“No esperes nada de Linkedin pero trátalo bien”

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

LinkedIn_Love

Hace unos días uno de mis contactos en Linkedin me pidió el favor de que aceptase hablar con él por teléfono, para aconsejarle sobre cuál creo que es el mejor método de trabajo en esta RS, ya que quiere aumentar sus posibilidades de encontrar empleo a través de este medio y como no podía ser de otra manera, le dije que por mi parte no había problema pero que teniendo en cuenta que él está en un país sudamericano yo en España, que la verdad es que disponiendo de los medíos digitales que hoy en disfrutamos y entre ellos un Blog como este, que no era necesario y que además con su propuesta, me daba la opción de escribir el último artículo de este curso antes de que me tome un respiro hasta Septiembre; periodo que además me servirá para preparar lo que será mi siguiente proyecto profesional.

Su petición vino tras la publicación de mi artículo “Vendedor 360º (Linkedin funciona)”, en el que puedes leer que afirmo que gracias a mi actividad en Linkedin he tenido varias oportunidades de entrevista de trabajo muy interesantes y bueno, te comunico, con mucha alegría, que para esta última, aunque no firmaré hasta septiembre, se me ha comunicado que he sido el seleccionado.

De todos es sabido que Linkedin no es un portal de empleo al uso y si es así como lo ves, te recomiendo que si estás buscando empleo o quieres estar en el mercado para cambiarlo, lo mejor que puedes hacer es no usarlo y si estás registrado darte de baja, porque estar en Linkedin por estar o usarlo con el único objetivo de tener en otro medio tu CV colgado es como aquello de:

“Si hay que ir se va pero ir pa na es tontería”

A mí me quedo claro desde el primer momento de que iba Linkedin y no es tan difícil: “hacer ruido” para que se fijen en ti pero y aquí radica la dificultad:

  1. ¡Atrévete a hacerlo!
  2. Que sea de calidad, o al menos que se intente.
  3. Mejor propio, aunque siempre que se mencionen, de otros también funciona pero…
  4. Aprovechar las oportunidades para crear contactos a través de tus interacciones.
  5. Gestionar los contactos como se merecen, tras cada uno de ellos hay una persona.
  6. Responder a todos los cometarios que se generen, sean favorables o no, con respeto.
  7. Siendo muy constante.

Seguro que se podría añadir algún que otro consejo más pero si hay alguno en el que yo sí puedo distinguirme es en el de la automotivación.

Estamos solos en esta tarea y muchos atravesando por unas circunstancias difíciles o muy difíciles, siendo muy complicado en este estado gestionar nuestras emociones porque, tras muchos años de continuo trabajo, no sabes cómo gestionar el tiempo del día que se te presenta con el agravante añadido de mirar al futuro con temor pero hay que seguir y seguir y además, haciéndolo con clase o al menos intentándolo ¿pero cómo?

Pues mira, en primer lugar trabaja en Linkedin sin esperar nada a cambio, deja que fluya y en segundo lugar, hazlo de forma que te sea divertido, porque:

“Quien espera se desespera y quien se aburre abandona”

Y para ello te recomiendo solo tres cosas:

  1. Linkedin necesita muy poco tiempo, quizás un par de horas al día y puede que sea demasiado, por eso mejor ocupa tu tiempo manteniendo tu mente activa con otras cosas, por ejemplo estudiando algo que te pueda aportar otras salidas.
  2. Aunque no lo creas, tienes mucho que aportar. Si a mí hace cuatro años me dicen que iba a crear un blog y que pasado este tiempo tendría 440 artículos publicados y algunos con más 8000 lecturas, ni de lejos lo creería ¡atrévete, comete errores y véndete!
  3. Cuídate, lleva una dieta equilibrada y haz deporte usando este tiempo para reflexionar, te encantará.

Quizás este artículo lo tenía que haber titulado:

“Da sin esperar nada a cambio y trátate muy bien”

Nota: te advierto de que si recomiendas este artículo en Linkedin y no estás entre mis contactos, te lo solicitaré o mejor, si crees que puede ser interesante, solicítamelo tu, porque nunca se sabe.

Saludos y se feliz.

 

Vendedor 360º (Linkedin funciona)

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

15.-Ángulo-completo

No sé cuál será el final pero quiero compartir contigo el que hoy he tenido una entrevista de trabajo en la que me he divertido como hacía mucho tiempo no lo hacía en una de ellas y todo gracias a que mi entrevistador y yo somos vendedores profesionales y como tales, más que una entrevista hemos mantenido una tertulia sobre un tema que nos apasiona: la venta.

Pero antes de entrar a describir que es para mí un Vendedor 360º, quiero que sepas que esta oferta me ha llegado gracias a mi actividad en Linkedin y no es la primera, otra cosa es que al final cuaje o no.

Con este profesional contacte hace tiempo en Linkedin, cuando aún él estaba en el desempleo y fíjate, desde entonces me ha estado siguiendo y ahora ha llegado la oportunidad de valorar si somos afines o no, por lo tanto, ten en cuenta las recomendaciones sobre como hacer contactos en Linkedin pero también déjate llevar por tu instinto, porque como se suele decir:

“Nunca sabes por donde te va a salir la liebre”

También quiero señalar que esta empresa, a la que evidentemente no quiero nombrar todavía pero lo haré una vez termine el proceso, sea o no el afortunado, tiene por criterio no ejercer discriminación por la edad y reconoce que es con el grupo de veteranos con quienes mejores resultados está obteniendo, pero no solo eso, es que no segmenta o descarta según la experiencia previa del candidato, ya que para ellos, concretamente para él, que es el responsable de la creación de equipos, lo más importante es la actitud del profesional en cuestión venga de donde venga, ya sea del sector de la construcción, de la visita médica o del de la tornillería.

Mi entrevistador ha empezado de la manera clásica: presentando a su empresa, algo que siempre viene bien porque no es posible encontrar toda lo información en Internet, o como yo he hecho esta mañana, sondeando a uno de sus clientes.

Hecho esto, me ha tocado a mí resumir mi experiencia profesional que, como puedes comprobar en mi perfil de Likedin, es bastante amplia.

Luego hemos entrado en materia y él ha empezado a describirme perfil profesional que quieren, aunque a mí lo que estaba quedando claro era el perfil profesional que no quieren y este es aquel que solo ocupa 90º de su campo de acción.

Él y como cualquier empresa, sueña con vendedores 360º. Voy a intentar explicarme:

  • Vendedor 90º: aquel que cuando entra al local en cuestión o lugar donde se encuentra su potencial cliente, es incapaz de ver otra cosa que no sea su cliente esperando que sea este quien le facilite la gestión dando por hecho que sabe a lo que va.
  • Vendedor 180º: aquel que cuando entra al local en cuestión o lugar donde se encuentra su potencial cliente, está muy pendiente de su potencial cliente y de cuanto de su producto se recomienda o vende en ese instante, sin tener en cuenta otras consideraciones y además, corriendo el alto riesgo de equivocarse si lo cuantifica como mucho o como poco.
  • Vendedor 270º: aquel que cuando entra al local en cuestión o lugar donde se encuentra su potencial cliente, está muy pendiente de su potencial cliente, de cuanto de su producto se recomienda o vende en ese instante, sabiendo valorar con justicia la cantidad que se mueve, porque previamente ha hecho una valoración de su potencial pero además, no se olvidan de aquellas personas que pueden intervenir en la decisión de compra y/o recomendación de producto.
  • Vendedor 360º: aquel que cuando entra al local en cuestión o lugar donde se encuentra su potencial cliente, está muy pendiente de su potencial cliente, de cuanto de su producto se recomienda o vende en ese instante, sabiendo valorar con justicia la cantidad que se mueve, porque previamente ha hecho una valoración de su potencial pero además, no se olvidan de aquellas personas que pueden intervenir en la decisión de compra y/o recomendación de producto, siendo conscientes de que en todo el proceso y en cada caso, intervienen de manera muy determinante el manejo de sus emociones, las de su cliente, las de las personas que puedan intervenir en el proceso de compra y/o recomendación y también, aceptando con buen humor que casi nunca las cosas salen como se planifican.

Recuerda que si recomiendas este artículo en Linkedin y no estás entre mis contactos, te lo solicitaré, o mejor solicítamelo tú, porque como hemos quedado, nunca se sabe.

Saludos y se feliz.

Todas las ideas evolucionan, Linkedin también.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

48

Efectivamente Linkedin nació con una idea bien definida y se vendió como la única página en la que verdaderamente nos encontraríamos con profesionales de nuestro sector, de hecho, la mayoría de recomendaciones que nos hacían sobre cómo y con quien contactar, nos invitaban a que “ni se nos ocurriese” solicitárselo a los de otros sectores y que además fuésemos muy selectivos con este tema.

El caso es que el desempleo fue creciendo y las posibilidades de salir de él decreciendo, lo que hacía que muchas miles de personas viesen como el tiempo pasaba sin resultados con la búsqueda de empleo tradicional, es decir, las páginas en las que cientos colgamos nuestros CV para una oferta de empleo de la que luego nunca más se supo, o bien la de ir llevando CV a empresas para que tras mucho esfuerzo y tiempo invertido fuese la papelera su destino final, o enviar e-mails de auto-candidatura que casi nunca tienen respuesta.

En España Linkedin estaba aún en pañales y poco a poco éramos más los que cada día nos asomábamos por esa Red Social;  eso sí, o al menos yo sí, algo intimidados por el nivel de los profesionales que se atrevían, con mucha seguridad, o eso parecía, a dar sus opiniones sobre aquellos temas que dominaban.

Luego la crisis se agudizo aún más, de hecho en ella aún andamos y eran cada vez más lo profesionales de recursos humanos y selección quienes afirmaban que la búsqueda de empleo tradicional estaba agonizando porque el 80% de las ofertas de empleo, nunca se publican y cada vez más empresas y profesionales del reclutamiento buscarían a sus candidatos a través de RRSS y que por lo tanto, deberíamos ser pro-activos y compartir contenido de interés que nos definiese y que pudiese llamar la atención de los reclutadores.

Evidentemente todos coinciden en que el Blog es la estrella pero no todo el mundo tiene la capacidad de encontrar en cualquier acto de su día a día, una idea que luego pueda plasmar en un Blog gracias a su creatividad y menos aún, si estás en ese difícil momento de vivir en el desempleo.

Pero es que además nos invitan a que esa actividad no decaiga aunque consigamos encontrar empleo, porque con los tiempos que corren quién sabe cuánto tiempo estaremos con la condición de empleado y que si eso ocurre, es mejor no empezar desde cero otra vez; de hecho, a mí me paso y efectivamente ese consejo lo he seguido y he de reconocer que fue un acierto.

Con el paso del tiempo Linkedin ha ido creciendo en número, la mayoría desempleados, e inevitablemente esos profesionales que casi tenían la exclusiva de uso han ido perdiendo espacio, viéndose obligados a compartir sus ideas y opiniones con otros profesionales más humildes, haciendo que muchos de ellos hayan casi desaparecido o sin el casi.

El motivo, desde mi modesta opinión, es que Linkedin y provocado por la necesidad de miles de encontrar empleo, ha ido evolucionando hacia una Red Social que intenta mantener sus principios originales pero a la que, como al lenguaje, se le han ido añadiendo “cositas” que se acercan más a la realidad social y profesional que nos encontramos cada día; es decir:

  • Personas que necesitan compartir sus dañadas y agotadas emociones para encontrar alguna palabra de ánimo.
  • Personas que tienen mucho… mejor dicho, demasiado e insano tiempo libre que no saben cómo ocupar y que terminan haciéndolo a través de las RRSS casi de cualquier manera, creyendo además que quizás así encuentren las soluciones que necesitan.
  • Personas desesperadas que creen que compartiendo su situación hallarán un alma caritativa que las acoja.

Este artículo nace porque de vez en cuando leo algún que otro comentario crítico y algunos muy duros, hacia aquellas profesionales que aparentemente no se muestran como tales en Linkedin y digo aparentemente, porque realmente no sé si lo hacen por alguna estrategia bien estudiada, otra cosa es que sea acertada o no, o sencillamente porque en ese momento necesitan y les apetece hacerlo, a ver, también somos personas… ¿o primero somos personas y luego profesionales?

Bueno, que cada uno le ponga el orden que mejor le parezca pero para mí primero somos personas imperfectas y luego profesionales también imperfectos.

Por eso entiendo que está muy bien la crítica pero creo que debemos aceptar que cuando una Red Social es tan abierta como Linkedin (porque salvo denuncia cualquiera puede compartir lo que le apetezca), de vez en cuando leamos o veamos cosas que no nos parezcan muy ortodoxas pero opino que siempre y cuando se haga con la mejor intención, en vez de crítica destructiva y si se decide hacer algo, opino que es mejor ofrecer algún consejo argumentado que ayude a que esa persona pueda corregir lo que con buen criterio otros piensan que no es correcto y no lanzarnos a reprochar con dolo, el que cada vez que nos apetezca entrar en esta Red Social no nos encontremos aquello que consideramos que debiéramos.

No sé a ti pero cada vez que salgo de casa casi nunca me encuentro lo que espero y mi objetivo es gestionar todos esos contratiempos que me van surgiendo, teniendo en cuenta que casi siempre están provocados por personas que en la mayoría de los casos creen que hacen lo correcto y mi opción, salvo que sea una persona de mucho interés para mí y por mi salud mental, es no perder tiempo en el reproche pero claro, eso es lo que hago yo, luego cada cual…

Saludos y se feliz:

Por cierto, si recomiendas este artículo en Linkedin y no estás entre mis contactos te lo solicitaré, porque nunca se sabe.

¿Cómo se forja un vendedor? (Segunda parte)

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

descarga (1)

Este post es la continuación de este otro: “Cómo se forja un vendedor” (Primera parte)

Ya en casa y como hijo y hermano de funcionarios, empecé a prepararme unas oposiciones a cartero pero, como ya te conté, estudiar me aburría enormemente y como era de esperar, solo necesitaba de una excusa “sólida” para hacer otra cosa, así es que en cuanto mi hermano Luis me propuso dedicarme a la venta de seguros, ni me lo pensé y además me fue bastante bien pero lo mejor de todo, es que durante el desarrollo de esta tarea aprendí algunas lecciones de vital importancia para el desarrollo de un buen vendedor:

  • Lección 4ª: Para convencer hay que conocer perfectamente el producto, estúdialo y aprende a gestionar sus contras potenciando sus pros.

  • Lección 5ª: Estudia a tu competencia y con esto no solo los productos, eso es fácil, analiza a tus competidores, ellos/as marcarán la diferencia.

Sinceramente y a esa edad, no llevaba muy bien los muchos días que tras muchas horas de trabajo y dinero gastado, trabajaba a comisión, no había conseguido cerrar ninguna póliza y pasados unos meses, ya con casi 20 años, mi suegro me propuso quedarme con el negocio familiar de transporte por carretera y como además en la familia, por lo inestable, no se veía muy bien que me dedicase a lo de los seguros, acepte su propuesta y me dedique a ello a lo largo de algo más de dos años, durante los que recibí una lección muy interesante para los tiempos que hoy en día corren:

  • Lección 6ª: Cómo funciona una pequeña empresa familiar y lo difícil que es salir adelante siendo autónomo.

Deje el mundo del transporte y volví, a sueldo y con el puesto de Inspector, a la compañía de seguros donde empecé y además de vender, tenía la obligación de crear equipos de ventas y fue con esta experiencia cuando me quedo claro que:

  • Lección 7ª: Ofertas para vendedores hay muchas y la mayoría muy malas.

  • Lección 8ª: Personas con perfil para ser vendedores profesionales hay muy pocos.

Un día estando trabajando en la calle se me acerco un Sr. y me hizo una oferta para vender coches, que, tras una serie de entrevistas, acepte y me dedique a ello durante algo más de tres años, periodo en el que además me casé y fui padre y en el que aprendí la lección más importante para mi carrera profesional, que entre unas cosas y otras, ya dura 38 años.

Te decía que cuando empecé a vender seguros llevaba muy mal el que muchos días y tras muchas horas de trabajo y dinero invertido, no consiguiese ventas pero en aquella época y aunque no era consciente de ello, “no tenía problemas”, porque realmente el único compromiso que tenía que atender económicamente eran mis necesidades y de muchas de ellas podía prescindir o las podía posponer, pero cuando has creado una familia y por lo tanto muchos compromisos que atender, si no consigues ventas la presión y el estrés puede consumirte hasta la enfermedad o peor aún, hacer mucho daño a las personas que más debes querer.

  • Lección 9ª: Crea equilibrio entre la familia, el trabajo y tus momentos, dando prioridad primero a la familia, luego al trabajo y finalmente a tus momentos; es decir, si estoy en el trabajo y me demanda la familia, habiendo negociado previamente que es aquello en lo que yo debo estar sí o sí, dejaré el trabajo para atender la familia pero si estoy en el trabajo y me demanda un amigo para salir en bici u otros menesteres, pues evidentemente pediré a mi amigo quedar en el momento que corresponde a mis momentos, esto es, cuando esté atendida la familia y el trabajo, porque ambos, familia y trabajo, bien gestionados, también están entre mis buenos momentos ¿me he explicado?  

Nota: si recomiendas este artículo en Linkedin y no estas entre mis contactos te lo solicitaré, o mejor, solcítamelo tú, porque puede que podamos compartir oportunidades de empleo, negocio o productos, eso sí, nunca multinivel.

Saludos y se feliz.