Dedicado al sector Oleícola: ¿derrotado? Puede ¿rendido? Nunca.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

descarga (2)

Tenía 47 años cuando me quede el desempleo por primera vez allá por marzo del 2013 y sinceramente, en aquel momento no era, ni de lejos, consciente de lo que se me avecinaba porque, ingenuamente, creía que por mi trayectoria y experiencia profesional no tardaría en volver a encontrar un empleo de “lo mío”: Visitador Médico y de Farmacias, pero el tiempo pasaba y aunque me llamaban para entrevistas ninguna cuajaba y además, con el paso de ese tiempo, las cosas se iban complicado cada vez más.

En septiembre de 2013, pasados seis meses en el desempleo, empecé a plantearme en serio la posibilidad de emprender y en lo primero que pensé fue en montar una tienda de bicis pero cuando visualice el proyecto en el futuro, vi claro que las posibilidades de éxito eran muy bajas, de hecho, una amigo se atrevió con ello y no solo fracaso, además comprobó con tristeza donde tenía verdaderamente a sus amigos.

La segunda opción que me plantee fue abrir una tienda de electrodomésticos, todo ello por creer que mi formación, ya olvidada, de electricista, me ayudaría a entender mejor el negocio, pero un amigo Técnico en reparaciones y otro que fue Director de una gran tienda, me aconsejaron que abandonara la idea.

La tercera opción fue la de volver a la carretera como transportista pero tanto la nueva legislación, como el consejo en contra de dos amigos que se dedican a ello también me hizo renunciar a la idea.

¿Qué hago entonces? Aunque esta pregunta siempre está presente cuando buscas una salida profesional que te permita mantener a tu familia ¡qué tiene tela la cosa! Sinceramente, siempre trabajaba más porque esa salida fuese a través de un empleo por cuenta ajena, pero vista la poca oferta digna de empleo que hay y la discriminación que sufrimos, ya en mi caso, los +50, la opción del emprendimiento tomaba cada vez más fuerza.

Pero si las opciones de emprendimiento que me corresponderían por mi formación y experiencia no son viables ¿en qué emprendo?

Te voy a ser sincero, realmente son dos los motivos por los que este Blog se llama Vivir con pan y aceite de oliva virgen extra:

  1. Lo que mi mujer me dijo cuando me quede en el desempleo: “niño, no te preocupes, que nosotros con pan y aceite nos apañamos”
  2. Pensar que algún día mi futuro profesional podría estar relacionado con la principal materia prima de mi entorno: la aceituna para aceite.

Y un día, mientras meditaba sobre mi situación dando un paseo en bici, evidentemente rodeado por los olivos de la campiña de Jaén, pensé:

¿Y por qué no descubrir que puedo encontrar en el mundo del aceite de oliva?

Llegue a casa y ni corto ni perezoso me puse manos a la obra realizando visitas a las empresas y personas relacionadas con el sector Oleícola de mi pueblo y qué descubrí:

  1. Pocos profesionales y los que hay muy acomodados al amparo de las subvenciones, haciendo del sector un ente sin iniciativa y poco generador de empleo.
  2. Profesionales desmotivados por la rutina y por la poca esperanza que tienen de que las cosas cambien.
  3. Que no tenía ni idea de aceites y que necesitaba mucha formación.

La verdad es que la desilusión fue brutal, imagina lo que podía suponer en mi situación:

  • Desempleado-
  • Con 48 años.
  • Con muy pocas opciones de encontrar empleo en “lo mío”.
  • Viviendo en una provincia con una tasa de paro altísima y en la que la principal industria es la del aceite de oliva.
  • Sin opciones de emigrar por mi situación familiar.

Y otra vez la misma pregunta ¿qué hago entonces? La verdad es que no veía otras opciones que estas:

  1. Seguir intentando encontrar un empleo digno en “lo mío” o en otro sector u otras tareas.
  2. Formarme en algo relacionado con el aceite de oliva y buscando algo útil, fue como descubrí la formación de Técnico en Aceites de Oliva y Vinos que terminó en Mayo, dos años me va a llevar.

¿Qué ha ocurrido desde entonces? ¡¡Ah, bueno!! Para darle más emoción tuve que pasar por el quirófano para intervenirme en mí rodilla de izquierda del ligamento cruzado, menisco, condromalacia y artrosis, afortunadamente y gracias a mi cabezonería, hoy estoy en perfecto estado y dispuesto a volver a hacer maratones de Bici de Montaña, pero también Tuve la fortuna de ser contratado por icon outsourcing para trabajar en “lo mío”.

Y algo muy importante:

Con el desarrollo de mi nueva formación he tenido la oportunidad de conocer en profundidad el sector oleícola y aunque ya me hice una no muy buena idea, sinceramente lo que he ido descubriendo, como digo, ya con conocimientos y contactos de peso, ha sido mucho peor:

  • Investigadores y estudiosos del tema desilusionados.
  • Empresarios y emprendedores que quieren hacer las cosas de otra forma pero que no ven el resultado deseado.
  • Agricultores y por lo tanto Cooperativistas, anclados en el pasado y muy temerosos y desconfiados de los cambios que se proponen y que el sector tanto necesita.
  • Consumidores desinformados por el interés de una parte importante de este sector de que se solo se consuma Aceite de Oliva y no Aceite de Oliva Virgen Extra, porque es lo que mejor les va.
  • Una manera muy básica de comercializar un producto tan fantástico como los AOVEs.

En fin, que queréis que os diga y pese a quien le pese, lo que hay es un auténtico desastre que afecta muy gravemente a la economía de mi provincia y por ende a la mía y al futuro de mis hijas en ella, porque sinceramente, aunque pasamos mucho frío en invierno y mucho calor en verano, amo a mi provincia: Jaén y creo… no, estoy seguro, de que tiene un potencial enorme, pero para transmitirlo hace falta creérselo, echarle pasión y hacer las cosas de otra manera, pero entre todos, con unos pocos no basta.

El caso es que para mí la promoción de nuestros AOVEs, además de un enorme placer e independientemente de que pudiese ser una salida profesional o no, es un compromiso moral para con el futuro de mis hijas que muy poca gente comprende, incluso aquellos que se podrían ver beneficiados por ello y es que es muy triste ser de Jaén, estar en el desempleo con 48 años y comprobar que lo que podría ser una fuente de riqueza y creadora de empleos estables, solo beneficia a unos pocos haciendo de ellos empresarios acomodados en un sistema de distribución y venta que nada aporta, ni a sus clientes ni a sus vecinos.

Me explico, estoy intentando crear un proyecto de venta y promoción de AOVEs con ideas nuevas y llevadas a cabo por las sinergias que crea un perfil profesional como el mío:

  • Comercial con más de 30 años de experiencia.
  • Formado como Técnico en Aceites de Oliva
  • Acostumbrado a manejarse en RRSS, mi blog es el mejor ejemplo.
  • Con contactos en toda España.

Tal y como me describió un experto en marketing y ventas de AOVEs, por mi experiencia como Visitador Médico y de Farmacias y formación en la materia, yo he de ejercer de prescriptor de AOVEs y nunca como un vendedor al uso; sin embargo,

¿Te imaginas lo que encuentro cuando visito o me pongo en contacto con algunos productores con el objetivo de plantearles un proyecto de colaboración?

Pues en unos casos el silencio, en otros el olvido y en otros, colocar un “pelotazo” sin visión de futuro.

Pero y para terminar, tengo claro que aunque parezca en ocasiones que voy a ser derrotado, lo que puede ocurrir, no me puedo rendir y he de seguir trabajando para encontrar a esas personas que vean lo que puedo aportar, tanto para mi búsqueda de un empleo digno por cuenta ajena y/o para la creación de mi ilusionante proyecto.

Saludos, se feliz y aunque puede que al final te derroten, tunno te rindas nunca ¡ánimo!

Anuncios

¿Qué es vender?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

13

Este Post nace tras el debate mantenido con alguien que se desenvuelve profesionalmente en un sector “nuevo” para mí y en el que estoy intentando introducirme para intentar alguna aventura que me permita ganarme la vida honrada y dignamente; con lo cual, cada vez que me veo envuelto en alguna situación de debate entre profesionales de este sector, me muestro muy prudente, porque como te digo, es un sector “nuevo” para mí.

El debate giraba en torno a cuál es la mejor estrategia de venta de los productos que nacen de este sector tan particular y el caso es que este profesional me rebatía, con mucha vehemencia, los argumentos que yo exponía en base a mi experiencia como vendedor y sobre todo, a mi interés por el conocimiento de algo tan básico como la condición humana.

No obstante, con cada contrargumento que me planteaba, yo notaba algo raro; es decir, de acuerdo a que nunca he vendido un producto de los que surgen de este sector industrial pero si he vendido otros muchos y si me apuras, mucho más complicados de argumentar y de negociar, y a clientes lo suficientemente bien formados como para que si te desviabas del argumento adecuado, pudiesen ponerte en un gran aprieto y sobre todo a que perdiesen la confianza en ti.

El debate siguió y eso sí, he de reconocer que no suelo rendirme fácilmente en un debate y menos si hay algo que no me cuadra… no sé me explico… en este caso lo que no me cuadraba, es que cada vez se mostraba más de acuerdo con mis nuevos argumentos transmitiéndome la idea de que sus opiniones eran más teóricas que prácticas, haciéndome sentir algo así a como que quizás me había dejado impresionar excesivamente por su experiencia en este sector, permitiendo que eso me infravalorase ante él.

Al final se destaparon los motivos que me hacían notar algo raro y es que no hablábamos apoyando nuestros argumentos desde el mismo nivel de experiencias; es decir, él es alguien que gestiona las compras y ventas de una empresa desde un despacho y yo soy un vendedor de infantería, o sea, de los que se ensucian los zapatos gastando suela, de los que se mojan cuando llueve y de los que en verano se nos pone un brazo más moreno que otro… de conducir quiero decir.

Porque ¿qué es vender?

  1. ¿Llamar o esperar a que alguien te llame para ver si tienes algo que necesita y llegar a un acuerdo?
  2. ¿Poner tu producto en manos de intermediarios para los cuales lo único que les importa es cuanto margen les deja?
  3. ¿Manipular el producto hasta los límites permitidos por una normativa, olvidándote de la calidad y del cliente para que así puedas hacer más rentable tu ineptitud?
  4. ¿Ganarte la confianza de una persona que ha confirmado con su experiencia que todos los argumentos que se le expusieron son ciertos?

¿Qué opinas?

Saludos y se feliz.

El futuro que te espera.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

descarga (1)

Ayer me pasaron algunas cosillas muy interesantes:

1ra) Mantuve con mi hija menor una interesante conversación en la que por fin me demostró haber entendió que la diversión es necesaria pero, como todo en nuestra vida, en su justa medida.

Una vez aceptado que cuando eres padre “tu vida ya no te pertenece”, por la sencilla razón de que a partir de ese momento todos tus pensamientos giran en torno a, en mi caso, hijas; uno de mis principales objetivos como educador ha sido hacerles comprender que lo que hagan ahora marcara su futuro y evidentemente también el nuestro.

Entre otras muchas cosas y una vez llegada la adolescencia, haberles enseñado la importancia de encontrar el equilibrio entre diversión y salud, física y mental, ha sido uno de nuestros principales logros y tristemente, por lo generalizado de estos días, lo que mi hija se encontró el domingo en el “wasa”, le hizo comprender de manera definitiva todo lo que durante años le hemos insistido de forma machacona:

“Tu futuro estará marcado por el equilibrio con el que vivas tu presente”

Y es que algunas de sus amigas, otra vez, siguieron la fiesta hasta las 08:30 de la mañana pero acabando algunas en urgencias por no se sabe qué cosa, la cuestión es:

¿Son conscientes estas chicas de qué futuro les espera si continúan con esa actitud y de que un desequilibrio físico trae otro emocional y por ende la infelicidad?

2da) Tuve una reunión con D. Manuel Parra Rosa, ex Rector de la Universidad de Jaén y experto en marketing y ventas.

Imagina que tienes como objetivo iniciar un proyecto en el que vas a poner en juego todo lo que has conseguido durante años:

¿No te atreverías a llamar a cualquier puerta por muy inaccesible que parezca para pedir consejo?

Pues cuando me enteré de la existencia de este profesor universitario, ni corto ni perezoso, me busque la vida para encontrar la forma de reunirme con él y sinceramente, fue más fácil de lo que en un principio creía pero no porque yo sea un crack haciendo nuevos contactos, fue porque este hombre está abierto a mantener una tertulia sobre marketing y ventas con todo aquel que considere que le puede aportar, o con quien a él le parezca que le puede aportar.

La verdad es que, como no podía ser de otra manera, mientras lo esperaba en su despacho me sentía intimidado pero cuando llego y empezamos a hablar, mi seguridad aumentaba y todo porque cuando hablábamos lo hacíamos al mismo nivel y teniendo ambos muy claro, que, independientemente de a qué tipo de ventas te dediques, nuestra prioridad es el cliente y por lo tanto, la confianza que le generamos.

Entonces yo me pregunto:

¿Son conscientes del fracaso o insatisfacción en el trabajo que les espera a aquellos “vendedores” que tienen como prioridad sus objetivos, independientemente de que tipo de confianza generen en sus clientes?

3ra) Visita a uno de los principales productores de AOVE de Jaén, no en cuanto a volumen pero si en cuanto a calidad.

D. Manuel Parra me dio algunos buenos consejos para mi iniciar mi proyecto y uno de ellos, fue que me plantease hacerlo contando con la colaboración, el apoyo y la experiencia de algún productor consolidado, de hecho me dio algunos nombres y de entre ellos, había uno que hacía tiempo tenía ganas de conocer, así es que, otra vez, ni corto ni perezoso, me desplace hasta donde está su Almazara con la fortuna de que su responsable estaba allí.

Lo primero que me impresiono fue su “envejecida juventud”,  seguramente debido a la cantidad de años que lleva luchando por hacer las cosas de otra manera, mejor dicho, por hacer las cosas como se deben y de verse obligado a hacerlo contra un entorno crítico hacia “la novedad”, la cual, solo busca el perfecto equilibrio entre el hombre y la naturaleza.

Pero yo me pregunto:

¿Son conscientes esos que critican esta “nueva forma” de hacer las cosas de qué futuro les espera si no aprenden a hacerlas como este “visionario”?

Conclusión:

Esto que aparentemente es otra de mis paranoias, tiene un sentido muy profundo porque lo que pretendo transmitir y que vengo confirmando a través de mis experiencias, es que parece que la mayoría de las personas no son conscientes del futuro que se están creando, ya que actúan por impulsos, por temor al futuro si se salen del protocolo impuesto, por agradar al resto y claro está, sin tener en cuenta las consecuencias futuras de sus actos y olvidándose de que encontrando el  equilibrio entre mente, cuerpo, respeto al medio ambiente e interpretación inteligente y reflexionada del entorno, es desde donde se construye el futuro más sólido y por ende, la felicidad

Saludos y lo dicho ¡se feliz!

“Mis clientes”, mis conocimientos, mi ilusión y mi pasión ¿negociamos?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

descarga

Cuando estamos en el desempleo en estos tiempos tan convulsos y aún más cuando, como en mi caso, has llegado a los 50, cada vez que nos descartan de una oferta de empleo, corremos el enorme riesgo de desanimarnos y desesperarnos hasta el punto de restarle mucho valor a nuestra experiencia, poniéndola en manos de cualquiera y a cualquier precio.

Comprendo que la situación de cada cual es muy personal y que puedes pensar que si escribo esto es porque lo tengo muy bien y que me puedo relajar, pero ya te digo que estarías muy alejado de mi realidad; además, esa desesperación la he visto en profesionales que, desde un punto de vista realista, no tienen ningún problema y que nunca van a pasar por necesidades, claro está, salvo una mala gestión de su vida

Sin embargo y no quiero presumir de orgullo, no estoy dispuesto a tirar por los suelos todo lo que a lo largo de estos muchos años he conseguido y no me refiero a creer que como me quiero mucho me merezco mucho.

¡No, no! Me refiero a llegar a acuerdos que sean beneficiosos para ambos teniendo en cuenta las difíciles circunstancias actuales y que entre todos debemos resolver.

El motivo de que este artículo vaya por esta línea no es gratuito, verás; en mí estrategia para salir del desempleo trabajo valorando dos opciones posibles:

  1. Trabajar para encontrar un buen empleo por cuenta ajena, y cuando digo un buen empleo me refiero a uno digno y remunerado con justicia, pero con un límite en el tiempo.
  2. Trabajar mientras tanto en mi proyecto dejando que las cosas ocurran para que llegado el momento, tomar la decisión de que sea la apuesta definitiva hasta el final.

Puede que pienses que debería apostar ya por el proyecto pero es que además de necesitar su tiempo, opino que debemos ser pragmáticos y pensar que hay ofertas de empleo por cuenta ajena que te pueden aportar los mismos o incluso más beneficios económicos y emocionales que un proyecto propio; es decir, que debemos ser flexibles y más cuando una familia detrás.

A lo que voy, actualmente estoy invirtiendo mucha más atención en el desarrollo de mi proyecto que en la búsqueda de empleo y no porque tenga más interés en una cosa que en la otra, sencillamente porque las actividades necesarias para su desarrollo requieren de mucho más tiempo.

Entre esas actividades está la de negociar con los que serían mis distribuidores y de aquí es de donde parte la idea de escribir este artículo, porque es donde me estoy encontrando uno de mis principales problemas.

Me está costando horrores hacerles entender que lo que les propongo es una nueva manera hacer negocios, porque para ser competitivos debemos crear sinergias que nos hagan crecer a ambos teniendo en cuenta lo que yo puedo aportar:

  1. “Mis clientes”.
  2. Unos conocimientos que me interesa compartir para crecer juntos.
  3. Que con mi ilusión les ayude a mantener siempre la suya.
  4. Y a compartir mi pasión por una profesión: la venta, que va más allá de ganar dinero.

Pero por qué ¿por qué me cuesta tanto transmitir esto? La respuesta le encontré el otro día cuando charlando con uno de los muchos con los que estoy negociando, me reconoció que la mayoría de profesionales que van a hablar con ellos con el objetivo de encontrar una salida a su situación, casi lo hacen implorando ayuda y así… así lo único que conseguimos es joderlo todo.

Por favor, detente un momento y mira hacia atrás valorando lo que has hecho y como lo has conseguido, puede que en aquellos tiempos no nos diésemos tiempo para la reflexión y lo que es peor, que aún no hayas aprendido a hacerlo y que sigas viviendo en esa estresante carrera continua por intentar conseguir tus objetivos de manera inmediata, pero si lo que pretendes es que te valoren para poder conseguir llegar a acuerdos que aporten beneficios mutuos, hazte valer y antes de decir sí o no, que escuchen todo lo que puedes aportar dándote el valor que te mereces.

Porque no te olvides, lo más importante para ti es tu salud mental y para que sea buena, lo primero que debes hacer es valorarte justamente independientemente de cual sea tu situación económica y laboral, porque sin eso, las soluciones adecuadas no te llegarán nunca.

Saludos, ánimo y se feliz.

Me siento como Jerry Maguire

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

descarga

¿Has visto la peli Jerry Maguire? ¡No! Bueno, pues va de un representante (vendedor) de deportistas de élite que trabaja por cuenta ajena para una potente agencia y resulta, que en una noche febril y seguro que cargada de codeína, se le ocurre escribir un manifiesto de intenciones en el cual expone lo que realmente piensa de su desempeño y del sector en el que lo desarrolla, porque, desde hacía años, era consciente de que en ese negocio, como en casi todos, el interés por los resultados están muy por encima de las personas.

¿Qué porque me siento como Jerry Maguire?

Las personas han sido, son y serán siempre mí prioridad y “cuidado”, si algún día te veo o escucho como intentas menospreciar a alguien, o como pones tus intereses por encima de las emociones de otra persona, en ese momento me transformo en un “Juan sin Miedo” incapaz de pensar en las consecuencias que lo que te diga me traerá ¡y ojo! No me refiero a una actitud violenta, ni mucho menos, pero si a una potencia argumental con la que intentaré hacerte lo mismo que tu pretendías hacer con la otra persona, para intentar enseñarte el valor del respeto y la empatía, o para que sufras lo que pretendías infringir.

Ayer y a través de una persona con la que creo que está creciendo una muy buena relación, fui informado de los motivos por los que se me ha descartado de una oferta de empleo en la que sé que haría una grandísima labor y tal y como me ha reconocido esta persona, los argumentos que se expusieron eran muy superficiales.

¿Cuáles son esos argumentos?

Lo que ahora voy a escribir sé que va en mi contra, pero ya te digo que y aunque por mi salud mental nunca reclamaré nada de nadie, siempre voy a estar del lado de las personas y cuando he visto o escuchado como alguno de mis Jefes ha atacado al más débil para hacer ver al resto su poder (porque todos los malos Jefes y desgraciadamente hay muchos, tienen siempre sus cabezas de turco), siempre he mostrado esa faceta de “Juan sin miedo” que “tantos problemas me ha traído” y que ahora sé, porque entre los Jefes se cuentan sus chascarrillos, que hace que aquellos que me conocen de oídas no quieran tenerme en sus equipos.

También me ocurre otra cosa ¿no soporto a los llorones? Porque a ver:

¿Cómo se explica que alguien que tiene un sueldo en torno a los 40.000€, incentivos, buen coche de empresa, gastos cubiertos más que de sobra… y no sé cuántas cosas más, se pase el día quejándose de los injusta que es su empresa con el trabajo que le exige? 

¡¿Pero qué cojones quieres, qué te los regale, tendrás que currartelo, no te parece?!

Siguiendo con Jerry Maguire y una vez que ya estoy metido en este charco tan personal y profesional, no me queda más remedio que salir de él sin esperar la ayuda de nadie, más bien todo lo contrario, seguiré encontrándome individuos a los que les acojona tener al lado a alguien que dice lo que piensa y hace lo que dice, porque para ellos la base de su éxito es infundir temor en unos casos y en otros, pasarse la vida llorando y pasando de puntillas para que nadie saque a relucir sus limitaciones.

Solo te voy a hacer una pregunta: cuando nadie te ve ¿te apetece reír o bailar?

Saludos y se feliz

Emprender en España es una actividad de alto riesgo.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

564f91c3f3630

Echando números un “poquillo” por arriba y con suerte dentro de un par de años, para tener en este país (siendo autónomo o emprendedor como ahora mola más llamarles) un beneficio de 1200€, necesitaría, más o menos, facturar 3000€ y gran parte del resultado de la diferencia, es la consecuencia de la suma de la carga fiscal y cuota de autónomo que debería soportar; porque y para mí alegría, para lo que tengo pensado no necesito de un gran local y en casa, me puedo ir apañando para almacenar la mercancía que necesito en nuestros inicios y digo nuestros, porque será mi mujer quien lo gestiones, claro está que con mi apoyo.

Y todo eso sin contar con los enormes riesgos que debemos correr, que no son ni más ni menos que jugarnos todo lo que con mucho esfuerzo hemos ahorrado a lo largo de estos 25 años de buena y fructífera convivencia.

¡Muy motivante, verdad!

Sres. y Sras. administrador@s de lo público, no se merecen las personas a las cuales deben obediencia y de las que cada día me sorprende más como son, somos, capaces de seguir luchando contra el viento y las mareas que Uds. provocan en nuestra contra y acatando las normas que nos rigen.

Por cosas como estas es por las que pienso que la mayoría de las personas somos buenas y que el motivo de la mayoría de nuestras diferencias, vienen provocadas por la inestabilidad emocional que su malísima gestión nos crea.

Nos merecemos trabajar y vivir con ilusión y si Uds. fuesen esos profesionales que nos merecemos, necesitaríamos, entre otras muchas cosas, menos atención sanitaria y menos seguridad, pero claro, qué más da, si solo somos daños colaterales.

A ti ¡sí, tu! Me dirijo a tod@s los que ahora, dentro de un rato, mañana o el lunes, tenemos que salir a resolver nuestra vida: aunque tu esfuerzo beneficie a semejantes personajes ¡no te rindas! No se merecen tu derrota, tu vales mucho más que ell@s.

Dosifica tu esfuerzo, cuida tus emociones y convive, hasta ciertos límites, con empatía, porque cualquiera puede estar pasándolo muy mal sin atreverse a mostrarlo y sin tener ninguna culpa.

¡Saludos y se feliz!

No te dejes contagiar por los “quedabien”

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

images

En esta fase de mi vida en la que las circunstancias me han llevado a tener que reciclarme académicamente para optar con garantías a ofrecerme profesionalmente a otros sectores económicos totalmente distintos a los que hasta ahora me he desarrollado, me está permitiendo ampliar mis contactos y compartir experiencias con visiones profesionales totalmente distintas hasta las que ahora me había encontrado en mi carrera.

Toda esta actividad y mi situación profesional: desempleado y con 50 años, me está obligando… mejor dicho, está obligando a mi familia a tener que pensar en emprender o a que uno de sus componentes lo haga, y en este caso será mi socia, mi compañera, mi amiga, mi persona, mi amante, mi mujer… mi persona.

Pero en este punto inicial del proyecto, que ya te presentaré, por mi experiencia y nueva formación, soy yo quien se está encargando de todo y claro está, también de las negociaciones.

Una negociación es una actividad que vengo haciendo desde casi que tengo uso de razón y aunque siempre lo he hecho con toda la profesionalidad que era capaz, para encontrar el mejor beneficio para mi empresa, para mí y para mis clientes; sin embargo, he de reconocer que, por un desconocimiento en aquel momento de mis posibilidades reales, nunca puse todo lo que tenía y cuando ahora he sido consciente de ello y aunque puede que no lo creas, me ha hecho sentirme mal y me ha llevado a reflexionar sobre el motivo que podía provocar esa aparente “falta de profesionalidad” por mi parte.

El caso es que durante los primeros momentos de esas reflexiones llegue a sentirme peor aún, porque claro, como ahora actúo como emprendedor y estoy poniendo en riesgo mi pequeño patrimonio, mi atención para cada momento, gestos y palabras que aparecen durante las negociaciones que estoy llevando a cabo para poner en marcha este humilde proyecto y sobre todo, para saber cuándo es el momento oportuno para decir no, es extrema; sin embargo, cuando el resultado que ponía en juego era el de la empresa para la que trabajaba, he de reconocer que nunca llegue a ese estado de alerta tan elevado, ya que me preocupaba más de cumplir mis objetivos, atendiendo bien a mis clientes ahorrándome en muchos casos el incómodo momento de decir no.

Pero cuando continuaba con esas reflexiones fui comprendiendo que la culpa no era del todo mía, ya que en la mayoría de las ocasiones que tenía que provocar y cerrar una negociación para las empresas que representaba, muchas veces debía aceptar, contra mi criterio, las normas que otros me imponían porque para ellos, como para mí, el riesgo que se corría si la cosa fracasaba no era muy alto y sí las consecuencias de no haber hecho lo que se nos imponía, aunque el resultado fuese cero; así es que, en algunas, muchas si tenemos en cuenta mi experiencia, de aquellas negociaciones, casi no me preocupaba por el resultado sin ser consciente de que me estaba perdiendo muchas oportunidades de crecimiento personal y profesional.

Conclusión, no te contagies o gestiona emocionalmente muy bien el impacto negativo que te pueden provocar aquellos que viven… mejor dicho, que trabajan más preocupados de que salga bien la foto que de su crecimiento personal y profesional, porque tu autoestima y tu salud mental te lo agradecerán.

Saludos y se feliz.

A los grandes vendedores no “nos asustan” las conversaciones emocionales

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Captura-de-pantalla-2012-03-16-a-las-15.55.52-300x176

Esta mañana se me ha ocurrido modificar mi perfil de Linkedin incluyendo en él una de las actividades, de todas las que hago para salir del desempleo, que puedo justificar como “actividad laboral”, ya que aunque la desarrollo de forma voluntaria, sin cobrar y por supuesto sin gastar, en una organización sin, de momento, ánimo de lucro, me permite mantenerme activo en lo que es el trabajo que más me divierte: la venta.

El caso es que esa modificación de mi perfil ha generado, a través de mensajes privados y en abierto ¡gracias de nuevo a todos! Muchos mensajes de felicitación de mis contactos… mejor de dicho…mensajes de personas, pero uno de ellos ha derivado en  la siguiente conversación:

Mi amiga:

¡Enhorabuena por tu nuevo puesto! Espero que te esté yendo bien. Un abrazo

Yo:

¡¡Gracias Amiga!! No es un empleo ni una colaboración remunerada, es una actividad voluntaria como asesor de Marketing y Ventas en la SAO (que es una sociedad sin ánimo de lucro) mientras busco empleo y termino mi nueva formación, lo que no quiere decir que en el futuro, si no encuentro algo antes, pueda serlo ¡un beso!

Mi amiga:

Pues entonces más aún dice de tu persona al colaborar de forma voluntaria. Espero que en el futuro se pueda traducir en un buen empleo. Ayer leí tu artículo sobre los 50 años y me encantó. Te dejé un comentario y también lo he compartido con algunos de mis amigos y en google+. Es de una gran sabiduría y enseñanza y me siento muy identificada contigo. Yo voy a formarme ahora como community manager pues tampoco he encontrado empleo, si bien me interesa el campo del coaching y me gustaría formarme en este área en el futuro, si bien es bastante cara la formación, ya veremos si puede ser. Te deseo lo mejor en este año y te seguiré a través de tu blog como siempre. Un beso y suerte amigo

Yo:

¡¡Hola guapa, me alegra saber de ti!!  Vi tu comentario ayer pero estaba en la Almazara en la que estoy haciendo mis prácticas y cuando lo hice, estábamos muy liados con algunos problemas de mecánicos que tenían la línea de producción bloqueada y cuando llegue a casa, sobre las 22:00, estaba fuera de juego.  Me alegra que te gustase y por supuesto que me sigas, es un honor. Con artículos como ese pretendo que la gente comprenda que abrirse es la mejor manera de salir de muchas cosas y que realmente no pasa nada por hacerlo.  ¿Has mirado formación reglada y gratuita? Igual hay algo.  ¡Ánimo, un besazo!

Mi amiga:

La verdad es que yo también me abro demasiado en mi blog y cuando experiencias demasiado personales, algunos amigos me han achacado que no debería ser tan explícita, pero creo que si podemos contribuir con nuestra experiencia no debemos ocultar las cosas u ocultar nuestra identidad, pues sé que eso sirve de inspiración a algunas personas.   La formación gratuita aquí la hay solo para menores de 30 años y esto se suele impartir en escuelas privadas. De hecho el curso de Community Manager cuesta 700 euros, pero es que si no, al final no haces nada. Sí que he hecho 4 cursos online gratis pero he pagado el título acreditativo, aunque son cursos que no profundizan mucho.   No dejes de escribir como lo haces. Yo tampoco dejare de hacerlo, si bien llevo un año complicado por la salud pues toda esta situación me está pasando factura y me produce cefaleas tensionales por bruxismo y contracturas y también problemas de estómago. Los médicos quieren mandarme antidepresivos, pero no quiero tomarlos, ese es el problema. El lunes iré a un nuevo medico homeópata y si no da resultado, pues tomare los antidepresivos tricíclicos que son para las cefaleas tensionales según me han comentado los médicos. Te lo digo pq como eres visitador médico igual entiendes de este tema. Es que estoy ya un poco cansada de tanto gastar dinero y de q no se quite. Incluso he realizado un curso de reiki, sin ver los resultados.   Un beso

Yo:

Tomate los antidepresivos sin pensarlo ni una vez más, es absurdo vivir en ese estado con los remedios actuales ¡por favor! Espero que me lo confirmes y pronto ¡un beso!

Mi amiga:

Jolines pero me da miedo. Tienen muchos efectos secundarios y no quiero que me creen dependencia. En este caso me mandan el tryptizol en dosis bajas de 10 mg q es un antidepresivo que se ha quedado antiguo como antidepresivo y se usa para los dolores neuropáticos, pero el psiquiatra me mando seroxat 60 mg q es para la depresión y no quise tomarlo. Me han dicho que mis problemas son musculares por tensión nerviosa y estrés, por eso me pasa todo esto. Y ya te digo que he ido naturópatas, homeópatas etc y llevo un dineral gastado q no me sobra. Sólo por evitar los antidepresivos que me da miedo que me atonten y generen dependencia, si bien no quiero seguir así más tiempo pq desanima el verte mal día sí y día también. Supongo q si me lo recomiendas es pq sabes que funcionan no? Beso

Yo:

Mira, mi mujer lleva tomándolos desde el año 2004. Cayo en una grave depresión intrínseca que casi la lleva al suicidio, es lo que tiene intentar entender la condición humana siendo una buena e inteligente persona, pero gracias a su coraje, mi apoyo y a la medicación, de la que te advierto que tomarla es duro al principio, hoy es una mujer totalmente distinta, no en su maravillosa esencia, pero sí a la hora de comprender este mundo y por supuesto, al igual que yo por mi asma he de medicarme a diario, ella lo hace para controlar sus sensibles emociones y no pasa nada ¡ánimo y verás como te alegras!

Mi amiga:

Desde 2004? Uff me parece mucho tiempo. Pero lo entiendo pq a mi me pasa igual. Soy demasiado sensible y todo me afecta demasiado. Hace años me recetaron lexatin que es un ansiolítico y estaba todo el día adormilada y no sentía nada y no quiero que me vuelva a pasar, por eso soy tan reticente, pero entiendo que no puedes estar siempre mal y yo casi siempre estoy mal de ánimos y eso me afecta a la salud. Ayer hable con otro amigo de linkedin al que le envié tu artículo pq me encantó y también te sigue, aunque no lo conozcas tal vez, pero dice que te admira y me recomendó lo mismo que tu. Dice q no pasa nada por tomarlos, aunque mi familia me lo desaconseja totalmente y por eso le echa para atrás aparte d los efectos de dependencia

Yo:

¿Mucho tiempo? Los tomará de por vida ¿te imaginas que alguien me acusase de débil por tomar medicación para mi asma y que yo le hiciese caso? Imagina mi vida, todo el día ahogándome y sin poder disfrutar de algo para mi tan importante como mi bici, pues si mi patología crónica es el asma, la de mi mujer su sensibilidad, así es que la gente…sea quien sea, antes de aconsejar por el que dirán o por lo que la equivocada tradición cree, mejor que te recomienden hacer caso de los profesionales que más saben de esto: lo médicos.

Por cierto, da las gracias de mi parte e a ese “amigo” de Linkedin y otra cosa, creo que esta conversación puede ayudar a alguien, omitiendo los nombres claro ¿te importa que la comparta? A mi mujer sé que no.

Mi amiga:

Por supuesto puedes compartir la conversación con tus amigos o a través de un post. Tu escribes muy bien. Me ayudaría leer algo sobre este tema escrito por ti

Avísame cuando lo publiques o algo. No siempre veo los enlaces. Te agradecería si me lo mandas por Google + o linkedin. El de ayer lo vi por casualidad y no quiero perderme más posts tuyos

Y de verdad que me has ayudado comentándome esto de tu mujer. Pq me sentía un bicho raro

Ahora ya veo que es algo q le pasa a más personas

Yo:

¿A más personas? Posiblemente sea la patología más frecuente a la que se enfrentan los Médicos a diario y que además está demostrado ser el origen de otras muy graves ¡un beso y cuídate! No te preocupes que cuando tenga el post te lo paso.

Mi amiga:

Vale. Eso pienso yo, es la patología más habitual en la vida actual, cargada de incertidumbre para todos. Un beso y gracias por todo

Yo:

¡De nada, un placer!

Efectivamente la sociedad y estilo de vida que hemos creado y a la que todos seguimos, está creando una poso de infelicidad que no hace más que aumentar el desencanto de unas criaturas, nosotros, las personas, que están diseñadas para luchar por sobrevivir sencillamente porque aman la vida ¿pero qué vida es esa que amamos? Evidentemente queda más que patente que no se trata de la que tenemos.

Llevo en la venta prácticamente desde que tengo “uso de razón” y de eso hace ya muchos años y con su paso, cada día me he ido convenciendo de que no hay mejor manera de vender que la honradez, saber escuchar y mostrar una preocupación real por nuestros clientes/personas.

Esta estrategia posiblemente nunca me llevará a ser ese referente a quien todos los directivos y ejecutivos de grandes compañías, usan como ejemplo a seguir para alcanzar “el éxito”, porque nunca usaré estrategias para buscar el cierre que me impidan dormir bien o no  vivir con la conciencia tranquila, porque de ello no solo depende mi felicidad, la responsabilidad es mucho mayor, porque, en gran parte, de ello depende la felicidad de mi familia y el ejemplo que quiero ser para mis hijas.

Ser vendedor es mucho más que llevar un catálogo de productos que ofrecer bajo unas condiciones concretas con las que negociar, para ser un gran vendedor hay que ser lo suficientemente humano como para que no te den miedo las conversaciones emocionales, porque hay algo muy por encima de cualquier negociación: las personas

Por lo que si no te gustan, no te sientes cómodo/a, o no sabes gestionar  “los vaivenes emocionales de las personas”,  ser vendedor/a para ti está muy lejos de lo que supone para mí, aunque, efectivamente, puede que tengas más “éxito” que yo.

Saludos y se feliz.

¡¡Sal de tu zona de confort y disfruta!!

¡¡Bienvenida o bienvenido a mi Blog!!

4533690741_ae8715f63f_z

Hay días en los que aun estando en el desempleo la actividad puede ser frenética y hoy precisamente está siendo uno de esos días.

Me encuentro enfrascado en el diseño del que será nuestro proyecto, el de mi familia, y entre negociaciones con futuros distribuidores, organización de actividades, diseño de página web, tramite de la financiación… y no se cuantas cosas más, se me ha ocurrido abrir un nuevo Blog, este: “Paseando entre Olivos”. y al compartir su primer artículo alguien me ha enviado este mensaje por privado y que por supuesto comparto contigo porque tengo su permiso:

Hola Gustavo!!

llevo tiempo siguiéndote y quería decirte que me gusta tu forma de pensar y de transmitir las cosas que sientes y con las cuales me siento identificada.

Yo también estoy intentando salir del circulo donde estoy metida pero aún estoy perdida en un laberinto de emociones encontradas.

Sólo quería darte las gracias porque de alguna manera me ayudas para pensar que estoy un poco loca intentando encontrar un hueco en un trabajo que he desarrollado durante 25 años y precisamente por mi edad veo como se me descarta de oportunidades.

Pero al mismo tiempo eso me dice que quizás es el momento de hacer otras cosas y que mi vida no puede acabar por no encontrar trabajo en “lo mío”.

Bueno simplemente gracias!!!!!!!! y mucha suerte en tus proyectos.

Un abrazo fuerte

Cuando cree este Blog, hace ya casi tres años, los miedos e inseguridades eran bastante grandes porque al exponerme al mundo de esta manera tan abierta todo está a la vista, lo bueno y lo malo, que no te olvides todos tenemos, y que por lo tanto cabía y cabe la posibilidad de que mucha gente con poder de contratación te descarte a la primera, cosa que sé que ha ocurrido, pero que quieres que te diga, quizás lo que he conseguido ha sido descartarlos yo a ellos “sin querer queriendo”.

El caso es que comentarios tan gratificantes como este he recibido unos pocos y se que, mejor dicho, estoy seguro de que esto solo puede traer cosas buenas y además, me vuelve a demostrar que salir de nuestra zona de confort, aunque de vértigo ¡es la caña!

Evidentemente le he respondido en cuanto he podido y porque no, esta ha sido mi respuesta:

¡¡Hola, que alegría saber de ti!!

Ten cuidado con eso de las emociones encontradas ¿vale?

Mira, debemos aceptar que (ya no solo por nuestra edad, sino porque para el sector que te has movido y otros, la época de bonanza se ha terminado definitivamente) las opciones de encontrar y aún menos el de mantener un empleo estable en este sector es prácticamente imposible; así es que, no queda otra que valorar aquello en lo que disfrutaríamos trabajando e ir a por ello para ver que somos capaces de conseguir, y de acabarse la vida “nasti de blasti” porque puede que descubras cosas sobre ti que ni siquiera imaginabas que tenías ¡¡muchas gracias y mucho ánimo, un besazo!!

Lo dicho: ¡No te pierdas la vida  y sal de tu zona de confort!

Saludos y se feliz.

 

¿Un empleo o un proyecto son solo para ganar dinero?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

castanas

Ayer recibí la llamada de un gran amigo y no lo es porque pasemos tiempo juntos, de hecho, creo que la última vez que coincidimos fue en el entierro de mi hermano, que murió con 48 años por culpa de un borracho (otra lección de vida más) hace algo más de siete, pero gracias a las RRSS estamos en contacto continuo y nos seguimos casi a diario, con lo que ambos estamos al tanto de casi todo lo que vamos haciendo y en su caso, a él le interesa y le llama la atención, todo lo que estoy haciendo para reconducir mi carrera profesional desde que me quede en el desempleo por primera vez en mi vida en el año 2013.

También hoy he recibido la llamada de un empresario que conocí hace poco y gracias a una de esas actividades que estoy haciendo para volver ser tratado como activo laboralmente hablando, es decir: empleado o emprendedor.

Bueno, el primero, que es más o menos de mi edad, necesitaba de mí un consejo sobre que estudios debería hacer para salir de un empleo al que no le ve futuro y que sobre todo, ha dejado de llenarle emocionalmente y yo que lo conozco, sé que para él el que sus emociones se sientan bien y desde hace un par de años más que nunca, es un objetivo de vital importancia.

El segundo es un emprendedor patológico que, aun estando en edad de jubilarse, “se ha metio en un fregao de un par de c…nes”, y sinceramente me ha sorprendido muchísimo todo lo que me ha contado porque nunca me podía imaginar que de él saldrían cosas como: “Gustavo esto me tiene quemao, no encuentro la ilusión y me estoy planteando abandonar”; yo creía que lo decía porque no le está yendo todo lo bien que el pretendía, pero no, el problema es que no ha encontrado aquello que le ilusione y que le haga levantarse cada día para hacer de su sueño algo apasionante y motivador.

Tras la llamada de este he recordado “al hombre que come castañas”, alguien con una historia de lucha y trabajo increíble que le llevo a ser hoy en día muy, muy, pero que muy rico, pero que por ser lo que quería ser: rico y sin prácticamente darse cuenta, salta a la vista que tuvo que anular sus emociones, su ilusión y lo peor, sacrificar su salud .

Ahora, con 50 años recién cumplidos y de nuevo en el desempleo, me encuentro en esa situación extrema en la que debo tomar decisiones sobre mi futuro y cuando pienso en ello, sueño en qué tipo de empresa me gustaría ser empleado o qué tipo de empresa me gustaría crear y en ambos casos, siempre aparece la idea “innegociable” de hacer del reto una diversión, porque creo que sin esto no somos rentables ni en nuestros empleos ni en nuestros proyectos y además, corremos el riesgo de terminar siendo otro “hombre que come castañas”: vacío, agotado y enfermo.

Saludos y se feliz.