A los “cachorros” de los RRHH

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

vrhe_5

Un hecho reconocido por todos los especialistas en educación es que los niños imitan a sus mayores, al igual que los profesionales jóvenes que se incorporan a una empresa, por su inexperiencia, suelen tomar como referencia y consejo el de sus compañeros más veteranos ¿o no?

Hace unos días una joven “promesa” de los RRHH se atrevía a compartir por Linkedin un inoportuno comentario haciendo alusión al comportamiento que un, según ella describió, señor de mediana edad, mostró cuando al dejarle su CV respondió, según su versión, de forma mal educada, a la que ella misma describió como pregunta “famosa”:

¿por qué te gustaría trabajar aquí?  

Según ella explica en su comentario la respuesta este señor de mediana edad fue:

menuda pregunta más estúpida, pues porque quiero trabajar, así que por favor no hagan perder el tiempo a la gente con esta tontería de preguntas.”

Respuesta que describió como surrealista ¿surrealista?

Vamos a ver, para empezar esta “profesional de los RRHH”, con un master y todo lo demás, deja más que evidente que la educación de este señor de mediana edad está muy por encima de la suya, cuando y sin conocerlo de nada, se dirige a él tuteándolo y él a ella con el respeto debido, aun siendo mayor que ella, haciéndolo de Ud.

Pero bueno, lo de los distintos niveles de educación, que sin dejar de ser un detalle importante, es un problema menor para lo que aquí y desde mi modesta opinión se refleja.

Parece ser que estos (y digo estos porque estoy seguro que hay jóvenes profesionales de los RRHH que seguro no están conformes con muchas cosas de las que ven) “cachorros” de los RRHH, se están acomodando y aún con más frialdad si cabe, con aquellas técnicas ya pasadas de moda para detectar la actitud de aquellos profesionales que aspiran a ocupar un puesto, el que sea, en la empresa para la que trabajaban.

Cuando pienso en esas preguntas que todos conocemos es que me parto de risa, de hecho a muchos “profesionales de selección” se la han clavado y bien, ya que existen auténticos actores, que no profesionales responsables, que se las han estudiado para dar las repuestas correctas, consiguiendo el puesto que pretendían y demostrándose luego el gran fiasco que eran.

Para valorar hoy en día la actitud de un señor de mediana edad que va entregando CV, no hace falta hacer esas preguntas absurdas, mejor pregúntenle cuantos CV lleva entregados ese día, semana, meses y puede que durante años, para comprobar con mucha frecuencia que por tener esa mediana edad, profesionales inexpertos como Ud., le han descartado en muchas entrevistas, si es que las ha tenido, por no cumplir un perfil de “café con leche para todos” y todo ello, seguro que con la gran responsabilidad y presión que supone sacar a una familia “palante”, haciendo frente a unos pagos que seguro no puede acometer.

Soy un hombre de mediana edad o quizás mayor, que como la mayoría, tengo grandes compromisos y responsabilidades. He pasado casi tres años en el desempleo y los que me conocen y me siguen, saben que mi actitud está a prueba de bombas, pero aún y así hay que pasar por ese terrible estado para saber lo que se siente y no creo que ningún “cachorro de los RRHH”, tiene derecho a juzgar a alguien que pasa por esa situación.

Así es que si verdaderamente quiere compartir algo en Linkedin que merezca la pena, mejor hubiese contado que tras esa repuesta que tanto le molesto, ejerció de profesional y sobre todo de humano, para interesarse por conocer los motivos de esa reacción ante una pregunta de manual que seguro está hasta los … de escuchar, para ayudarle a aceptarla mejor en la próxima ocasión que se la encuentre.

Saludos y se feliz.

¿Qué cosas son las que, hasta ahora, me descartan en las entrevistas?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

face-358184_640

¡Pues sí! Puedo decir que, afortunadamente, tengo una gran experiencia en hacer entrevistas, ya que desde que me quede en el desempleo, ya hace dos años, he tenido la fortuna de hacer, de media, una cada dos meses y además, me he permitido el privilegio de descartarme en otras por no estar dentro de mis planes de futuro.

La última la hice hace unos días y si lo consiguiese sería como cumplir un sueño, porque reúne todo lo que busco; sin embargo, mi entrevistador me advirtió con gran profesionalidad y humanidad, que aunque para él reunía todos los requisitos del profesional que le gustaría tener en su equipo, la decisión final la tomaba otra persona con base en unos criterios concretos y que yo no cumplía, a saber:

  • No tengo titulación universitaria.
  • Tienen en marcha un nuevo proyecto en el que no tengo experiencia.
  • Llevo demasiado tiempo en el desempleo.

No obstante y como algo positivo, en ningún momento dijo que la edad fuese un problema, algo muy de agradecer en los tiempos que corren y que confirma la gran empresa que es.

Como te puedes imaginar, le he dado muchas vueltas a este tema y poniéndome en el lugar de quien toma la decisión final, puedo llegar a entender que entre tanto y bueno de como disponen hoy en día, piense que manteniéndose en sus criterios siempre va a encontrar lo mejor; pero, si, en contra de la opinión de quien ya me ha entrevistado personalmente, no me da la oportunidad de demostrarle mi valía en una entrevista personal ¿cómo le contra-argumento sus criterios de selección?

Pues está claro que no tendría forma de hacerlo, así es que y como último recurso, solo se me ocurre escribir este artículo y ya puestos, espero que con su publicación te ayude a pensar en cuales son y qué tienen de ciertas esas cosas que te pueden descartar y a cómo las podrías rebatir.

Vamos a ver mi caso:

1º) No tengo titulación universitaria:

El problema teórico que le plantea a quien decide, es que duda de que un profesional sin formación universitaria sea capaz de desarrollar los argumentos que necesita para tener éxito en este empleo, y para qué negarlo, en principio tiene toda la razón pero:

  • ¿Es justo que dude de mí cuando esas funciones las he desarrollado, y con mucho éxito, durante más de 20 años y siendo un ejemplo de cómo hacerlo?
  • ¿Es justo que dude de mí cuando lo que un comunicador necesita, por encima de la formación, es que confíen en lo que dice porque se ha ganado ese privilegio gracias a su condición personal?
  • ¿Es justo que dude de mi cuando sé, por convencimiento propio, que la formación es la base de una argumentación de éxito y el camino hacia la felicidad?
  • ¿Es justo que dude de mí cuando con mucha frecuencia demuestro o al menos lo intento, ser un buen comunicador con mi Blog?

2º) Tienen en marcha un nuevo proyecto en el que no tengo experiencia:

El problema teórico que este “problema” le plantea es el de siempre: las prisas por buscar el resultado rápido y lo entiendo, no están las cosas para muchos experimentos y puede que su futuro profesional depende de este nuevo proyecto, pero:

  • ¿Cómo se puede decir que no tengo experiencia en ese proyecto cuando de lo que se trata es de conectar y convencer con argumentos a personas, algo que llevo haciendo más de 30 años?

3º) Llevo demasiado tiempo en el desempleo:

Una de las preguntas que me hizo mi entrevistador fue: ¿Qué prefieres: calidad o cantidad? Y mi respuesta fue: “no concibo una cosa sin la otra, ya que cantidad sin calidad implica insostenibilidad”; por cierto, me llamo la atención que tras mi respuesta escribió mucho en su bloc de notas.

Quiero decir con esto que con esa premisa con la que siempre he trabajado: calidad, no solo he conseguido muy buenos y sostenibles resultados comerciales, además, los conseguí ganándome el respeto de mis clientes, algo que perdura en el tiempo, independientemente del que pase y que hoy en día mantengo, además y gracias a la ayuda de las  RRSS, entonces:

  • ¿Cómo se puede pensar que un profesional que vive en una provincia pequeña, con las dificultades que eso implica para encontrar un empleo como el que ofrecen u otro, y que no ha parado de hacer de cosas, se ha quedado atrás por estar en el desempleo?

4º) La edad:

Aunque en este caso la edad no es un problema, lo pongo porque tanto si eres veteran@ o joven, en ambos casos vamos a tener problemas y concretamente en el caso de ser veterano:

  • ¿Cómo se puede acusar de eso que algunos achacan a l@s veteran@s, si no nos dan la oportunidad de demostrar que es falso?

Ahora bien, nada que objetar si a quien seleccionan ha demostrado ser mejor que yo, de hecho, hoy en día y teniendo en cuenta la cantidad de grandes profesionales que hay disponibles, es algo muy fácil de que ocurra.

No obstante, estoy seguro de que tienes algunas más de esas cosas que nos pueden descartar en las entrevistas y por eso, te pido el favor de que las compartas por el bien de alguien.

Saludos y se feliz.