¿Cómo se vende sin estar ante el cliente final?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Cf71BaUW8AAJyEJ

Se aproxima el momento en el que tome contacto con mi nuevo proyecto profesional y aunque no he dejado de pensar en él desde el día en el que me confirmaron que tendría la oportunidad de desarrollarlo, es en estos últimos días cuando he caído en la cuenta de que mi responsabilidad va mucho más allá de ser un buen vendedor e imagen de la firma que  representaré, que como ya te comente es Medilast Pharma.

Si das un repaso a su catálogo de productos comprobarás que aunque los hay de prescripción, en su mayoría son de recomendación, la cual, no seré yo quien la ejecute y sí quienes vayan a ser mis clientes, o más complicado aún, alguno de sus colaboradores.

Este detalle es de suma importancia para mí, porque a lo largo de mi trayectoria, salvo durante mis primeros años de carrera profesional en la industria farmacéutica visitando farmacias con OTC, siempre he tenido contacto directo con los clientes que tenían la decisión final de compra y esto, evidentemente para cualquier vendedor, es un punto a favor, porque te da la opción de manejar el acto de venta con mayor confianza al tener la oportunidad de reaccionar con mayor agilidad ante las señales que el cliente envía.

Esto no es que me preocupe en exceso pero si me ha hecho ver que en mi nueva aventura profesional no solo debo ser ese gran vendedor / negociador de producto y buena imagen que toda empresa desea; además, sospecho que tendré que desarrollar una tarea de motivación y de formación comercial para aquellos clientes o colaboradores de estos que más lo necesiten, porque ¿de qué servirá que yo sea capaz de “colocar producto” si luego no sale? 

Evidentemente esto solo me aportaría problemas en forma de pérdidas de tiempo y dinero para mi cliente y para mí y lo que es peor, mí profesionalidad perdería credibilidad.

Así es que para animar a aquellos que más les cuesta dar ese primer paso para crear un acto de venta y hacerlo como si yo estuviera presente, se me ha ocurrido proponerles las siguientes recomendaciones, ¿a ver qué te parecen?:

  1. Ofrece el producto que resuelva un problema y ten en cuenta que muchas veces los clientes no son conscientes de ese problema.
  2. Para saber que mejor producto ofrecer, debes conocer muy bien a tus clientes, interacciona con ellos, cualquier pequeño detalle te dará pistas sobre los que necesitan. Si no lo haces tú ten por seguro que lo hará alguien de tu competencia.
  3. Interioriza esto, es muy importante: nunca hay un fracaso tras una venta no cerrada, por una parte te puede permitir seleccionar a tus clientes y por otra, puede suponer el inicio de la toma de decisión de compra del cliente y por lo tanto el paso previo al éxito, cuidado con sus primeras negativas, manéjalo bien.
  4. Ten en cuenta que el cierre de una venta es el último paso de otros muy importantes, así es que abandona solo cuando hayas comprobado que no hay opción de cierre.
  5. Para ser vendedor se necesitan una condiciones específicas que muy pocos tienen pero que con interés se pueden adoptar: amabilidad, empatía, optimismo, constancia, coraje, capacidad de aprendizaje… y muchas más de las que se han escrito mucho, pero hay una importantísima: visión a largo plazo, “si siembras y cultivas bien tendrás cosecha y semillas para ampliarla”, es decir, se trata de tu futuro.
  6. Y si tu problema es que te cuesta hacer una oferta, “no la hagas, no vendas”, pero colabora para que la vida de una persona pueda ser mejor hablándole de aquello que quizás desconoce pero que le puede ayudar y deja que se lo piense, que lo madure, que la decisión sea suya y luego disfruta, porque si no ayudas no vendes, colocas y lo peor, pierdes.

Si se te ocurre alguna recomendación más, estás en tu casa, comparte.

Saludos, se feliz y recuerda, si recomiendas o comentas este artículo en Linkedin y no estás entre mis contactos, te lo solicitare.

¿Sabes que tu oportunidad va a depender de la opinión directa o indirecta de otra persona?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

descarga (1)

¡¡Volvemos a la actividad!! Si me sigues ya sabes que tengo por costumbre solicitar contacto en Linkedin a todas aquellas personas (tengan el perfil que tengan y se dediquen a lo que se dediquen) que comentan o recomiendan mis artículos u otros, que comparto en esta red social y normalmente me soléis aceptar casi todos, aunque ocasionalmente alguno me pregunta que he visto en su perfil para hacer tal cosa.

Sé que los puristas de esta red social insisten en que para mantener su estatus solo debemos hacerlo con aquellas personas de nuestro sector o afines a nuestro perfil pero de toda esta “movida” que la crisis ha creado, hay una cosa que me ha quedado clara y es que no tengo ni idea de cuál es o va a ser mi sector en el futuro y mucho menos, de cuál es ese perfil al que me debo someter y que debo tener la mente muy abierta para atreverme con cualquier cosa, evidentemente siempre y cuando sea honrosa y beneficiosa para todos los implicados.

Bueno, es cierto que por mi trayectoria y personalidad donde mejor me puedo desenvolver es en el departamento comercial de las empresas para las que trabaje o pueda crear, pero también he conducido camiones, descargado mercancía y ahora me he formado para trabajar en Almazaras y Bodegas, o sea, que como te he dicho, siempre y cuando sea honroso y beneficioso para todos los implicados, hay que estar dispuesto a hacer lo que sea.

Pero hoy en día sin contactos, por muy buen profesional que seas, es prácticamente imposible que consigas nada.

No hace tanto tiempo que esta necesidad de contactos no era tan relevante, a ver, las ofertas de empleo eran mucho más abundantes y casi que podías elegir con quien trabajar; sin embargo, hoy en día y teniendo en cuenta las enormes dificultados que tenemos no solo para encontrar una oportunidad sino también para mantener la que ya tenemos, necesitamos contactos hasta en el mismo infierno.

Por eso y me da igual a lo que te dediques, te solicitaré contacto si recomiendas mis artículos o actualizaciones en Linkedin, porque aunque laboralmente para mí este verano de 2016 ha sido fantástico, he tenido que pasar otros muy duros de trabajo y no solo en esta red social, para que uno de esos contactos me pudiese dar la oportunidad honrosa que durante tanto tiempo he estado buscando y a partir del 29 del presente mes, iniciaré mi nueva andadura en Medilast Pharma con la mayor ilusión del mundo.

Pero durante este maravilloso verano de 2016 no solo me ha pasado esto.

Mi yerno, que se tituló como Técnico Superior en Electromecánica, desde que termino su formación ha trabajado vendiendo alarmas (además de que lo engañaron claramente vio que la venta no era lo suyo), en la campaña de recolección de aceituna, de corta y preparación del olivar y durante unos días en una empresa de transporte para el mantenimiento básico de sus camiones.

Ya ves que salvo esta última experiencia nada de lo que hizo tiene nada que ver con lo que se formó; sin embargo, uno de los contactos que hizo trabajando en el campo le ha llevado a una de las principales empresas concesionarias de tractores de Jaén para que pueda desarrollar todo el potencial que tiene como Técnico Superior en Electromecánica.

Ahora dime ¿tienes tu mente abierta para contactar con personas aparentemente alejadas de tus intereses pero que quizás algún día te puedan llevar a esa oportunidad que buscas? 

Saludos, se feliz y recuerda que si recomiendas o comentas mis artículos en Linkedin te solicitaré contacto.