Si recomiendas mis artículos en Linkedin, te solicitaré contacto.

¡¡Bienvenido o Bienvenida a mi Blog!!

linkedin

Sí, así es, he tomado la decisión de que a partir de ahora y en el momento de la despedida y cierre de mis artículos, te advertiré de que si los recomiendas en Linkedin te solicitaré contacto.

Porque ¿Qué sentido tiene mantenerte activo en una red social profesional si no aumentas tus contactos? Y que me perdonen los puristas de Linkedin, pero no tengo ni idea de cuál va a ser mi futuro profesional y por lo tanto, mucho menos de a qué tipo de perfil profesional debo solicitar contacto en esta RRSS.

De hecho ya lo estoy haciendo y sabes qué veo cuando entro en los perfiles o leo el resumen que cada uno presentamos junto con nuestra foto, mucha buena gente intentando salir adelante mostrando todo su potencial lo mejor que sabe y puede.

Para mí la aventura del Blog, que ya supera los tres años de vida, está suponiendo un reto en cuanto a la obligación que me he marcado de ser constante con él, que, junto con otras actividades, me permite mantenerme bien entrenado aunque siga en el desempleo para que cuando llegue el momento de hacer frente a un buena oferta laboral o a poner en marcha mi proyecto, no tenga la necesidad de arrancar de nuevo porque nunca he parado.

Pero además y si cabe mucho más importante, es que me está dando la oportunidad de conocer y hasta incluso ayudar, a personas de las cuales nunca hubiese sabido nada y cada vez que pienso que un momento de indecisión me podía haber privado de esta preciosa experiencia, me entra… no sé cómo explicarlo, pero es como ansiedad o pena.

Muchas veces pienso ¿Y si detrás de esa foto o ese perfil está una buena oferta de empleo, un futuro colaborador/a o porque no, un futuro buen/a cliente, por qué no intentarlo?

Es así de simple, así es que ya lo sabes, si recomiendas mis artículos te voy a solicitar contacto, por lo tanto que no te extrañe que lo haga pero si crees que puedo aportarte algo en algún momento, ahórrame el proceso y solicítamelo tú, que lo más probable es que lo acepte, ahora bien, pongo algunas condiciones:

  1. Que sea para sumar, acepto críticas constructivas e ideas. Estoy desarrollando un proyecto de venta de Aceites de Oliva Vírgenes Extra, derivados, sobre todo de aseo personal y Oleoturismo en mi provincia: Jaén.
  2. Si te dedicas a la venta multinivel y tu intención es pedirme contacto para hacerme una oferta en este sentido, por favor, contáctame si quieres, te atenderé como persona y profesional pero no me hagas ninguna oferta de ese tipo, no la aceptaré.
  3. Y muy importante, tratémonos como personas, de verdad, la buena gente somos mayoría ¡por favor! Evitemos, por muy difícil que pueda llegar a ser, contagiarnos del ambiente tan cargado al que nos han conducido las malas decisiones de aquellos que las toman.

Te advierto que si recomiendas mis artículos en Linkedin, te solicitaré contacto, pero para ahorrar tiempo ¿por qué no me lo solicitas tú?

Saludos y se feliz.

Optimista, pesimista y falso optimista

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

13102601_1040443982689276_206861071432169757_n

Uno de los grandes problemas a los que me tengo que enfrentar casi cada día es a mi potente optimismo, porque hay veces que hasta a mí mismo, sobre todo cuando vuelven a darme otro palo, me parece excesivo, pero sin embargo, reencontrada la calma y con los pies bien plantados en el suelo, vuelvo a hacer casi el mismo ejercicio de reflexión que siempre hago cuando llego a ese punto y que me dice que no puedo permitir que nada ni nadie altere esa gran virtud de mi personalidad.

El otro día en clase y tocando de nuevo el tema del perfil del vendedor, en uno de los puntos que describía a este profesional, hacía referencia a la importancia de que fuese una persona optimista y tras su lectura, una joven compañera dijo que los optimistas muchas veces se pasaban de optimismo hasta tal punto de que no eran creíbles y sinceramente, estaba de acuerdo con ella y por eso intenté explicarle como, tal y como yo lo veo, podría descubrir si la persona que presume de optimista realmente lo es y también, a como descubrir a esos pesimistas que te consumen la vida y de los que debe alejarse por el bien de su futuro y sobre todo, por el de salud mental.

Tal y como yo lo siento ¿cómo es un optimista?

  • Tranquilo
  • Alegre pero muy serio cuando toca
  • Constante y quizás este sea el factor determinante
  • Realista pero de manera que le permita visualizar el futuro con ilusión
  • Curioso
  • Inquieto
  • Estudioso
  • Empático con límites.
  • Inteligente emocional.
  • Resiliente
  • Asertivo pero también con límites

Evidentemente y desde mi modesta opinión, todo son virtudes y estas surgen ni más ni menos de la fuerte salud mental que vivir con optimismo te aporta.

Ahora bien y tal y como yo lo siento ¿cómo es un pesimista?

  • Inseguro
  • Triste
  • Ve el futuro siempre negro
  • Le agota la búsqueda de información
  • Inmovilista
  • Solo le preocupa que se preocupen de él
  • Se rinde con facilidad

Todas estas características alimentan de forma muy negativa sus emociones y por lo tanto su salud mental, dando como consecuencia una espiral de agotamiento físico y mental que les impide retomar con fuerza la dirección de sus vidas, por eso te puedes encontrar a mucha gente que sin tener aparentemente problemas, sobre todo económicos, su vida es un autentico desastre.

¿Y cómo es un falso optimista? Pues para resumirlo es un pesimista que lucha por no serlo y que cree que solo con desearlo ya es suficiente, este, posiblemente, sea el peor de todos, ya que su agotamiento pesimista se multiplica por intentar demostrar a los demás que es lo que realmente no siente.

Ser optimista puede ser una condición innata o trabajada que se ejerce con relativa facilidad cuando la vida te sonríe, pero cuando de verdad te das cuenta de si verdaderamente lo eres o no, es cuando la vida te golpea tan fuerte que se tambalea todo lo que hasta ese momento has construido y cuando compruebas que sí, que lo tuyo es cierto, es cuando sientes las potencia que el optimismo bien trabajado tiene para ayudarte a resolver situaciones muy complicadas y cuando digo muy complicadas, no me refiero solo a resolver un problema de desempleo, voy mucho más allá.

Por lo tanto, a mi compañera le dije: “en primer lugar aprende a reconocer cuál es tu nivel real de optimismo, pesimismo o falso optimismo y a partir de ahí, te invito a que trabajes, sí, a que trabajes, que condición es la que te gustaría disfrutar por el bien de tu salud mental, la de tu entorno y por lo tanto, la de tu vida”.

Saludos y se feliz.

¿Cómo explicarías en que consiste ser vendedor?

¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!

BillDan4

Llevo hechas unas cuantas modificaciones al título de este artículo porque realmente ninguno de los que he probado termina de convencerme para ser el ideal de lo que quiero transmitir en él.

A ver, resulta que en la fase final de uno de los módulos que damos en el segundo curso del ciclo de FP que estoy cursando como Técnico en Aceites de Oliva y Vinos: Ventas y Comercialización (anteriormente hemos tratado temas de burocracia, administrativos, etc), hemos entrado de lleno a tratar las tareas propias del vendedor empezando con el siguiente punto:

  1. Fase de la operación de venta: esta fase tiene tres factores fundamentales: Factor humano: cliente y vendedor; el factor objeto de intercambio: producto y precio; el factor forma o procedimiento: técnica de ventas.

Luego  continúa con las siguientes subdivisiones:

  1. Conocimiento del producto
  2. Prospección del mercado
  3. Presentación de producto, que a su vez se subdivide en:
  • Bien preparado con anticipación.
  • Empatía y con actitud positiva
  • Se practica la escucha activa
  • Mantiene el estilo personal del vendedor
  • Autocontrolada y no precipitada
  • Con leguaje sonoro y gestual
  • Concreta

Hecha la introducción, la profesora se detiene un momento y dice teniendo en cuenta que no nos estamos formando no como vendedores y sí como Técnicos de Almazara y Bodegas:

“Ya sé que esto es muy feo pero tenemos que darlo”

Y cuando termina la frase y sin que yo dijese nada, me mira, conociendo ella mí CV, y me dice:

“Bueno Gustavo, al menos a mi parece muy feo, aunque igual a ti no”

Y yo le contesto diciéndole:

“No, a mí me apasiona y te comprendo. Lo que pasa es que tú y muchos de los que se buscan la vida en esta maravillosa profesión no han nacido para ella, ya que posiblemente sea la más dura que existe, porque dime ¿Cómo se puede mantener a diario todas las aptitudes y actitudes que hemos nombrado,  haciéndolo además equilibradamente para que no afecte a tu salud y vida personal, siendo la frustración la sensación más habitual con la que convive un/a vendedor/a?”

Me respondió que ella no sería capaz de soportarlo y entre tanto, uno de los fantásticos chavales con los que llevo conviviendo dos años, se incorpora al debate y dice:

Pues tienes razón Gustavo porque a un amigo mío que trabaja en… hasta le ponen un mínimo que tiene que vender… ¡macho y eso tiene que ser muy difícil y  agobiar un montón!, porque a ver ¿tu como lo haces?

Evidentemente se me escapo una sonrisa y le dije:

“Mira, si algún día la vida te pone, como nos  ha pasado a muchos, en la necesidad de tener que vender para ganarte el pan, ten en cuenta los puntos que ahora vamos a desarrollar sin olvidar que eso es teoría y que en la práctica, deberás tener muy en cuenta la gestión de la frustración a través de la resiliencia, hacerlo con pasión continua y sobre todo, nunca y repito, nunca engañes a tus clientes, esto no te dará ventas rápidas pero sí sólidas y constantes en su crecimiento… ¡ah!  Y dile a tu amigo que si se agobia con que le pongan objetivos,  que se plantee muy en serio sí seguir o no en esta dura profesión, porque ese punto a muchos les ha consumido la vida y la salud”

No obstante y con algún que otro comentario más hecho por mi parte intentando explicar lo que supone ser vendedor, me quede con la sensación de que al final no les quedo muy claro que un vendedor profesional no es lo que ellos se imaginan, que es mucho más complejo y complicado de lo que parece y que para disfrutar de esta difícil profesión, se deben reunir unas características muy concretas en las que, tras probar, se deben reflexionar para valorar si es la vida profesional que se quiere llevar o no.

Y tú ¿cómo explicarías en que consiste lo que es ser vendedor?

Saludos y se feliz.