“Ha sido por mi falta de inteligencia… o eso dicen”

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Resultado de imagen de falta de inteligencia

Bueno, pues aquí estamos de nuevo “dándole caña al blog” y otra vez en esta aventura del desempleo, que parece ser que para algunos se ha convertido en una prueba continua para nuestra resiliencia.

No es nada fácil trabajar en outosurcing y apostaría que aún más si es para la industria farmacéutica, además y por la experiencia que ya tengo acumulada en este sector, creo que es una tarea para profesionales con un perfil muy concreto y ojo, no digo ni mejor ni peor, pero creo que perfiles como el mío; es decir: creativos, inquietos, con ideas propias y que no se callan si creen que deben decir aquello que ayude a mejorar, entre otros, según se mire, defectos o virtudes,no son los ideales para este sector, salvo, que el proyecto en cuestión permita desarrollar todo ese potencial sin tener que bregar con tanto intermediario con derecho a opinar a su libre albedrío sobre tus esfuerzos.

Cuando trabajas en outosurcing para la industria farmacéutica y tus esfuerzos, que son los mismos o más que los de cualquiera pero peor pagados, los tienes que compartir con un representante del laboratorio que contrata el proyecto, debes asumir que tu experiencia y tus capacidades no te van a ayudar, más bien todo lo contrario.

Vivimos una situación laboral que qué os voy a contar que no sepáis y muchos “compañeros currantes”, cuando su empresa decide actuar para resolver un problema a través del outosurcing, por cierto, cada vez más necesario, que les implica salir de su zona de confort, ven fantasmas y amenazas por todos sitios que les hace actuar con tal agresividad ante “el invasor”: el profesional de outosurcing, que no son conscientes del daño que pueden hacer a esas personas que intentan salir adelante asumiendo peores condiciones pero con la ilusión de trabajar para un proyecto que, aunque en la mayoría de los casos con fecha final marcada, les ayude a progresar en la empresa que les paga o como escaparate para otras empresas que ofrezcan mejores condiciones.

Durante estos últimos cuatro meses de sufrimiento para mí en los que se puso continua e injustamente en duda mi compromiso, me preguntaron si yo pensaba que, por mi experiencia y profesionalidad, trabajar en outosurcing era para mí un desprestigio y no te imaginas lo que aquello me indigno ¿un desprestigio trabajar?

¡Por favor! En los veranos trabajaba de pinche de cocina, he ido a la aceituna, hacia seguros del carnet de conducir en los polígonos industriales y cuando encontraba un camión que descargar, me quitaba la chaqueta, la corbata, me remangaba y a ganar unas pelas “haciendo pesas” moviendo toneladas de lo que fuera, he conducido camiones, he vendido coches, he sido representante de farmacias, visitador médico y como necesitaba reciclarme, me forme para trabajar en una almazara elaborando aceites de oliva, que es lo último que hice justo antes de llegar a la empresa que hoy me ha despedido.

 ¿De verdad crees que no sé lo que es trabajar? Esto mejor habría que preguntárselo a otros/as.

Me han dicho que mi despido está provocado por mi falta de inteligencia al no haber sabido valorar correctamente, ciertos aspectos del proyecto que básicamente consisten en haberle “comido el …” a cierto personaje, es decir, que no tiene nada que ver con mi falta de compromiso, ni mi trabajo, ni su calidad, ni sus resultados, no, ha sido mi falta de inteligencia ¡alucina pepinillos.

Es curioso esto de la inteligencia que algunos tenemos, porque resulta inapropiada cuando te empuja a ser tu mismo y a decir lo que piensas con el objetivo de mejorar las cosas pero es muy bienvenida si se necesita para despertar la de otros/as ¡que cosas!

¡Saludos y sé feliz!

¿Ha desaparecido el interés por los Blogs?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

16641118_1288982844502054_5470796406069823740_n

Hace cuatro años, justo el tiempo que se cumple desde que nos comunicaron que el proyecto en el que estábamos tocaba a su fin, que tome la decisión de crear este Blog para trasmitir mis valores, actitud y aptitudes con el objetivo de encontrar o crearme el empleo que todos nos merecemos.

Lo hice con más miedo que otra cosa pero poco a poco fui “cogiéndole el tranquillo” y me resultaba fácil escribir un artículo por día. Evidentemente esta motivación venía dada por el interés que para algunos despertaban mis artículos, porque me divertía y sobre todo, porque me ayudaba a ocupar tiempo del mucho que desgraciadamente disponía.

Poco a poco pase de escribir a diario a hacerlo cada dos o tres días, cada semana y aunque últimamente me había propuesto hacerlo quincenalmente, los continuos cambios forzosos de empleo que “afortunadamente” he ido sufriendo y el hecho de que percibo que el interés por los Blogs ha caído, me hace plantearme si continuar “presionándome” para mantener este en activo.

Los temas que habitualmente he tocado en este Blog han sido ventas, automotivación, búsqueda de empleo, reinvención y aquello que se me ocurría que podía ayudar a cualquiera que estuviese pasando por un bache similar al que yo estaba o estamos pasando.

El caso es que podía seguir escribiendo incluso con una frecuencia mayor que la quincenal, porque los artículos me salen mentalmente y en cualquier momento, pero he comprobado que lo que escribiría no sería muy diferente de lo que hasta ahora he escrito, porque a ver ¿qué se puede añadir sobre cada uno de los temas que suelo tocar que no tengamos en cientos de artículos para orientarnos?

Opino que sobre esos temas está todo escrito y afortunadamente a disposición de cualquiera que le interese, ahora bien, otra cosa es la interpretación que se haga de lo que se lee y sobre todo, el coraje que se tenga e invierta en poner en marcha la estrategia recomendada para conseguir los cambios que se pretenden.

Además, vengo comprobando como cada vez se publican menos artículos en Blogs personales y profesionales, de hecho, incluso aquellos que para mí fueron referentes y guía durante todos estos años, han bajado la frecuencia de sus publicaciones hasta el punto de que algunos han desaparecido.

Sin embargo, tengo la necesidad continua de compartir y no ya por lo que pueda aportar a otros, que siendo un importante valor añadido, no me aporta tanto en mi crecimiento personal como el hecho de que para escribir o decir algo tengo que esmerarme en mi autoformación y capacidad de comunicación, “obligándome” a leer o  escuchar a los que saben más que yo de todo lo que sea que tenga que ver con el tema en cuestión de mi interés, para luego poder transmitirlo con credibilidad.

Por eso, aunque me voy a dar un tiempo de descanso con este Blog, no lo voy a cerrar y lo que sí puede que ocurra en el futuro, es que aprovechando su bonito nombre y mi reciente adquirida pasión y formación por el mundo del olivar y los Aceites de Oliva Vírgenes Extra (AOVEs), que como puede que sepas fue una de las cosas que hice para reinventarme durante mi primera y larga etapa en el desempleo, lo utilizaré, junto con otros “medios de comunicación”, para que con el objetivo de hacer una correcta promoción del principal recurso de mi provincia: los AOVEs Picuales de Jaén (la cual, tiene unos niveles de desempleo insultantes que podrían ser otros muy distintos si fuésemos capaces de hacer una gestión integral de ellos y de su entorno), me ayude a mantener mi formación continua para que como te decía, pueda compartir contigo sus excepcionales propiedades con  la profesionalidad que se merecen y como no, pueda darte a conocer con ellos las posibilidades que Jaén te ofrece para tu diversión y descanso.

Saludos, se feliz y consume AOVE que tu salud te lo agradecerá.

“Porque me prometieron estabilidad”

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

16684149_1279569392110066_1784527096520761347_n.jpg

Muchos de los que me seguís desde hace tiempo sabéis que desde abril del 2013 hasta hoy, he pasado más tiempo en el desempleo que empleado y esta, la de desempleado, es una sensación que no creo que deje de sentir nunca.

Es algo parecido a lo que me pasa con la obesidad y con el tabaco, que aunque ambas cosas las superé hace años, casi cada día recuerdo la incomodidad que me provocaban.

Pues ese estado de continua incomodidad por sentirme desempleado, me hace empatizar con mucha facilidad todos aquellos que, sin merecerlo, aún estáis ahí por culpa de la mala gestión de otros muchos que, además, mantienen sus privilegios político/laborales.

Afortunadamente actualmente tengo empleo y además en un proyecto que tiene pinta de poder ser de futuro pero claro, aunque los que hemos pasado por esas situaciones de continua inestabilidad hace que le pongamos mucha ilusión a los buenos proyectos que nos ofrecen y más si tiene la pinta que tiene este, nunca dejamos de mirar por “el rabillo del ojo” a aquel proyecto personal que un día nos planteamos y que fuimos desarrollando con más miedo que ilusión y que por un motivo u otro nunca llegamos a poner en marcha.

Aunque no con la intensidad de antes, mantengo mi actividad en Linkedin y el otro día leí la petición desesperada de un profesional con experiencia, formación y sobre todo padre y marido.

Muchos creen que en la RRSS se puede mentir con facilidad y aparentemente es así pero cuando se trata de buscar empleo, más pronto que tarde, esas mentiras salen a relucir dejándonos en evidencia en una entrevista o peor aún, durante el desarrollo de nuestras tareas.

Por eso, cuando leo alguna petición desesperada en Linkedin, que opino que no es el sitio, ya que, según entiendo yo, Linkedin es para mostrarte y “dejar que las cosas pasen” en la medida que en Linkedin pueden pasar, pues la verdad es que como no se prácticamente nada de la persona en cuestión, no suelo compartir dicha petición; sin embargo, en el caso del que te hablo si lo he hecho y no sé muy bien porque, quizás porque ese profesional me transite confianza a través de lo que le he leído y por lo que iba compartiendo.

Cuando llevaba conviviendo con el desempleo más o menos un año, con pocas de esperanzas de salir de él por cuenta ajena y teniendo en cuenta además el continuo bombardeo de que solo nos quedaba como salida el emprendimiento… por cierto ¿quién habla ahora de emprendimiento? Empecé a diseñar varios proyectos que se fueron cayendo uno a uno pero y durante mucho tiempo, tanto que aún perdura, había uno que si me hacía “cosquillitas en la barriga” y que iba creciendo en ambición pero no porque viese en él la oportunidad de aumentar mis beneficios ¡qué va! Sino porque veía la posibilidad de poder ayudar a otras personas en mí mismo estado.

Por si no lo sabes, antes de aceptar el reto que me proponen icon outsourcing y Gebro Pharma, estaba trabajando en una Cooperativa de elaboración de Aceites de Oliva Vírgenes (extra, virgen y lampante) como responsable de elaboración pero ese empleo duraría solo el tiempo que requiriese la campaña de este año, que además y así ha sido, se preveía corta.

Esta realidad me hizo mantener el desarrollo de mi proyecto, mejor dicho la idea de proyecto, porque mi sentido común me decía que antes de nada necesitaba ser estudiado por un profesional con más conocimientos y experiencia que yo,  lo que así y no con poco temor, porque, según pensaba yo en ese momento, era mi última opción para salir adelante, aunque en ello implicase poner en riesgo lo poco que me queda.

Recibí el visto bueno de este profesional y además me felicito por la idea pero él, tal y como yo ya sabía, vio que me faltaba lo más importante: un proveedor que creyese en la idea y eso en Jaén ya os digo que es muy difícil no… tampoco lo siguiente… va mucho más allá.

Una vez que icon outosurcing  me confirmo que contaban conmigo para el proyecto en el que estoy, lo acepte con mucha alegría y como efectivamente no había encontrado ningún proveedor para mi proyecto… ni intenciones, “lo deje en el cajón de proyectos abandonados”.

Sin embargo, cuando leí el mensaje desesperado de ese contacto de Linkedin, mi proyecto, que tenía y tiene como principal objetivo ayudar, “se empeñó en salir del cajón del olvido” pero “le explique” que ya no podía ser mi proyecto, porque sintiéndolo mucho, tenía otro “pero insistió” y ante mi constante negativa, “me dio una idea”:

¿Y si se me entregas a otro/a?

Está claro que si quieres cambiar algo en tu vida no te queda más remedio que crear un camino con tu movimiento y si lo haces disfrutando mucho mejor pero si además vas incorporando a otras personas en esos cambios, ya es la leche.

“Mi proyecto me convenció” y efectivamente decidí que lo mejor era entregárselo a otro/a ¿pero a quién, por qué el deseo de cualquier padre o madre es que su hijo comparta su vida con la persona ideal?

Llegue a casa y empecé a pensar ¡y joder! Es increíble como fluyen las ideas cuando tienes paz, buenas intenciones y personas en las que pensar para contar con ellas y ellas contigo.

Até cabos y quede con un profesional joven y muy bien preparado, al que le ofrecieron un difícil y ambicioso proyecto por cuenta ajena que acepto dejando de lado el suyo, algo parecido a lo que me ha pasado a mí y cuando le pregunté por qué, me respondió:

“Porque me prometieron estabilidad”

Su sincera respuesta me hizo reflexionar sobre las condiciones que se deban dar en un emprendedor y con más claridad que nunca, vi que no son pocas y más en los tiempos en que vivimos.

Así es que ahora él con la seguridad que le da saber que tiene unos ingresos mínimos asegurados para su vida y desde la posición que ocupa, va a estudiar mi proyecto con calma para darle la mejor forma posible y espero de todo corazón que sea capaz de hacerlo muy bien, porque el objetivo es ayudar para que más gente, sobre todo la limitada para emprender, pueda tener la oportunidad que yo tengo ahora.

¡¡Saludos, se feliz y mucho ánimo!!

¿Dudando mucho sobre Linkedin? Yo también pero…

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

descarga

No es que pretenda retomar mi actividad en el Blog con la rutina de siempre, no, no, mantengo mi periodo de “estambay” hasta que no tenga bien controlado el proyecto que me ofrecen el binomio icon/Gebro, pero necesitaba escribir este artículo porque entre muchos de mis nuevos compañeros/as y algún que otro colega recientemente despedido, he comprobado como han encontrado empleo con bastante rapidez sin estar en Linkedin y sin usar las RRSS; de hecho, una de ellas presumía de ello con chulería.

Pues el caso es que durante estos días he dedicado algún “tiempecillo” a reflexionar sobre si Linkedin sí o Linkedin no y la verdad, es que cuando compruebas lo bien que les ha ido a otros en su búsqueda de empleo y sin invertir ni un minuto en esta u otras redes sociales, te queda una sensación de tonto que te lleva a plantearte si seguir empleando más tiempo en ellas, salvo el propio entre amigos para, como en mi caso, por ejemplo hablar de bicis.

Pero he de reconocer que no tarde mucho en llegar a la conclusión de que Linkedin sí y no solo a Linkedin, también a las otras  RRSS en las que me muevo.

Verás, cuando investigas un poco más sobre cómo ha sido el proceso de muchas de esas personas que han encontrado empleo de manera rápida y sin usar ninguna red social, descubres que tras él se han dado todas esas circunstancias ideales que en muchos casos se da: oferta de empleo no publicada + contacto directo; es decir, ofertas de empleo adjudicadas salvo contratiempo.

Voy a intentar explicarme mejor con lo que ha sido mi reciente historia laboral, que en menos de seis meses, he pasado de vender medias de compresión y productos de OTC a las farmacias de Jaén/Córdoba/Ciudad de Real, a elaborar Aceites de Oliva Vírgenes en una Cooperativa de Jaén y de nuevo y en lo que estoy actualmente, a desarrollarme como Visitador Médico y de Farmacias en icon outsourcing, empresa que te  recomiendo si la tuya se está planteando externalizar.

Por ejemplo, mi empleo actual ha sido uno de esos casos en los que salvo contratiempo de última hora estaba adjudicado, ya que se han sumado las sinergias de dos potentes contactos: la confianza que en icon outsourcing me gane en un proyecto anterior y la petición por parte de alguien de la empresa para quien vamos a hacer un gran trabajo, de que fuese yo la persona contratada porque me conoce desde más de 20 años y sabe como trabajo.

Mi anterior empleo en la COOP. Virgen de la Capilla de Jaén lo encontré por el método tradicional de entrega de CV a mano, ya que en mi entorno hay más de 300 empresas de elaboración y estaba seguro de que en alguna de ellas podría picar, no fue fácil, pero tuve la suerte de encontrar una que además de adaptaba al perfil que yo deseaba: trabajar bajo altos estándares de calidad.

Pero estos casos y más hoy en día, son “mirlos blancos”, sobre todo para la mayoría de los que buscan empleo en aquellas empresas de ámbito nacional y que además, están localizadas en ciudades alejadas de las suyas como para llevar el CV a mano, que dejan la selección de sus empleados en manos de empresas de reclutamiento o como me ocurrió con la empresa de las medias, de cuyo nombre no quiero acordarme, que fui seleccionado porque Pablo Jiménez Ballesta, su Director Comercial, que también fue despedido y al que te recomiendo por su profesionalidad, me seguía a través de Linkedin desde hacía tiempo.

Es decir, tres situaciones totalmente distintas que me han llevado a un empleo y en las que, aparentemente, solo en una de ellas se puede decir que fue mi actividad en Linkedin la que me llevo a él pero, ha pasado un año desde que en icon outsourcing se vieron obligados a despedirnos hasta que he vuelto con ellos para este ilusionante proyecto y durante este año, me consta que desde su dirección han seguido mi actividad en Linkedin con mucho interés, haciendo que mi contratación o su interés por ofrecerme un proyecto, siempre lo tuviesen presente pero además, mi actividad en Linkedin y en RRSS, está suponiendo que ya sean muchos profesionales del sector oleícola quienes me consideren un referente en la promoción de los Aceites de Oliva Vírgenes.

Es decir y lo vuelvo a repetir, RRSS sí pero siempre ofreciendo una participación de calidad que sea capaz de aportar y sobre todo, sin esperar nada de ellas y mucho menos marcando objetivos de tiempo, ya que puede que el día que decidas abandonar sea ese que estaba a punto de darte la oportunidad.

Saludos y se feliz ¡hasta otra!

Ha llegado el momento de tomarme un respiro

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

15895273_1247156375351368_374940436972336373_n

Son ya cuatro años, que se dice pronto, los que ha cumplido este blog y aunque esto es un hasta luego, ha llegado el momento de que su propietario, o sea, yo, me tome un respiro aunque aún tengo muchos artículos escritos sin publicar.

Pero no pienses que lo dejo, insisto temporalmente, porque ha dejado de funcionar, a ver, no es que sea un Blog de profesional, nunca lo he pretendido, me daba por satisfecho si además de ayudarme a promocionarme podía ayudar a alguien con él y eso sé que lo he conseguido, así es que ¡objetivo cumplido!

Como te he dicho, este Blog nació hace cuatro años como una herramienta más que ayudase a minimizar el temor que se instalo en mí familia en aquellas momentos por el futuro que se nos avecinaba pero crear y mantener un Blog, es una de las tareas más agotadoras que puedes hacer y si además le sumas la necesidad de buscar empleo con más de 45 años o ir pensando en creártelo sin apenas recursos, estudiar para titularte y abrirte camino en un sector totalmente desconocido y hacer todo esto con la ilusión necesaria para que tu familia no de desanime, implica que ese cansancio se multiplica pero bueno, aquí estamos.

“Vivir con pan y Aceite de Oliva Virgen Extra” me ha dado muchas alegrías y afortunadamente solo he tenido que lidiar con un par de “Trolls cibernéticos”, pero sobre todo me ha dalo la oportunidad de poder interactuar con muchas buenas personas, personas que también lo están pasando mal y que saben que hasta donde pueda llegar, estaré siempre encantado de ayudarles.

Este descanso viene provocado por motivos de enorme alegría.

El primero es que he finalizado mi trabajo en la S. C. A. Virgen de la Capilla de Jaén con su marca de aceites de oliva vírgenes extra Puente Sierra y esto, en apariencia triste, ha supuesto dos cosas, primero haber confirmado con un empleo sobre ello todos los esfuerzos que dediqué durante mi primera etapa en el desempleo, dos años, a formarme como Técnico en Aceites de Oliva y Vinos y segundo, tener una empresa en la que al menos poder trabajar durante los meses de la campaña de elaboración de aceites de oliva vírgenes extra cuando lo necesite o quiera.

Y el segundo, es que vuelvo, si no pasa nada de última hora, a la visita médica con icon outosurcing  el próximo lunes 16/01/17, empresa en la que ya trabajé, para desarrollarme en un proyecto previsto a un año salvo que entre todos seamos capaces de hacer que se extienda en el tiempo y por eso y por la necesaria implicación que necesita el proyecto, es por lo que me desconectaré el tiempo necesario de algunas “cosillas” hasta que me haga plenamente con el proyecto.

Quiero agradecer tu fidelidad y que sepas que para cualquier cosa que necesites y que este en mi mano poder atender, estaré atento a los mensajes de Linkedin y eso sí, continuaré con mis videos sobre Aceites de Oliva Vírgenes Extra y otros.

Saludos y se feliz.

Sin largo plazo solo subsistes

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

descarga

Ayer tuve la oportunidad de volver a compartir una tertulia de café con alguien a quien respeto por su condición humana y profesional, aunque que reconozco que primero fue por lo segundo.

Tiene un amplio recorrido profesional ocupando cargos de alta responsabilidad en la empresa privada y además, lleva años ejerciendo de profesor universitario haciendo que su perfil profesional sea muy valorado; sin embargo, es su humanidad, pasión, capacidad de trabajo y compromiso por lo que hace, entre otras virtudes y seguro que algún que otro defecto, lo que me invita a que tenga muy en cuenta sus recomendaciones y consejos.

Tenía todos los privilegios posibles que una potente multinacional puede ofrecer a sus directivos, sin embargo, ha decido emprender y crear un proyecto que le permita disfrutar más de su familia y los que me conocen bien, saben el enorme valor que le doy a los profesionales que tienen claro que el proyecto más serio y de mayor responsabilidad que nunca crearan es el de su familia.

La cita la provoque yo porque desde hace algo más de un año hay una idea rondando por la parte derecha de mi cerebro, que necesitaba compartirla con alguien como él pero como en la mayoría de las tertulias suele ocurrir, hablamos de otras muchas cosas y evidentemente también de su proyecto, al cual, le faltan algunos flecos que resolver para que este operativo al 100%.

Es curioso comprobar como cuando dejas de estar sometido a las exigencias de las grandes empresas, lo primero que comprendes en que sin un buen plan a largo plazo estás abocado al fracaso.

Los beneficios del “largoplacismo” es algo que ambos tenemos asumidos desde hace mucho tiempo pero a él, por su formación específica, experiencia ocupando altos cargos y capacidad económica, le resulta mucho más fácil aplicar ¿quiere decir esto que el resto no podemos hacerlo? Pues no, todos podemos y por el bien de todos, es algo que todos deberíamos hacer.

“Vísteme despacio que tengo prisa” ¿conoces este refrán? Hoy en día parece imposible que se pueda aplicar, todo el mundo tiene prisa por conseguir resultados rápidos, es la presión del dinero, recurso antinatural que marca nuestra existencia y que nos impide disfrutar verdaderamente de una buena calidad de vida ¿te parece una contradicción? Mi amigo ha renunciado al dinero por su familia ¿te parece una mala idea?

Cuando trabajas para ganar dinero normalmente lo haces desde el cortoplacismo y llegará un momento en el que todo vale, hasta los sacrificios más personales como “abandonar” a la familia se justifican pero cuando trabajas aportando algo a alguien, sea individual o grupal, y dando prioridad a lo más importante todo cambia y tu estado emocional aún más, es decir, trabajas siendo más feliz y necesitando menos.

Que hoy en día tenga éxito un proyecto con buenas ideas, formación específica, capacidad de trabajo y ofreciendo soluciones reales, está al alcance de unos pocos con la solvencia suficiente como para poder desarrollarlo a largo plazo, para los que no la tenemos, me refiero a la solvencia, no nos queda más remedio que encontrar “socios” que piensen como nosotros; es decir, que tengan claro la potente eficiencia y velocidad del largo plazo, porque si no, solo podremos subsistir.

No te he dicho quién es ese amigo, se trata de Juan Vilar Hernández.  Valiente amigo al que le deseo por su bien y por el de mi provincia: Jaén, los mayores éxitos.

Saludos, se feliz y disfruta, si te dejan, del “largoplacismo”.

¿Condenados a no entendernos?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

descarga

Es maravilloso comprobar como ante la misma situación cada cual reacciona de una forma distinta; sin embargo y por una enorme falta de empatía y de educación emocional, esa maravillosa disparidad en los planteamientos que, bajo mi modesta opinión, nos deberían invitar a descubrir por qué ocurren (te sorprendería lo que descubrirías), compruebo que solo sirven para alejarnos cada vez más los unos de los otros.

Nadie tiene la razón absoluta, es más, nunca nadie la ha tenido ni nunca nadie la tendrá jamás; sin embargo, ahí estamos cada cual intentando imponer la nuestra por no se sabe qué interés.

Por dinero, placer, comodidad… por el simple hecho de que place que las cosas sean como yo digo…da igual, ya puedes tener el interés que quieras que si lo que consigues lo haces por egoísmo y a través del temor o falta de coraje del otro, tu razón y objetivos conseguidos son papel mojado y solo tienen un final: tu infelicidad y la de tu entorno.

Ya que estamos en esa época del año en la que parece ser que casi todos estamos más predispuestos a ello, quiero pedirte que lo pienses un poco.

Con más de medio siglo de vida superado creo que ya puedo opinar sobre algunas cosas y hasta creo que se me podría escuchar y tener cuenta, aunque evidentemente solo lo harán aquellos que se acerquen a mi forma de pensar y no es porque los demás no puedan o no quieran, es que no hemos sido educados y sí manipulados, para mejor alejarnos a través de la competición que unirnos a través de la empatía y la inteligencia emocional.

He pasado más de la mitad de mi vida intentando entender porque somos como somos y porque hacemos lo que hacemos, lo que me llevo a un estado insoportable de ansiedad continuo, cansancio crónico y obesidad, entre otras cosas y lo digo tan abiertamente, porque ahora que he superado todo eso y que puedo ver la vida con otra perspectiva… digamos, que más limpia… tristemente compruebo que es algo generalizado.

Verás, lo que más daño te va a hacer siempre es la actitud “negativa o tóxica” que otra persona tiene y sinceramente, reconozco que es muy difícil manejar el dolor que te provoca su impacto pero algo tienes que hacer porque en ello va tu salud mental…  y física y también la de tu entorno más cercano.

Lo primero que tienes que interiorizar es que, aunque no te lo parezca, las demás personas no son muy distintas a ti; es decir, les preocupan las mismas cosas que a ti solo que se las plantean de otra manera, la cual, no es ni mejor ni peor que la tuya, simplemente son distintas y el resultado será positivo, si se ha conseguido desde el amor, el placer por las cosas bien hechas y el respeto, porque aunque hagamos las cosas desde la mejor de nuestras intenciones, cada uno de nosotros, aun siendo muy buenos en lo nuestro, podemos ser tóxicos para otros muchos pero ojo, cuidado con esto, porque si eres tóxico para una mala persona, que no te remuerda la conciencia, vas por buen camino, sigue.

Y con todo este rollo de final de año a donde quiero llegar, pues a invitarte a que en el próximo año, si no lo haces ya, te tomes las cosas con más calma, a que abras tu mente al aprendizaje que otros te pueden ofrecer y a que escuches mirando a los ojos de quienes te hablan, porque en ellos descubrirás cosas que te demostrarán que la vida es más simple de lo que crees.

La vida va de emociones y estas son únicas en cada persona, conclusión: la vida va de personas y está no será la que necesitamos sin empatía e inteligencia emocional, ya que solo así podremos llegar algún día a entendernos como debemos y se merecen nuestros hijos.

Saludos, se feliz y vamos a por el 2017.

¿Y si se hubiesen rendido los soñadores?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

7-inventos-de-leonardo-da-vinci-1200x700

Soy persona de reflexión continua pero llegadas estas fechas… será el ambiente o que se acerca mi cumpleaños, el próximo 31 cumplo 51… no lo sé, el caso es que siempre doy un repaso más profundo a lo que he vivido hasta este momento, visualizando así mi trayectoria y creándome escenarios imaginaros posibles de lo que me queda por vivir y descubrir, si la salud me lo permite, partiendo siempre con la idea muy clara de que cualquier parecido con la realidad que me encontraré sobre aquello que me imaginé será pura casualidad.

Así es, no tengo ni p… idea de cómo va a terminar aquello en los que me vaya a embarcar pero solo lo sabré si me atrevo ¿o conoces otra forma de descubrirlo?

La idea de escribir este artículo y como con casi todos, se me ocurrió dando un buen paseo en bici y surgió cuando durante un momento miré a mi rodilla izquierda solo por casualidad y no para comprobar si su rehabilitación estaba permitiendo que su posición durante el pedaleo fuese el correcto.

Recordar los meses previos a su intervención, hace poco más de dos años y las dudas que me generaban las muchas opiniones que recibía en contra de una intervención integral: cruzado, menisco, condromalacia y artrosis, a favor de una parcial: menisco y artrosis o ninguna, como algunos otros me recomendaban, principalmente por mi edad de entonces, 48 años y las consecuencias que pudo haber tenido para mi futuro haber hecho caso a aquellas recomendaciones “más conservadoras”, me hizo comprender que en la vida no hay buenos resultados sin un sueño por cumplir.

Mi sueño de entonces era poder caminar sin dolor, montar en bici sin temor a una recaída… en definitiva: tener una salud que me permitiese hacer frente a cualquier reto que la vida te plantease, como por ejemplo, poder trabajar en una Almazara a pleno rendimiento.

Trabajar en una Almazara con la responsabilidad de elaborar AOVE de calidad sabiendo sacarle el máximo partido al fruto que nos entra, haciendo además que todas las maquinas, que además son muchas, que intervienen en el proceso (que para los que no lo conocéis y aunque no os lo imaginéis, “es muy violento) trabajen en buena armonía para evitar paradas en la producción, requiere de una buena forma física, al menos en cuanto a movilidad, porque en ocasiones las carreras son auténticos esprines y sin saber muy bien porque, hay días en los que  las máquinas y su “mala relación” con la transformación a la que sometemos al  fruto que nos entra, hacen que termines exhausto.

Por ejemplo ayer fue terrible, averías que reparar, carreras, subidas y bajadas por escaleras imposibles… parecía un bombero en plena tarea y todo ello, pensando en el origen del problema y su posible consecuencia con la intención de minimizar o evitar esta, con el objetivo de que la producción no se detenga, porque la capacidad de almacenaje de fruto de una Almazara tiene un límite y además, la calidad requiere moler la aceituna antes de las 24 horas de su recepción.

La reflexión es ¿podría desarrollar con garantías el empleo que ahora tengo si en el momento de decidirme por una intervención integral, parcial o ninguna, no hubiese soñado con que algún día podría disfrutar de una vida normal aun con los límites que algunos se empeñaban en ponerle a mi edad? Pues ya te digo que no, sería imposible.

Antes de lanzarme a escribir este artículo he “gugleado” buscando grandes soñadores de la historia de la humanidad y cuando lees sobre algunos/as de ellos/as, comprendes que, no sé si mejor o peor, este mundo no sería el que conocemos pero y sus vidas ¿cómo habrían sido sus vidas si se hubiesen rendido y abandonado sus sueños por conseguir?

En unos días nos felicitaremos por la entrada del nuevo año y nos desearemos felicidad, suerte y salud pero sabes qué, yo te deseo el que seas consciente de que los sueños no se consiguen, “se sufren”.

Saludos y se feliz.

Se el profesional que necesitas ser y disfruta del proceso

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

descarga-1

Ya han pasado 15 días desde que empecé a trabajar como Técnico de elaboración de Aceites de Oliva Vírgenes en la S. C. A. Virgen de la Capilla de Jaén, donde elaboramos Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) Puente Sierra.

Aunque tengo la mejor formación posible para elaborar AOVEs de calidad, posiblemente han sido los 15 días más “estresantes” de toda mi carrera profesional y mira que cuando con 21 años cogí por primera vez el trailer, una mole que con su carga pesaba 40.000Kg, “los lleve puestos de corbata” hasta que llegue a San Sebastián desde Jaén y entonces las carreteras no eran como las de ahora.

Aunque profesionalmente me he desarrollado como Visitador Médico y de Farmacias, que también estresa lo suyo, durante más de 20 años y ya veremos si alguno más, a lo largo de mi trayectoria profesional he hecho un poco de todo, como has leído, desde conducir camiones de gran tonelaje a manejar el cuerpo de fábrica de una Almazara con 5 líneas de elaboración y su bodega, pero pasado el tiempo y ya con la capacidad que nos da la experiencia para hacer un análisis de nuestra trayectoria, he comprendido que sin darme cuenta supe hacer las cosas como se deben.

¡No, claro que no! Claro que no nací con el don de saberlo todo pero si con el de aceptar que todo puede pasar y que de todo se puede aprender.

Afrontar cada nueva actividad con una actitud que te permita liberar a tus emociones de esa tensión adicional que muchas veces acumulamos por miedo al error o a no sé qué cosa y que nos impide disfrutar del proceso de aprendizaje, es la mejor manera de avanzar a gran velocidad y en continuo progreso hacia ese punto de placer que el trabajo bien hecho nos debe aportar.

Ese placer que nos hace disfrutar de lo que hacemos, sea lo que sea, porque ya ves que la vida nos puede llevar a no se sabe dónde, es lo que nos permite llegar a casa cada día con la suficiente energía para afrontar esos otros y ni de lejos menos importantes objetivos a los que nos hemos comprometido a cumplir: sacar a una familia adelante, sobre todo en cuento a sus valores se refiere.

Puede y seguramente así te ocurrirá, que económicamente pases por momentos mejores o peores, o que incluso, como en mi caso, el desempleo “te abrace” durante mucho tiempo consumiendo tus ahorros hasta el punto de “acojonarte” mucho pero incluso en esos difíciles momentos, solo cabe una cosa: disfrutar de la tarea.

Saber disfrutar de lo que estés haciendo y ahora mismo aunque sea estresante, este mal pagado o no te guste, es lo único que te puede hacer conseguir mejorar, porque entrar en una espiral de negación y apatía, no solo te afectará en lo emocional y personal, sino que te impedirá ser el profesional que necesitas ser para salir de donde estas y lo que es peor, disfrutar del proceso para que te ayude a ser la persona que necesitas ser.

Así es que no desperdicies ni un segundo del tiempo de tu vida, porque recuerda que estés en lo que estés ahora mismo y hagas lo que hagas en el futuro, todo el tiempo que inviertas en la tarea es el tuyo y no hay vuelta atrás ¡aprovéchalo!

Saludos y se feliz.

¿Sientes que algunos se aprovechan de tu predisposición?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

guille5

Hemos llegado a un punto en nuestra convivencia que a cada paso que damos, sea en el ámbito personal o profesional, lo hacemos siempre mirando con el rabillo del ojo no vaya ser que me nos den un palo por la espalda que nos deje en el sitio sin capacidad de levantarnos.

Y la verdad es que si lo piensas es fácilmente comprensible, porque en estos tiempos que corren del sálvese quien pueda, estos “leñazos”, que tanto daño hacen a nuestras emociones, están a la orden del día.

Aunque te recomiendo que no me metas la mano en la boca, reconozco que puedo parecer un poco tonto e ingenuo y que algunas veces te puede hacer pensar que es muy fácil engañarme y aprovecharse de mí pero verás, si eres de los que piensas eso, tengo una mala noticia para ti: eres tú el engañado y es de ti de quien yo saco provecho en forma de aprendizaje vital.

Cuando era más joven e inexperto me irritaba y por lo tanto me agotaba emocionalmente, comprobar como darlo todo a cada instante solo me servía para que se me exigiese más y además, viendo como mi trabajo, siendo más productivo y comprometido, estuviese muchas veces menos valorado que el de otros.

Sin embargo y como no podía ser de otra manera con el paso de los años, bendita experiencia, comprendí que luchar contra mi condición natural (que era y es la de esta siempre dispuesto para hacer que las cosas funcionen bien con el objetivo de que nuestro tiempo, sin duda el patrimonio de mayor valor de que disponemos y que te recuerdo que tenemos limitado, sea de provecho) para estar dentro de la media, me suponía un enorme perjuicio emocional.

Así es que tome la decisión de no tener en cuenta ciertas cosas que muy claramente iba a ver para aceptarme y actuar tal y como soy, de modo que me permitiese ser yo mismo en esta gran mentira que entre todos hemos creado y aceptado.

Pero para ello tienes que hacer un enorme trabajo de auto-convencimiento y asumir un alto riesgo, ya que hoy en día ser tú mismo supone una amenaza para muchos de los que en cualquier momento pueden decidir sobre tu futuro profesional, lo que, si tenemos en cuenta los tiempos que corren, puede acojonar bastante.

Pero tienes que elegir entre esconderte para ir con la corriente o ser tú mismo para marcar tu camino.

Esconderte e ir a favor de la corriente puede que te haga creer que vas a disponer de cierta estabilidad laboral y oye, hay quien lo está consiguiendo pero te invito a que les observes y a que luego valores si merece la pena.

Y por otra parte, está la opción de ser tú mismo y cuando digo esto, me refiero a ser alguien que quiere ser el ejemplo que todo niño/a quiere tener y que ante todo, da prioridad a las personas.

Es decir, tendrás que elegir entre buscar estabilidad laboral a toda costa o tu salud mental, sabiendo que lo primero te hace mirar con mucha frecuencia hacia atrás, corriendo por lo tanto el riesgo de tropezar y caer y que lo segundo, te invita a mirar siempre hacia delante perdiendo por lo tanto la visión de aquellos que te quieren alcanzar, adelantar y pueden que hasta zancadillear.

Es decir ¿hago lo que debo para no salirme del tiesto aun a riesgo de no disfrutar con ello o hago lo que siento para sentirme y ser cada día mejor?

Difícil decisión para estos tiempos pero recuerda que irremediablemente la tendrás que hacer, así es que te deseo mucha suerte.

Si te sirve y aún a riesgo de que en muchas ocasiones mi predisposición me haga parecer tonto, yo opte por la segunda y sabes qué, es la decisión más equilibrada que nunca he tomado porque me ha funcionado tanto para encontrar empleo, generar proyectos y ser un profesional reconocido, como para hacer de mi una mejor persona.

Una aclaración, puede que hayas pensado que de forma indirecta me estoy refiriendo a aquellos que han sido mis jefes y “haberlos haylos”, pero esa intención de querer detener mi predisposición a hacer las cosas divertidas y de provecho emocional, la he encontrado más entre colegas que entre Jefes ¡cuidadin!

Saludos y se feliz.