Los “genuinos” y los “aún no genuinos”.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Man trying to open door to new better world. Conceptual change, two worlds

Man trying to open door to a new better world. Conceptual change, two worlds, hell and paradise.

El desempleo es una experiencia dura de superar y aún más cuando se prolonga demasiado en el tiempo, sin embargo, si tienes como prioridad vivir ese tiempo aprovechándolo con ilusión, puedes descubrir cosas de ti que de otra manera nunca llegarías a conocer.

En mi caso, por ejemplo y entre otras cosas, nunca se me hubiese ocurrido crear este Blog, mejorar mi formación académica y aún menos, hacerlo como Técnico en Aceite de Oliva y Vinos, no por nada, pero es que yo nunca he tenido relación con esos sectores.

Sin embargo, todas estas iniciativas, además de haberme ayudado enormemente durante mi desempleo, me están reportando enormes alegrías: el blog en lo personal al comprobar como con cada artículo tengo la oportunidad de ayudar a alguien y mi nueva formación, al haberme proporcionado un descubrimiento: los aceites de oliva virgen extra, por el que nunca podría imaginar que me pudiese apasionar tanto.

Pero, tristemente y sobre todo para mí provincia: Jaén, uno de los detalles que he descubierto del sector oleícola español, es que queda mucho por hacer para que todo lo que puede aportar el Aceite de Oliva Virgen Extra, proporcione alternativas laborales en mi provincia y beneficios justos para todos los que, de alguna manera, trabajan en este sector.

La cuestión es que aunque he vuelto a desarrollar un trabajo que me apasiona y en el que me gustaría jubilarme: La Visita Médica, todos los conocimientos que he adquirido sobre el olivar, la aceituna y la extracción de aceites de oliva virgen extras, hacen que me sienta obligado a aportar mi granito de arena para que se produzcan los cambios que este sector necesita y para ello y de forma altruista, como si de un hobby se tratase y de momento, he creado una sección de radio en el matinal de la radio local de mi pueblo: “Paseando entre Olivos”, un nuevo Blog, que por cierto, por falta de tiempo tengo algo abandonado y además, colaboro con la Sociedad Andaluza de Oleocanthal (componente minoritario de algunos Aceites de Oliva Virgen Extra) en lo que puedo.

Sin embargo e inexplicablemente, estoy recibiendo mensajes de desánimo de muchos profesionales de este sector en el que me insisten que no me canse porque, haga lo que haga, no tiene arreglo, de hecho y textualmente, me han llegado a decir:

“Gustavo, por tu bien, voy a intentar quitarte la ilusión porque no conoces las interioridades de un sector que no le interesa cambiar”

Lo que esta persona no sabe es que yo sé que su experiencia sobre la condición humana es muy limitada y que esto es un trabajo del que no espero nada a cambio, salvo sentir que estoy haciendo algo por el futuro de mis hijas y de las familias que puedan crear ¿puede haber un interés mayor para un padre?

No obstante, incluso esta persona, está comprobando con mí ejemplo que la ilusión puede ser una energía inagotable y que nos proporciona la mejor terapia antienvejecimiento que existe.

Ayer, sábado, participe en una de esas actividades que según algunos no va a proporcionar ningún cambio, evidentemente se equivocan y al compartir con muchos de ellos las conclusiones de las actividades que voy desarrollando, son cada vez más, aunque poco a poco, los que se están contagiando de esa ilusión que les transmito y por eso, esta mañana, una profesional ejemplar del sector oleícola me ha enviado el siguiente enlace, espero que te guste y te aporte algo por el tiempo que le estás dedicando a la lectura de esta larga entrada: Control y perspectiva.

¿Y tú, eres genuino o aún no genuino?

Saludos y se feliz.

Anuncios

Mi problema puede ser tu solución.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Brasil_cara_rojo_hombre_efe

Hace un par de semanas recibí la visita de alguien de que quien sí me importa lo que piense de mí y durante nuestra larga charla, hablamos sobre muchas cosas, pero sobre todo de lo que él consideraba que era “mí gran problema”, ya que, según el, puede que en algún momento de mi vida incluso me ha supuesto perder oportunidades, sobre todo laborales, aunque yo no fuese consciente de ello pero lo que él no sabía, es que si soy consciente de ello.

Hoy he compartido la mañana, siendo domingo evidentemente ha sido con mí bici, junto con otros amigos, con uno con el que hacía tiempo que no tenía la oportunidad de charlar; una buena persona de quien hace tiempo tuve la oportunidad de detectar su enorme sensibilidad hacia todo lo que ocurre a su alrededor, el cual, no hace falta que te diga que es cualquier cosa menos alentador, algo que hace que estas personas con alta sensibilidad sufran casi de manera continua y que como él reconoce, si no fuese por esos momentos de bici que compartimos, muchas cosas serían insoportables para él.

El caso es que los que practicamos ciclismo, últimamente estamos sufriendo una persecución incomprensible tanto en la montaña como en la carretera y todo, porque algunos insisten en decir que interrumpimos el tráfico o que hacemos daño al monte, bueno, en todos los gremios hay impresentables y en este caso no iba a ser menos,pero en líneas generales, la mayoría somos muy respetuos@s con el tráfico y el monte y por encima de cualquier cosa, lo hacemos porque nos preocupa nuestra seguridad en la carretera y porque respetamos la naturaleza mucho más que la media.

El caso es que uno de mis otros amigos nos iba contando como unos días atrás, mientras circulaban por unos de esos preciosos senderos que disfrutamos en las sierras de Jaén, de golpe se encontraron, y en una de sus zonas más complicadas para el paso de una bicicleta, una piedra colocada a propósito con el objetivo de hacer daño a quien se la pudiese tropezar; de hecho, no sé si sabes que algunos malintencionados colocan cables y trampas con clavos para hacer todo el daño que puedan a quienes paseen por senderos similares a ese, ya sea en bici, andando en familia o corriendo.

El caso es que cuando nuestro amigo terminó de contarnos como “resolvieron la cuestión”,  inicie una conversación con mi sensible amigo que se desarrolló así:

Yo: “hay que ver algunas personas el grado de maldad que pueden llegar a demostrar”

Mi amigo: “¿Algunas personas Gustavo? La humanidad es pura maldad y esto no tiene arreglo”

Yo que sé de su enorme sensibilidad y por lo tantode lo que puede llegar a sufrir con estos temas, continué así:

Yo: “Amigo mío, pensar así, además de ser incierto, no te conviene y si no dime ¿crees que los seis amigos que ahora mismo compartimos la mañana somos malvados o que las personas que a lo largo de nuestro paseo nos vamos a encontrar también son malvadas?”

Mi amigo: ¡Qué va Gustavo, sois gente estupenda!

Yo: Bueno, entonces, si hacemos una regla de tres simple, seguramente podremos demostrar que la mayoría de la gente es buena ¿no te parece?

Mi amigo: ¡Hombre! Visto así…

Yo también soy un hombre muy sensible y empático y sé lo que se puede llegar a sufrir por ello, pero me costó mucho descubrir ese “defectillo” de mi personalidad y un poco más encontrar la manera de que, sin perder su maravillosa esencia basada en el respeto y en compartir para crecer, dejase de hacerme daño y la primera conclusión que saque, fue que el mayor peligro para nuestras emociones no es el miedo, la soledad, el dolor… o lo que sea que se te pueda ocurrir, el mayor peligro para nuestras emociones son otras personas, así es que con esa premisa desarrolle la teoría de las minorías ruidosas que dice lo siguiente:

Teoría de las minorías ruidosas: el mundo está dirigido por una minoría egoísta y poderosa con la que seguramente nunca interaccionaré, sin embargo y para ejercer su poder, buscarán otra minoría, normalmente y aunque tenga una gran formación universitaria, de perfil mediocre, ambicioso y manipulable (recuerda que la educación y empatía no son directamente proporcionales a la formación) con los que probablemente si interaccionaré (aunque también se da el caso de que hay personas poderosas que no son como los que he descrito y que afortunadamente buscan rodearse de personas también totalmente opuestas a las descritas) y contra los cuales he de estar preparado, por mi salud mental y la estabilidad de mi familia, para defenderme de sus malas intenciones, aunque en momentos puntuales de mi vida, sobre todo la profesional, me pueda llegar a afectar, teniendo y aceptando como consecuencia, que habrá personas que malintencionadamente se intentarán vengar ante el hecho de no haber conseguido intimidarme con sus “amenazas”, manipulando de forma negativa la opinión que sobre mí otros que no me conocen se puedan crear.

Pero lo importante de esta teoría no es ella en sí misma, lo importante de esta teoría son aquellas personas a las que no incluyo y entre las cuales estamos la mayoría de la humanidad, una mayoría que, desgraciadamente, nos estamos dejando influir por esas minorías ruidosas aunque, afortunadamente, cada día veo situaciones que invitan a la esperanza.

Bueno, pues una vez que le explique y desarrolle mí teoría a mí amigo, no es que cambiase su manera de interpretar el entorno, para estas personas eso cuesta mucho pero que mucho tiempo, pero en lo que sí le insistí es en que cuando sienta que sus emociones le avisan que alguien intenta manipularlo a través de la mentira y en busca de su egoísta y exclusivo beneficio, lo mejor es que por su bien y el de su familia, lo descarte de su vida y si es necesario, siendo todo lo directo y claro que pueda para evitar “malas interpretaciones”.

Por si te has liado un poco con un texto algo más largo del que habitualmente suelo escribir, te resumiré cuál es ese problema que yo tengo y que puede ser tu solución ante personas tóxicas:

“Más vale una vez colorado que cien amarillo”

Saludos y se feliz.

¿Y cómo sé que lo estoy consiguiendo?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

dream-catcher-902508_640

Hace unas semanas estuve en un acto en el que se trataron temas relacionados con los Aceites de Oliva Virgen Extra y sobre todo, de cuáles son las mejores estrategias a desarrollar para mejorar la situación del sector y para ello, se contó con las ponencias de profesionales y empresarios que, con su trabajo e ilusión, pretenden consolidar el cambio que este sector se merece.

Pero de entre todos ellos había uno al que esperaba con mucha ilusión y no solo porque en poco tiempo ha conseguido ser un referente de calidad y gestión, sino porque además, también se formó en el mismo centro en el que yo me estoy formando para conseguir el mismo título: Técnico en Aceites de Oliva y Vinos.

Sin embargo, su exposición me decepciono un poco y no porque lo que expuso no fuese adecuado, ya que se limitó a exponer lo que se le pidió, de lo cual me enteré cuando, aún sin conocernos personalmente, le abordé por los pasillos para felicitarle por su éxito y no tanto por lo expuesto en el acto, ya que lo que yo esperaba es que compartiese como fue el proceso de cambio empresarial y sobre todo, cuáles fueron y cómo superó esos momentos de enormes dudas mientras luchaba por conseguir su sueño.

Así es que cuando le dije y pregunte:

“José, eres un referente en el sector oleícola por el éxito que estás consiguiendo, sin embargo, hay mucha gente que cree que tus resultados son fruto de la suerte y no del trabajo bien hecho basado en la ilusión, por eso, he echado en falta que contases, aunque solo fuese un poco, cómo fueron esos momentos de dudas, de miedos y ganas de abandonar ¿por qué los tuviste verdad?”

La respuesta que recibí no era ni más ni menos que la que esperaba:

“Gustavo, sabes qué pasa, que no me van mucho este tipo de actos y cuando me piden participar lo hago gustoso pero me limito a contar lo que se me pide; en cuanto a tu pregunta… ¡¡BUFFF!! Ni te imaginas. Recuerdo esa reunión familiar en la que les pedí total confianza en mí para desarrollar el proyecto invirtiendo todo nuestro patrimonio, recuerdo esos años de lucha y de hotel en hotel, en los que en más de una noche me la he pasado llorando de miedo y con ganas de renunciar y no creas, aún no las tengo todas conmigo, el miedo no se me ha quitado del todo, pero amo lo que hago y por ello, no me queda más remedio que seguir trabajando con pasión por el proyecto en el que creo y que he creado con toda mi ilusión”

He leído muchos artículos y visto muchos vídeos de motivación en los que nos invitan a que no dejemos de luchar por nuestros sueños y estoy de acuerdo, porque creo firmemente en el enorme potencial de la constancia y el análisis continuo de nuestras actividades; sin embargo, echo en falta algún texto o vídeo que me oriente para saber cómo sé si lo estoy consiguiendo y sabes qué, que si lo encuentro no me servirá de nada, ya que al final todo va a depender de como sea de capaz de interpretar esos casi imperceptibles éxitos que mi constancia y análisis continuo me permitan conseguir, y de cómo de capaz sea de encontrar y resolver esos casi imperceptibles fracasos que mi constancia y análisis erróneos me hagan cometer.

En resumen y aunque sea “llorando y con miedo”, no queda otra que seguir luchando con ilusión por todo aquello que creamos que merece la pena conseguir para tener una vida equilibrada sin pensar en cómo y cuándo lo debemos conseguir, porque si tu proyecto tiene como objetivo aportar algo bueno a los demás de forma honrada y sincera, no te quepa duda, al final llegará tu momento.

Saludos, se feliz y ánimo.

Si temes a la competencia dedícate a otra cosa, vender no es lo tuyo.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

miedo al futuro

Cada vez huyo más de las conversaciones que se forman entre vendedores, debatiendo sobre el futuro… o mejor dicho y parece ser que sin ser muy conscientes de ello, debatiendo sobre el temor que les provoca el futuro.

Ante el planteamiento de si el vendedor nace o se hace, cada día me decanto más por la de que el vendedor nace, porque para esta profesión se necesitan de unas cualidades personales muy concretas, a saber:

  • Curiosidad y ganas de saber más: un/a vendedor/a nunca puede perder el interés por investigar y querer saber más.
  • Sensibilidad: la suficiente para que le permita empatizar con sus clientes dándoles prioridad y el servicio que se merecen, sin caer en el error de implicarse personalmente más de lo necesario.
  • Coraje y Capacidad de superación: los que llevamos años en ventas sabemos que de estas cualidades hay que echar mano cada día y no pocas veces.
  • Constante: es decir, mañana más de lo mismo, o dicho de otra manera: con suerte tendrás éxito en uno de cada diez actos de venta que provoques y lo excitante de esta profesión, es que te podrá llegar en el primero, en el décimo, o puede que dos seguidas en el acto 19 y 20, lo cual, solo descubrirá si es… ¡exacto, constante!
  • Actitud positiva: “herramienta” imprescindible porque de ella va a depender muchas de las reacciones que transmitan sus clientes, es decir, junto con la empatía, es la llave que le va a permitir abrir el ama de sus clientes.
  • Competitivo: competir no es ni más ni menos que entrenar para participar sin miedo a perder y pensando siempre en la diversión que provoca la superación “sin tener en cuenta” el resultado.

Seguro que se te ocurre alguna que otra cualidad más, a mí también, pero en este post me quiero centrar en el temor, miedo más bien, que muchos vendedores… demasiados diría yo, sienten por la competencia, olvidándose de que ellos también son competencia y por lo tanto, perdiéndose la oportunidad de aprovechar esa ventaja que le da el estatus que otros le han otorgado, no si me explico, pero la competencia es de lo mejor que nos puede pasar para avanzar.

Creo que un vendedor profesional debe tener claro que “solo” es una pieza de un equipo, en el que cada cual debe trabajar centrado en sus objetivos y responsabilidades y desde mi modesta opinión, las suyas son:

  • No preocuparse tanto de que productos son los que ofrecerá en el futuro a sus clientes para ser competitivo, pero si ocuparse de transmitir al departamento oportuno lo que demanda el mercado y sus clientes.
  • Trabajar con profesionalidad para ganarse la confianza de sus clientes teniendo en cuenta y de manera prioritaria, que él o ella son un producto y que hoy estoy aquí pero mañana…
  • Preocuparse de conocer sus productos y los de la competencia para utilizar los mejores argumentos y contra-argumentos.
  • Recomendar sus productos donde verdaderamente van a ser de utilidad.
  • Fidelizar teniendo claro que para conseguirlo también hay que renunciar en muchas ocasiones.
  • El producto es importantísimo pero él o ella debe creerse que lo es más aún, ya que un gran producto en manos de un vendedor mediocre se puede transformar en un mal producto y un producto medio en manos de un vendedor profesional se puede transformar en algo útil y provechoso para sus clientes.
  • Y muy importante: no entrar en “batallas” contra aquellos que avanzan muy rápido, esos no son su competencia, porque puede que invierta sus esfuerzos en competir contra alguien al que pasado un tiempo se le descubra su gran mentira (¿te suena algún caso reciente?), pudiendo conducirle por superarle o igualarlo a cometer sus mismos errores ¡cuidado con esto!
  • Marcar un camino siendo fiel a su estrategia pero sin dejar de mirar el de los demás para aplicar la mejor táctica.

Lo dicho, si eres vendedor profesional o pretende serlo, te recomiendo, para que te diviertas en este apasionante trabajo, que solo compitas contra ti queriendo ser cada vez mejor en tu formación y actitud, porque de ello también va a depender tu felicidad y la de los tuyos.

¡¡Ah!! Quiero aclarar que también hay grandes vendedores que se han hecho a base de trabajar y escuchar para aprender, consiguiendo así poder corregir aquellas deficiencias que su personalidad les impone.

Saludos y se feliz.