus clientes si estuvieses en nuestra situación?

Si contestas que sí, cosa que dudo, es que tu trabajo lo estás haciendo muy mal y si contestas que no, es que en tu trabajo estás actuando con honradez y dando lo mejor de ti mism@; es decir, como lo hacemos la mayoría, ya seas desemplead@ o no.

Abre tu mente, no se trata de perfiles, se trata de personas, de sus aptitudes, de sus capacidades y sobre todo, de sus actitudes.

¡Por favor, no discrimines a nadie y por ningún concepto, no se trata de perfiles, se trata de personas!

Saludos y se feliz.

“No soy creíble” ¿te atreves a contratarme?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

originalcfdfbecdefdcdfcfed-139038777048kgn

¡Pues sí! Desgraciadamente me he vuelto a quedar a las puertas de conseguir un empleo digno, pero en este caso ha sido más doloroso ¿por qué? Pues porque tenía todos los ingredientes necesarios para que fuese mi gran oportunidad.

Soy de esos afortunados que, a pesar delas pocas ofertas que hay y de tener más de 45 años, es fácil que haga entrevistas con frecuencia; sin embargo, aquí me tienes, sigo en el desempleo, desgraciadamente como much@s.

En cada uno de estos “casis”, les he pedido el favor a mis entrevistadores de que me ayudasen a mejorar diciéndome que en que creían ellos que podía haber cometido algún error o que puede haber en mi personalidad que haga que me quede siempre a las puertas de conseguirlo, pero desgraciadamente no he encontrado respuestas que me ayuden y aquí sigo con mis dudas ¡ojo! Sigo pensando que si aún no he encontrado un empleo digno es porque no ha llegado el mío, ese en el que seré capaz de crear un buen proyecto de futuro por cuenta ajena o propia, que para eso me estoy formando

¡Por cierto! Ni mucho menos pongo en duda que las personas que han sido contratadas para esos empleos son peores que yo, seguro que han hecho todos los pasos mucho mejor que yo.

No soy persona de pasar página sin antes haber resuelto mis dudas y como no me gusta especular, prefiero reflexionar con algún dato real y que pueda cotejar, así es que, concretamente sobre mi personalidad, he preguntado a las personas que más me conocen, mi mujer y mis hijas: ¿qué creéis que puede hacer que alguien que no me conoce no me quiera contratar?

La respuesta de mi mujer y de mi hija mayor ha sido la misma y me han dejado perplejo: “Papa, eres un hombre con las ideas tan claras que cuando las expones no eres creíble, no porque mientas, que no lo haces, es porque muy poca gente cree que haya personas como tú, así es que quizás deberías ocultar tu forma de ser”.

¡Mentir! ¿eso lo que debemos hacer en una entrevista? Y lo peor y que más trabajo me cuesta ¿cómo se hace?

No, no puedo, va en contra de mis principios y valores, esos que hacen que sea una persona atípica según piensan much@s, ya ves, no solo me lo dicen mis chicas, pero ¿de qué se trata, qué es eso que no me hace creíble? No pienses que es algo metafísico o fuera del alcance de cualquiera ¡Ni mucho menos! Solo se trata de saber ser feliz a través de la reflexión y el equilibrio cultivado ¿raro verdad? A ver si soy capaz de explicarme:

1º) Tengo claro que vivimos en una gran mentira, en una “obra de teatro de la que somos insignificantes figurantes” sin aceptar que tiene final y que este es impredecible, así es que ¿por qué desperdiciar un tiempo que es limitado y que además está fuera de mi control? Por eso disfruto de todo lo que hago, incluido el trabajo, porque en el trabajo lo que hago es invertir mi tiempo ¡sí, sí! Ese que es limitado.

2º) Si nuestros principales problemas nos los suelen plantear otras personas ¿qué debemos hacer, entrar al trapo o estudiar su comportamiento para saber cómo actuar en según qué situación? Cuando consigues este estado de análisis tu vida es muy calmada, algo que te ayudará en el resto de tus actividades, por supuesto en el trabajo también ¿o no sueles trabajar rodeado de gente?

3º) Trabajar en el punto dos tiene otro beneficio adicional, y es en la relación con tu familia y familiares, ¿verdad que es importante saber manejar el estado emocional de las personas que más nos quieren a las que más debemos querer? Incluso muy por encima del trabajo

4º) Tengo claro que en el trabajo la agresividad no funciona, ni siquiera en mi profesión: Vendedor, Comercial, Visitador… llámalo como quieras; estoy convencido de que los mejores resultados son los más sostenibles y esto solo se consigue con una buena inteligencia emocional ¿sabes de que se trata? Te recomiendo que la cultives.

5º) No me gustan los que abusan de su cargo para imponer y me revelo contra ellos, este punto me ha planteado algunos problemas pero ya te aviso, es lo que hay y no voy a cambiar porque ¿no te has planteado que quizás el camino más rápido y mejor construido es el del ejemplo y el argumento capaz de convencer? Eso sí, cuesta más trabajo, pero para eso te pagan ¿no?

En resumen, no soy un tío raro, tal y como una vez me describió uno de mis exjefes, soy una persona que te va a retar y te va a ayudar a ser mejor profesional o mejor persona, así es que ¿qué dices, te atreves a contratarme?

Saludos y se feliz.

¿Sales de casa a vender productos o a “comprar” tiempo?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Descargar-gratis-modelos-o-plantillas-de-horarios-para-empresas-negocios-trabajo-o-estudios

Puede que el título de este Post haga que algún@s se retuerzan en sus sillones, pero si lo hacen, es que no tienen ni idea de que va esto, o prefieren el camino rápido del pelotazo y el engaño.

Antes de continuar con mi artículo, he de decirte que aunque está pensado y escrito desde la perspectiva de un Vendedor y Visitador Médico/Farmacias, lo que vas a leer es perfectamente válido para cualquier actividad profesional en la que el manejo de las emociones, propias y ajenas, te van a ayudar a conseguir tus objetivos de manera sostenible y sobre todo, permitiéndote obtener el mayor premio que jamás podrás conseguir: tiempo.

Por cierto, ¿tienes claro que tu tiempo es tu principal patrimonio y que te es más difícil de gestionar que tus clientes o que tu dinero?

Hace tiempo que comprendí que salir de casa a vender productos para ganar dinero era un enorme error, pero claro, cuando estás sometido a la presión de tener que cumplir objetivos para mantener un empleo que, además, es el sustento de tu familia, la verdad es que cuesta tomar la decisión de hacer las cosas como el sentido común nos dice; pero claro, cuando sientes que trabajas por pura necesidad, que no disfrutas de lo que haces o peor aún, que te está empezando a afectar a nivel personal, es que ha llegado el momento de invertir tiempo en una buena reflexión.

Para no aburrirte con todo el proceso, que fue largo, voy a compartir contigo mis conclusiones:

El principal reto que tenemos los Vendedores pero sobre todo l@s Visitadores Médicos y de Farmacias, debido a que nuestros clientes disponen de poco tiempo para atendernos, es: o hacer una visita rápida con los mensajes claves como hace casi todo el mundo, o bien, “comprar tiempo” a cambio de un buen manejo de las emociones para usarlo cuando lo necesitemos en el futuro y así, evitar tener que ser repetitivos, insistentes en nuestros mensajes y si me apuras, en muchos casos, aburridos hasta el hartazgo.

El objetivo no debe ser conseguir un resultado a cambio de una visita, el objetivo es permanecer siempre en el recuerdo de nuestros clientes para que el resultado sea sostenible.

Ahora piensa un poco en las personas que tienes en tu recuerdo y dime ¿esos recuerdos son por lo que te regalaron un día o a lo que te invitaron, o son por esos momentos en los que te apoyaron y te escucharon cuando lo necesitaste, o en los que te respetaron cuando les dijiste lo que pensabas? ¿Qué les darías a cambio de lo que te están ofreciendo y en qué crees que les repercutiría eso en sus vidas? Yo te lo digo: ganarían tiempo:

1º) Tiempo que no perderán en exponerte sus argumentos porque l@s escucharas con interés.

2º) Tiempo para conseguir tu compromiso si tienen algo que pedirte y que tú les puedas dar.

3º) Tiempo que no necesitarán para darte explicaciones de sus resultados y su estado.

4º) Tiempo para pensar en cómo mejorar sus resultados profesionales y personales.

5º) Tiempo en el que no pensarán en sus resultados y que podrán dedicar a su familia o a ell@s mismos.

6º) Tiempo para disfrutar del tiempo.

¿Qué opinas, crees que merece la pena salir de casa a “comprar tiempo”?

Saludos y se feliz.

P.A.L.A.B.R.A.S. M.A.G.I.C.A.S. para una buena vida.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

10703707_758484847551859_460309408773313948_n

Llevo un par de días fantásticos, un par de días de esos en los que se nos muestran las consecuencias de cómo hemos elegido vivir.

Si me sigues, sin perder la ilusión por volver a mi profesión, sabrás que con el objetivo de buscar alternativas que me saquen del desempleo, a mis casi 49 años, todo un chaval, estoy cursando un Ciclo de Formación Profesional en Técnico en Aceite de Oliva y Vino, algo a lo que  sé que si quiero obtener buenos resultados, como a todo en lo que me embarco y como no puede ser de otra manera, le pongo mucha ilusión aunque, como es normal, siempre con dudas, porque ¿quién se atreve a predecir qué resultados obtendrá con cómo está afrontando sus retos? Pero claro, cuando en tu primer examen tras muchos años sin “sufrirlos” y compartiendo clase con chaval@s de 19 años, recibes un 10 y además, siendo la mejor nota de la clase, ya te puedes imaginar cómo me siento, pero esto no es lo mejor, lo mejor es que es@s chaval@s te digan que eres muy motivante para ell@s y que les daría pena que los tuviese que “abandonar” porque, ojalá, encuentre un empleo.

Todo lo que te he contado ocurrió el martes y en ese mismo día y estando en clase, sonó mi móvil (¡ojo! Le había pedido permiso a mi profe para estar atento a él) para convocarme a la última y definitiva entrevista, de un proceso de selección que me podría llevar a cumplir todos mis sueños profesionales.

La entrevista la realice ayer en el hotel de una ciudad que está a la distancia suficiente como para permitirme reflexionar durante el viaje; por cierto, como más me gusta usar la reflexión es: dando un largo paseo en bici o conduciendo sin música ni radio y en ambos casos, solo; como te decía, durante el viaje de ida y el de vuelta, tuve mucho tiempo para reflexionar; a la ida, empecé sobre cómo debería plantear la entrevista, pero poco rato después, caí en la cuenta de que cada entrevista en una historia distinta y de que por lo tanto debía relajarme para poder ser yo mismo; y a la vuelta, lo hice sobre cómo fue su desarrollo y también, sobre cómo me está yendo en la vida hasta ahora y sabes qué, aunque este desempleado y mi infancia no fuese muy feliz, soy un hombre muy afortunado, pero con eso no me basta y tengo que saber qué es lo que me hace pensar eso y sobre todo, que me ha llevado a conseguir “esas cosas” que me permiten pensarlo, es decir: un matrimonio sólido, unas hijas maravillosas, una más que buena carrera profesional y por supuesto y  muy importante, que me digan que soy, como tal, una persona referente.

Cuando terminé, ya llegando a casa, me di cuenta de que durante la entrevista hablamos de lo que para mí es la actitud ante a vida por excelencia: PASIÓN, y de que en realidad todo lo que necesitamos para una vida feliz, se resume en una serie de palabras a las que yo he bautizado como mágicas y que a ti o cualquiera, les invito a tenerlas siempre en cuenta, son:

Pasión: si crees en ti o en otr@s, demuéstralo con energía, pero de la que se contagia, así de simple.

Amor: No dar por hecho que saben que l@s amas, dilo cada vez que lo sientas.

Lealtad: si le fallas a alguien que no se lo merece o a la que no le has advertido de que es lo que no te gusta, es injusto, tonto y te perjudicarás tu mism@.

Agradecimiento: Ayer, durante el viaje de vuelta, vi como un vagabundo deambulaba por la autovía sin rumbo cierto y yo, aunque desempleado, viajando en un coche propio de X€ de valor, hacía un hogar calentito en el que me esperaban con ganas de verme, con un plato de comida en la mesa, una ducha en la que asearme con agua potable y una cómoda cama para dormir, así es que creo que no tengo motivos para no ser agradecido, más bien todo lo contrario.

Besar: al mismo tiempo que dices te quiero, planta un besazo de esos que suenan.

Respetar: Salvo el hecho cierto de que el sol sale por el este y se esconde por el oeste, todo lo demás está bajo el criterio de cada cual, ya sabes, “nunca llueve a gusto de todos”; por lo tanto, por qué imponer a los demás que acepten lo nuestro sin pararnos a escuchar lo suyo, o peor, a imponer sin argumentar.

Abrazar: mientras dices te quiero, te acercas y le abrazas, por supuesto, le besas, todo en uno.

Salud: es importante saber cómo funciona nuestro cuerpo y nuestra mente, para saber cómo debemos mantenerlos en perfecto estado, preocúpate de saber.

Meditar: si lo practicas, descubrirás que tenemos muchas oportunidades al día de hacerlo, pero ya sería un éxito si lo consiguieses durante cinco minutos a día ¡Ah! Pero solo vale en positivo.

Actualizar: hoy en día no hay escusa, todo aquello que despierte tu curiosidad está en la Red, así es que: navega por ella.

Gestionar: sobre todo tu principal patrimonio: tu tiempo, piensa en esto, si me ves tirar un billete de 10€ a una papelera ¿qué pensarías? Ahora dime, cuánto vale un minuto de tu vida, entonces ¿por qué tirarlos a la papelera?

Interiorizar: interiorizar y mecanizar un estilo de vida adecuado y positivo puede que sea lo que más trabajo te cueste, lleva tiempo y desgraciadamente no nos lo damos, por eso debes superar esos momentos en los que las prisas te empujan a buscar resultado rápido, ten en cuenta que eso no existe, ten paciencia, insiste y llegará un día en que sin darte cuenta lo habrás conseguido.

Compartir: importantísimo, es la única manera de saber si vas por el camino correcto o no, que no te de vergüenza, comparte y ten en cuenta las opiniones de los demás para luego reflexionarlas y quedarte con aquellas que más te ayuden.

Amistad: aunque creo que es una palabra usada con demasiada facilidad, es muy importante tener amigos con los que compartir para crecer y para que la relación funcione, deberemos ceder en muchas ocasiones ¿estás dispuest@?

Segmentar: ¿te vale todo el mundo con quien compartes o te gustaría saber decir que no y eliminar de tu vida a aquellas personas que no te aportan o mejor, a las que te restan? Porque a las que no te aportan les puedes aportar tú y te garantizo que aportar a otros te puede ayudar mucho a ser feliz, tanto como alejar de tu vida a l@s que te restan.

Espero que si no te he ayudado, al menos te haya entretenido.

Saludos y se feliz.

“Borriquito como tú, tururu, que no sabes ni la U…” (Super+45).

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

10430854_10152185829526453_5329340551387640229_n

El otro día mantuve una conversación muy interesante con alguien que sabe mucho del tema que tratamos y durante la misma, hizo un comentario que me llamo la atención y que me aclara mucho algo a lo que nadie aún me ha sabido responder; de hecho, hace más o menos un año, le pregunte a otro profesional de RRHH y selección, si sabía de donde había surgido esta corriente, afortunadamente no generalizada, de discriminación por la edad y su respuesta fue: “Gustavo, no tengo ni idea”

Pasa que muchos y muchas con poder de opinión y decisión pero sin capacidad de reflexión y, peor aún, alejados/as completamente de la realidad, pueden pensar que a un profesional de más de 45 años se le están acabando las motivaciones para mantenerse a tope de facultades.

Estas conclusiones que algunos/as sacan, desde mi modesta opinión, no son ni más ni menos que el reflejo de su escasa Inteligencia Emocional, corta visión de futuro y nula capacidad para crear un estilo de vida perfectamente estructurado que haga que siempre tengas motivos y motivaciones, para mantenerte en perfecto estado físico y a tope de facultades mentales y emocionales.

De hecho, podemos encontrar viejos de 25 y jovenzuelos de 75 ¿o no? Y lo que hace que esto ocurra lo podemos encontrar en nuestras vocales:

Actitud:  Todos/as sabemos que disponemos de un tiempo limitado de vida y que la fecha en que esta terminará está fuera de nuestro control, detalle este que hace que muchas personas adopten, incluso desde muy jóvenes, una actitud temerosa y auto-limitante para muchas actividades y que además, se limiten a pasar la vida envejeciendo y en muchas ocasiones, muy rápido; sin embargo, por otra parte, están aquellas personas que aceptan esta realidad con normalidad y viven cada día como si fuera único, con responsabilidad, respeto hacia ellos/as y los demás y sobre todo, con una buena actitud positiva ante todos los retos que van a tener que superar, actitud que no entiende de edad. “No es lo mismo cumplir años que envejecer”.

Equilibrio: Para poder presumir de una vida equilibrada, necesitas haber superado y sobre todo haber aprendido, de todas las enseñanzas que las experiencias básicas de la vida nos aportan y lo lamento, pero para que eso ocurra, debes haber cumplido años sin envejecer para mantener la ilusión por aprender y si se dejan, enseñar. “El equilibrio no es mantenerse en pie, el equilibrio lo tendrás cuando sepas por qué te mantienes en pie”.

Integridad: Lo estamos viendo cada día en las noticias. Pasado el tiempo, todo lo conseguido sin integridad sale a relucir negativamente y, aunque parece menos valorado por ser “de progreso lento” según algunos/as, conseguir resultados con integridad te permite disfrutar de tu vida con plenitud, ser un ejemplo y sobre todo, vivir con la cabeza bien alta sin dejar de ser competitivo/a nunca.

Orgullo: ¡Claro que sí! Pero sin engañarte a ti mismo/a o perder el respeto a los demás. Tal y como yo lo siento, ser una persona orgullosa te empuja a querer ser mejor siempre, a disfrutar de ello y a compartirlo, pero claro, sin herir a nadie o al menos, intencionadamente y posiblemente quienes mejor lo puedan hacer, sean las personas que hayan sido capaces de cumplir años equilibradamente, con integridad y aprendiendo a moderar su ímpetu al hablar con orgullo de sus progresos.

Unión: Si eres una persona joven quien está leyendo este artículo, me voy a permitir darte un consejo: este es el objetivo supremo y el que más placer te va a aportar; te preguntarás por qué, es muy fácil: si tienes una buena actitud ante la vida, la vives con equilibrio, integridad y con un orgullo controlado, vas a conseguir que las personas que te conozcan siempre quieran compartir tiempo contigo, y me imagino que no tendrás muy lejano en tu memoria cuán importante es para nosotros/as que los demás nos acepten, pero no tengas prisa, deja que el tiempo pase y aprende de todo lo que te queda por vivir y si eres un/a veterano/a que cometió el error de cronificar problemas hasta el punto de que te hayan hecho perder la ilusión, replantéate tu actitud ante la vida, nunca es tarde para encontrar el equilibrio, la integridad y el orgullo y si no dime ¿puedes tener mayor motivación para recuperar la ilusión que querer volver a sentirte integrado/a, aceptado/a y hacer equipo con tu entorno personal y profesional?

Conclusión, es totalmente injusto que se nos discrimine por tener 45, 50, 55 o 65 años, la edad es un estado mental y la consecuencia de cómo se haya aprendido a vivir y para que esto ocurra, debemos acumular experiencias que solo conseguiremos con el paso de los años, no seas… ¿por qué prescindir del equilibrio que aporta la experiencia bien adquirida a los equipos, por qué negáis, independientemente de la edad, a las personas la oportunidad de aprender de la experiencia de otros/as?

Yo tengo mi teoría y estáis muy equivocados/as, somos muchos/as los que mantenemos nuestras ilusiones intactas, incluso diría que las tenemos aumentadas porque no se trata de atender una necesidad material, se trata de algo mucho más valioso: nuestras necesidades emocionales, las cuales, necesitan ser atendidas a cualquier edad y el trabajo, es uno de los tres pilares fundamentales para una vida completa: Familia, Trabajo y Tú. 

Saludos y se feliz.